jueves, 28 de mayo de 2015

88 a.c.: Mitridates (16ª parte ); Asedio en Rodas.



viene de aqui:

 Los griegos de Anatolia, las islas del mar Egeo y de la misma Grecia veían a Mitridates como a un heroico luchador por la libertad que iba a terminar con la opresión romana y devolver  a los griegos la democracia. En los meses anteriores  a la masacre de romanos de Asia menor, las "vísperas asiáticas", los ciudadanos atenienses eligieron al filosofo Atenion para que marchara a Pergamon y tuviera una reunión con Mitridates, en donde le pediría ayudar a Grecia a librarse de los romanos.


  Mitridates recibió a Atenion con gran alegría. Ambos se convirtieron en buenos amigos, y Atenion escribió varias cartas a Atenas afirmando que Mitridates habia prometido  restaurar la constitución democratica, prometiendo grandes beneficios económicos, incluso la cancelación de las deudas de la ciudad con la republica romana.


  A la vuelta a Atenas, Atenion se dirigió directamente al ágora  de la ciudad, donde la multitud voto para elegirle general en jefe del ejército ateniense.


  Atenion acepto el cargo por un año, y allí mismo  los ciudadanos eligieron a 9 arcontes, 9 oficiales  de alto rango.La restauración de la democracia en Atenas daba a Atenion el mando sobre una ciudad en la que los residentes romanos eran muy numerosos, además de ocupar los más altas posiciones dentro de la elite economica y social .


  La primera medida de Atenion fue ordenar colocar guardias en todas las puertas de la ciudad.Seguramente habia recibido instruccion muy precisas de Mitridates sobre como proceder con los romanos . Pero algunos romanos y simpatizantes pudieron escapar por la noche.Los demás fueron encarcelados o asesinados. Se convocaron asambleas ciudadanas y dieron comienzo los juicios populares, en los que los atenienses que habían colaborado con los romanos fueron juzgados por traición.La gran mayoria fueron declarados culpables, sus propiedades fueron confiscadas y fueron expulsados de la ciudad a golpes.


  Dado que los romanos y sus simpatizantes habían tenido en sus manos la práctica totalidad del comercio de la ciudad, en pocos meses se interrumpió todo intercambio comercial con la metrópoli. Los alimentos y otros suministros comenzaron a  escasear. Atenion ordeno racionar la cebada y el trigo, y las raciones fueron disminuyendo hasta alcanzar un umbral peligrosamente bajo.


  La democracia recién restaurada en Atenas, con Atenion y su sucesor Aristion elegidos por grupos abiertamente anti romanos, preparo el camino para la llegada de las tropas de Mitridates a Grecia, tropas que supuestamente llegaban para liberar al país del yugo romano.


  Un contingente de pueblos escitas aliados del reino del Ponto cruzó toda Bitinia y Tracia hasta el norte de Grecia, liderados por Arcatius, el hijo de Mitridates. Al mismo tiempo, una poderosa flota formada por naves del Ponto y piratas del mar Negro ocupaba la costa de Tesalia y la rica isla de Eubea.
 Por su parte, el general Arquelao ocupaba la isla de Delos, amenazando seriamente las rutas comerciales de Roma en el mar Egeo .Pero el mayor premio del egeo era la isla de  Rodas, que aun seguía siendo leal a Roma. Mitridates tomo personalmente el mando de la flota del Ponto y se dirigió a la isla. Los habitantes de la ciudad,(aprox. unos 50.000), enterados de la llegada del rey del Ponto, se apresuraron a reforzar sus murallas y construir gran cantidad  de maquinaria militar, mientras enviaban emisarios a los cuatro puntos cardinales para reclamar refuerzos.


  Rodas, como Mitriates bien sabia, se había defendido con gran éxito contra Antígono, uno de los diadocos de Alejandro Magno, y su famoso hijo Demetrio Poliorcetes,denominado “asediador de ciudades”, entre los años 305 y 304 a.c.


  En el asedio de Rodas, una de las más famosas batallas de la antigüedad, los carpinteros de Demetrio construyeron la más poderosa torre de asedio vista hasta entonces,la "Helepolis".40 metros de altura, 160 toneladas de peso, equipada con 16 catapultas, necesitaba de la fuerza de 3.000 hombres para ser transportada. Placas de hierro cubrían la totalidad de la torre, y cortinillas de lana mojada protegían las ventanas de las flechas de los arqueros de Rodas y los proyectiles de aceite hirviendo.

 Helepolis.


  Demetrio Poliorcetes también había construido un ariete de más de 50 metros de longitud que debía ser manejado por no menos de 1.000 hombres. Pero tal tecnología no había sido suficiente, las murallas de Rodas habían resistido y los invasores habían sido obligados a retroceder tras un año de furiosa lucha. Y cuando Demetrio y los suyos se retiraron de la isla, los habitantes de Rodas fundieron las placas de metal que los atacantes habían abandonado y lo usaron para construir el enorme Coloso de la ciudad.

 Mitridates intento seguir los pasos de Demetrio Poliorcetes.A su llegada a Rodas, ordenó construir una sambuca, una enorme torre de asedio colocada sobre dos de sus navios.Se le instalo una pasarela movible de madera y mimbre, para alcanzar la muralla de la ciudad desde el mar.

Sambuca.


  Apiano describe la batalla  detenidamente. Los ciudadanos de Rodas comenzaron a practicar la tactica de tierra quemada, destruyendo cosechas y edificios de las afueras de la ciudad para negar a mitridates provisiones y cobijo.




La armada  de Rodas, comandada por el experto almirante griego Damagoras, salió del puerto para atacar a la poderosa flota del Ponto. Mitridates navegando sobre su buque insignia, un quinquirreme,consciente de su superioridad numérica, ordenó a sus navíos rodear al enemigo.


  Pero Damagoras se retiro rapidamente al interior del puerto, protegido por las murallas  y las catapultas de la ciudad. Comparados con los expertos marinos de Rodas, los marinos del ponto y los piratas a su servicio tenían pocas opciones. Solo la superioridad numérica podía inclinar la balanza para Mitridates. Tras varias escaramuzas marítimas, Mitridates se dio perfecta cuenta que solo con la armada no podría tomar Rodas. Ordeno a su ejercito de tierra (que se encontraba en Cauno) que requisara todo buque capaz de trasportarlos y navegara a toda vela hacia Rodas.


  Así ocurrió, pero en las cercanías de Rodas la flota sufrió una fuerte tormenta.La mayoría de los barcos requisados eran buques  de transporte, utilizados para el comercio entre las islas del mar Egeo, y no estaban preparados para la navegación de altura. Los fuertes vientos de la tormenta empujaron a los buques hacia la costa norte de la isla de Rodas, donde muchos se estrellaron contra las rocas.


  El almirante Damagoras aprovecho la situación, y salió del puerto  con varios de sus buques, cayendo por sorpresa sobre la flota póntica mientras trataba de recuperarse. Logro capturar intactos varios trirremes, quemó otros cuantos y hundió a varios mas.Ademas, capturaron más de 500 prisioneros.


  Algunos malos presagios comenzaron a minar la moral de las tropas de Mitridates y del mismo rey. En las cercanías del campamento, un grupo de cuervos atacó a un buitre y lo picotearon hasta que murió. Esa misma noche, un extraño resplandor pudo verse en el mismo sitio en donde el buitre había muerto. Los adivinos y chamanes del rey comenzaron a  buscar alguna explicacion al hecho que satisfaciera al rey, y en el campamento comenzaron las murmuraciones entre los soldados.

 (Continuara…)

lunes, 25 de mayo de 2015

1098:1ª cruzada; El asedio de Antioquia (4ª parte)



Viene de aquí:


 Durante las tres semanas que Kerboga había permanecido con su ejército ante las murallas de Edesa,Bohemundo se había dedicado a intentar entrar en contacto con algunos de los oficiales  de Yagui Siyan que se encontraban en el interior de Antioquia.

  Finalmente,consigio contactar con Firuz, un oficial de origen armenio descontento, que consintió en traicionar a los turcos de Antioquia y facilitar el camino a las tropas cruzadas.

  Bohemundo no dijo nada de sus intenciones a los otros líderes cruzados. Con el emperador bizantino muy lejos de allí, tenía la clara intención de quedarse Antioquia para si mismo, y estaba seguro que la mayoría de los nobles no se opondría a su pretensión, a excepción de Raimundo.

  Raimundo era el mayor rival de Bohemundo, seguramente por que deseaba seguir siendo leal al emperador Alejo y cumplir sus compromisos. Bohemundo debía esperar una ocasión favorable.

  Cuando se supo en el campamento cruzado que Kerboga había abandonado el asedio de Edesa y se dirigía a Antioquia, Bohemundo pensó que su momento había llegado.Convocó a un consejo de guerra a los demás nobles cruzados, y tras una enconada discusión, los lideres cruzados estuvieron de acuerdo en que si las tropas de Bohemundo eran las primeras en entrar en la ciudad, y siempre que el emperador no llegara en persona para tomar posesion, Antioquia pasaría a poder del lider normando.

  Raimundo, que empezaba a sospechar de una treta de Bohemundo, puso reparos a la decisión tomada por los otros nobles, aunque al final opto por ceder.

  Horas después de la reunión, el traidor Firuz envió un emisario a  Bohemundo para indicarle que estaba presto a dejar camino libre  a los cruzados. Parece ser que la noche anterior, otro oficial turco había seducido a su esposa, y ardía en deseos de venganza.

  Firuz era el oficial al mando de la torre de las dos Hermanas y de las dos torres aledañas,situadas al sur de la ciudad ,justo frente a la torre de Tancredo. En su mensaje, urgía a Bohemundo para que esa misma noche llevara su ejército  a las inmediaciones de la torre, con escalas y cuerdas.Firuz se encargaría de alejar de allí a los guardias y facilitar la subida a los primeros cruzados.

  Esa misma noche, Firuz envió a Bohemundo a su propio hijo como rehén, como señal inequivoca de que estaba dispuesto  a cumplir con lo prometido.

  Con su plan desarrollándose a la perfeccion, Bohemundo volvió a convocar a los nobles cruzados, y esta vez, reveló todo su plan. Antioquia seria suya esa misma noche.Raimundo  pudo entonces confirmar sus sospechas; Bohemundo había engañado a todos. Pero los otros líderes cruzados no se opusieron, y dieron todo su apoyo a Bohemundo y su plan.

  Al anochecer, todo el ejército cruzado se puso en marcha hacia el sur. A media noche, cuando estuvieron fuera del alcance de la vista de los vigías de la ciudad, se detuvieron a esperar acontecimientos.

  Un pequeño grupo de soldados de Bohemundo llego a las inmediaciones de la torre de las dos Hermanas justo antes del amanecer. Una pequeña escala fue lanzada desde lo alto de la torre, y 60 caballeros comenzaron a subir silenciosamente.


  Tras degollar a los centinelas turcos de las dos torres aledañas, un grupo de caballeros llegó a la puerta de san Jorge y comenzó a abrirla, mientras otro grupo de diseminaba por la ciudad para despertar a los cristianos de la ciudad para que ayudaran a abrir las otras puertas.

  Muy pronto, todo el ejército cruzado estaba en el interior de la ciudad. Los habitantes griegos y armenios se unieron a  ellos en la matanza de turcos que se produjo a continuación.

  Turcos y algunos cristianos, ya que  todos vestían del mismo modo y llevaban largas barbas. El obispo Ademar había ordenado a los cruzados afeitarse la barba para evitar confusiones en pleno combate. Pero los cristianos de Antioquia no habían sido avisados, y cuando los cruzados tenían alguna duda si su siguiente víctima era turca o cristiana, siempre optaban por la opción de matar.


  El gobernador Yaghi Siyan fue despertado por el ruido del tumulto. Al darse cuenta de lo que pasaba, pensó que estaba perdido, reunió a su escolta y huyo por la Puerta de Hierro hacia las montañas. Pero no llego muy lejos. Se cayo del caballo mientras transitaba por un estrecho camino en las montañas, y su escolta decidio entonces que era el momento justo de buscar un nuevo señor.

  Levemente herido en la cabeza por la caída, se dirigió andando aturdido hacia una pequeña aldea habitada por armenios, que le reconocieron al instante, lo mataron de inmediato y le cortaron la cabeza, para llevársela a Bohemundo.

  El hijo de Yaghi, Shams ab Daulah, logro mantener la cabeza fría. Logró reunir a todos los soldados que pudo y se atrinchero en la ciudadela del monte Silfius.Bohemundo intento en un par de ocasiones asaltar la ciudadela, pero fracasó en ambas, resultando levemente herido en uno de ellos.

 Vista de Antioquia desde los muros de la antigua ciudadela.

  Al amanecer del día 3 de junio de 1098, Antioquia volvía  estar de nuevo en manos cristianas, y ningún turco había sobrevivido a la noche.Las calles estaban repletas de cadáveres, y las casas propiedad de musulmanes habían sido saqueadas, y en muchos casos ardían hasta los cimientos. Solo la ciudadela permanecía en manos turcas.

  La captura de Antioquia había sido un gran éxito, pero los cruzados no habían mejorado excesivamente su posición.Ciertamente, ya podían protegerse detrás de las murallas, pero no tenían suficientes hombres para ocuparla toda. Los defensores turcos de la ciudad habían sido aniquilados, pero aun quedaba la ciudadela en manos turcas, que podía convertirse en un serio problema.

  Para celebrar la toma de la ciudad ,los cruzados habían terminado con toda la reserva de comida que tenían, pensando que  en el interior de la ciudad encontrarían almacenes llenos.Pero apenas encontraron nada.

  Ademas, la población cristiana local, mayoritariamente de origen sirio, era poco confiable, ya que anteriormente había opuesto poca oposición a los turcos,que los trataban mucho mejor ya que tambien eran enemigos de griegos y armenios.

  La primera tarea fue limpiar la ciudad de cadáveres.Soldados y civiles se pusieron a la labor de sacar los cadáveres y enterrarlos fuera de las murallas antes de que alguna epidemia empeorara la delicada situacion del contingente cruzado.

  La defensa de la muralla se dividio entre los contingentes de cada noble, y el obispo Ademar se dedico a purificar la catedral de San Pedro, para a continuación volver a consagrarla.

  Mientras los cruzados se dedicaban a sus tareas y comenzaban a instalarse, el ejercito de Kerboga llego al Puente de Hierro el día 5 de junio,apareciendo a la vista de  las murallas de la ciudad en la mañana del día 7.Su primera acción fue tomar contacto con la guarnicion de la ciudadela y reemplazar al hijo del gobernador por uno de sus mejores soldados Ahmed Ibn Marwan.Su plan original era atacar la ciudad desde la ciudadela, pero los cruzados habían tenido la precaución de aislar la ciudadela de la ciudad con un poderoso muro.


  El primer ataque turco se produjo el día 9, justo contra el muro recién construido, siendo rechazado con grandes perdidas.Entonces, Kerboga decidió rodear la ciudad por completo y esperar que se rindiera por hambre.

 (Continuara…)

jueves, 21 de mayo de 2015

1863: “Tiempos de gloria”, afroamericanos en la guerra de secesión USA (4ª parte); Fort Wagner.





 Cartel de reclutamiento para el 54º regimiento.Se ofrece una prima de reclutamiento de 100 dolares,una paga de 13 dolares mensuales,buena comida y ropa y ayuda estatal para la familia.

Viene de aquí:

  Al amanecer del día 28 de junio de 1863,pocas horas antes que el 1er regimiento de guardias de Luisiana se convirtiera en el primer contingente de afro-americanos en entrar en combate en la guerra civil norteamericana,alrededor de un millar de casacas azules salieron del campamento Camp Meigs en Massachusetts y embarcaron en los vagones que les transportarían a Boston.

  Mientras los soldados desfilaban por la ciudad en su marcha hacia su destino en Battery Wharf (el norte del Boston de la época), fueron recibidos por la población con gran algarabía.

  Las tropas del nuevo regimiento, el 54 de Massachusetts, eran todos afroamericanos que habían sido reclutados por todos los estados del norte para combatir a los confederados.

  El 54 de Massachusetts había nacido gracias a la insistencia del gobernador republicano de Masschusetts, John Andrew, que había sido uno de los más entusiastas valedores de la idea de reclutar afroamericanos para combatir a los rebeldes. El gobernador Andrew, con el inestimable apoyo de Frederick Douglas, Harriet Beecher y otros famosos abolicionistas, hacia convencido al departamento de guerra para llevar a cabo su plan de reclutar un regimiento formado por hombres negros libres procedentes de Massachusetts, con la unica condición de que los oficiales fueran blancos.

  Tras recibir la aprobación del departamento de guerra, el gobernador comenzó inmediatamente la búsqueda de oficiales blancos de influyentes familias que aceptaran ser destinados al nuevo regimiento.

  Encontró a un excelente coronel para la unidad en Robert Gould Shaw, un experto soldado de 25 años miembro de una de las familias más influyentes de Boston. Otros oficiales que decidieron aceptar la oferta del gobernador fueron el teniente Garth James, hermano del escritor Henry James, y los tenientes Lewis y Charles Douglss, hijos del abolicionista Douglas.

 Coronel Robert Gould Shaw.

  Pero Massachusetts no tenía una gran población afroamericana para completar los hombres de un regimiento, asi que los reclutadores se dirigieron a Chicago, New York, Filadelfia e incluso llegaron a  Canadá para reclutar hombres para completar la cifra deseada. Tras pasar la mayor parte  de la primavera del año 1863 realizando el entrenamiento básico de infanteria, a finales de mayo el 54 de Massachusetts estaba listo para entrar en acción.

  Cuando el regimiento atravesó Boston y embarcó en el buque de vapor "De Molay", fueron informados que su destino iba a  ser Carolina del Sur, uno de los estados con mayor población de esclavos de los estados del sur y el lugar donde el movimiento confederado había dado comienzo. Los hombres del 54 iban a participar en el intento de capturar Charleston y volver a colocar a la bandera de la unión en Fort Sumter, el escenario del primer cañonazo de la guerra de secesión americana, dos años antes.

  Al mismo tiempo que el 54 de Massachusetts llegaba  a Carolina del Sur, el general Quincy Gillmore había reunido un ejercito de 15.000 soldados yanquis apoyado por un numeroso grupo de Ironclads, los nuevos barcos acorazados que comenzaban a hacerse imprescindibles para dominar el mar y las vías de comunicación fluviales.


  El ejército unionista estableció su campamento principal en la isla de Folley, a una decena de kilómetros al sur de Charleston.El general Gillmore y el almirante Dahlgren, al mando de la flotilla de acorazados, habían intentado un asalto naval sobre las defensas de Fort Sumter un par de semanas atrás, fracasando estrepitosamente. Ambos mandos unionistas sabían que para tomar Charleston era imprescindible tomar Fort Sumter, y para tomar Fort Sumter era necesario tomar Fort Wagner. Solo una operación combinada con la participación de la armada unionista, artillería de asedio y el asalto de la infantería lograrían que la bandera de las barras y estrellas ondeara sobre Fort Wagner.



  El 9 de julio dio comienzo el ataque general. Un fuerte contingente de casacas azules fue trasladado desde la isla de Folley hasta la costa sur  de la isla de Morris. En un dia, los unionistas habían tomado la mayor parte de la isla, y presionaban hacia el interior, contando con la ayuda de 47 piezas de artillería y las descargas que aportaban 4 ironclads.

  Quien más preocupado estaba por el ataque unionista era el general confederado Pierre Beauregard, comandante de la zona de Charleston.Nacido en Luisiana y convencido esclavista, el general Beauregard había capturado Fort Sumter a los federales dos años antes.Responsable de defender Charleston, sabia que quien controlase Fort Wagner tendría la clave para ganar la batalla.

 General confederado Pierre Beauregard.

  Para proteger el acceso más fácil a Fort Sumter, habia hecho construir una serie de fortificaciones  a base de trincheras y empalizadas de madera cubierta por arena .Al tener noticia del avance de las tropas unionistas por la isla de Morris, reforzó fuerte Wagner con 1.000 soldados y 20 piezas de artillería a lo largo del parapeto. El general Beauregard sabía que las fuerzas unionistas eran más numerosas, pero la construcción de Fort Wagner en la parte más estrecha de la isla igualaba las fuerzas. Con el muro frontal de la estructura del fuerte  que ocupaba casi la totalidad de la distancia entre el mar, al este, y las marismas al oeste, el asalto de los casacas azules solo podría producirse en dirección al muro frontal, donde los rebeldes podrían acumular todos sus cañones y la gran mayoría de su infantería.

 Plano de Fort Wagner.

 Las tropas de la unión se dieron cuenta muy pronto de la ventaja confederada.El día 11, el general Gillmore ordeno un asalto frontal sobre Fort Wagner, y las oleadas de casacas azules fueron acribilladas por fuego de mosquete y de cañón que segaron las vidas de gran cantidad de soldados.Fue un fracaso sin paliativos, y el general Gillmore decidió tomarse el asunto con mayor tranquilidad.

 General unionista Quincy Gillmore.

  Los ingenieros unionistas instalaron 41 cañones y morteros de asedio a un kilometro de Fort Wagner y comenzaron a machacar las defensas día y noche.Al mismo tiempo, los navíos unionistas atacaban con sus cañones las defensas del este del fuerte, las que daban sobre el mar, especialmente sobre los parapetos.Pero los ingenieros confederados habían construido gran cantidad de refugioso bien protegidos en el interior del fuerte.

 Interior de Fort Wagner.

  Durante una semana, Fort Wagner se convirtió en el centro de atención de los ciudadanos de Charleston, de los rebeldes y  de la infantería unionista, que se preguntaba cuánto daño estaba realmente  haciendo la artillería sobre las fortificaciones del fuerte.

  Finalmente, el general Gillmore decidió que había llegado del momento de un asalto terrestre. Una poderosa fuerza de 10 regimientos, alrededor de 6.000 soldados ,se prepararon para tomar Fort Wagner por asalto.El general pensó que sería buena idea que el ataque se realizara por la noche, para que la infantería y la artillería confederada tuviera dificultades para distinguir las casacas azules de los asaltantes.

El ataque se fijo para la noche del día 18 de julio de 1863.

 Fort Wagner,visto desde las posiciones unionistas.

(Continuara…)