jueves, 23 de marzo de 2017

1798: Napoleón ,la campaña de Egipto (1ª parte )

William Pitt,primer ministro britanico, cediendo parte del pastel europeo al pequeño general corso.


  Tras el final de la guerra de la recien nacida republica francesa contra la primera coalición europea en 1797, solo Gran Bretaña  continuaba en pie de guerra.


  El directorio revolucionario había decidió enviar a Napoleón Bonaparte a Egipto, para obligar a la flota mercante británica a dar un larguísimo rodeo por el cabo de Buena Esperanza para mantener abierta la principal ruta comercial entre las islas británicas y la India.


  El ejercito de Napoleón para conquistar Oriente,las "legiones de Roma" como el propio Bonaparte lo denominaba, iba a constar de cinco divisiones de infantería al mando de los generales  Desaix,Reynier,Kleber,Menau y Bon, una división de caballería mandada por Thomas Alexander Dumas y los artilleros del general D´Hilliers. Junto con los 35.000 soldados,iban a a marchar a Egipto 170 ingenieros, matematicos, arquitectos, pintores, interpretes,etc ,pertenecientes a la Comisión de   las Ciencias y las Artes, una comisión establecida por el directorio revolucionario para darle un tono “intelectual“   a la expedición.

General Thomas Alexander Dumas.
  El 19 de mayo de 1798, 300 barcos zarpaban al unísono desde los puertos de Toulon, Ajaccio, Genova, Bastia y Civita Vecchia, transportando al ejercito de Oriente y los pertrechos necesarios.


  Una vez reunidos los diferentes contingentes bajo el mando del vice almirante François Brueys d ´Aigalliers, la flota se dirigió hacia Malta, adonde llegó el 9 de junio. En tres días, las tropas de Bonaparte terminaban con la breve resistencia de los integrantes  de la Orden de los Caballeros Hospitalarios de  San Juan de Jerusalén (unos 1500 en la isla, la mayoría de origen francés), que habían controlado Malta desde la primera cruzada.

 La flota francesa a su llegada a Malta.


  Un tratado de paz se firmó al siguiente día: la orden cedía a Francia los derechos de soberanía sobre la isla de Malta y sus dependencias. A cambio, el gran Maestre de la orden , el baron aleman Ferdinand Von Hompesch (que no se había opuesto en demasía a la invasión de la isla) fue premiado con una jugosa pensión vitalicia.Un pequeño número de caballeros de la orden se unió al cuerpo expedicionario francés, aunque los caballeros de más de 60 años fueron expulsados de la isla.



  Tras el saqueo de los bienes de las iglesias de la isla y los tesoros  de la orden de San Juan ( unos 7 millones de francos de la época ,en total ),Napoleón dejó en Malta una guarnicion de  4.000 soldados ( y varios de los científicos que transportaba, que se negaron a  continuar el viaje ),y la flota partió hacia Alejandría el 18 de junio.


  Fue ese el momento elegido por Napoleón para informar a todos los integrantes de la expedición de cuál era el destino final. Apenas 40 personas conocían el objetivo desde la partida de Francia, ni siquiera algunos de los mas altos oficiales del ejercito de Oriente tenian algun conocimiento del destino final (algunos creian que el objetivo era Crimea, otros Sicilia, e incluso algunos pensaban que se trataba de la invasión a Portugal).


  Napoleón había tratado por todos los medios que la ruta y el destino de su flota de invasión no fuera conocida por quién podía arruinarla, es decir, la flota británica al mando de Nelson, que había pasado la mitad de mayo y principios de  junio recorriendo el mediterraneo occidental,pensando que flota francesa tenía la intención de invadir la India o controlar el cabo de Buena Esperanza,que los britanicos acababan de tomar a los holandeses.

  Nelson se encontraba en Sicilia cuando tuvo conocimiento de la ocupacion de Malta por Napoleón. La flota británica zarpo apresuradamente, esta vez sí, hacia Alejandría.


  La flota britanica,mas rápida ( sin buques de transporte ) adelantó a la flota francesa en la noche del 22 al 23 de junio ( ninguno se percató de la presencia del otro ),y llegó a Alejandría la mañana del día 28.Como la flota francesa aun no había llegado,Nelson creyó que el objetivo francés no era Egipto, sino la costa de Anatolia o el estrecho del Bósforo,y partió hacia el noreste del mediterraneo,solo dos días antes de que la flota francesa avistara la costa egipcia.


  Al atardecer del día 1 de julio, las primeras tropas francesas ponian pie en Egipto ,en Marabout, a poco más de 10 kilómetros al oeste de Alejandria.El mar estába sumamente picado, y una veintena de soldados franceses tuvo el dudoso honor de morir ahogados cuando sus pequeñas barcas zozobraron en el fuerte oleaje del golfo de Abukir y se hundieron. 

  A las  3 de la madrugada apenas habian desembarcado 5.000 hombres, pero Bonaparte no queria esperar, temia que la flota britancia volviera a Alejandria y queria estar protegido por las murallas de la ciudad antes de que la flota británica pudiera reaparecer.


  Sin caballería o artilleria, el contingente al mando del propio Napoleón se dirigió en completo silencio hacia Alejandria.La retaguardia sufrió el ataque de varios grupos de caballería beduina con origen en Alejandria, donde ya se habia  detectado el desembarco francés.

  Una treintena de franceses fueron capturados por los beduinos (aunque fueron recuperados días después a cambio de una cabra o una oveja por cada prisioneros), y las escaramuzas eran constantes, con el típico sistema de ataque-retirada fingida de la caballería beduina.


  Al amanecer, Bonaparte llegó ante la columna de Pompeyo, construida de mármol rojo  de 25 metros de altura, erigida en el lugar por orden del emperador Diocleciano para conmemorar el exitoso asedio de Alejandría en el siglo III.

 Napoleon en la Columna de Pompeyo.


  Bonaparte asciende su base, para tener una mejor visión, y divisa en la lejanía las murallas de Alejandría y sus torres almenadas.


  Pero, a finales del siglo XVIII, Alejandria no es más que una sombra de la esplendorosa ciudad que durante los últimos siglos del imperio romano había alcanzado los más de 700.000 habitantes.


  Cuando Napoleón llega a sus puertas, Alejandria no tiene más de 20.000 habitantes, ya que se estima que otros 50.000 de sus habitantes habían muerto pocos años atrás debido a una sucesión de catastróficas epidemias de tifus, viruela y cólera.


  La arena del desierto egipcio cubría lo poco que quedaba de los esplendorosos palacios y monumentos de su gloriosos pasado, y una vista más cercana a sus imponentes murallas revela su extrema debilidad debída a su falta de mantenimiento y que se había derrumbado por partes, no podría aguantar por demasiado tiempo  a ningún enemigo dotado de artillería moderna.


  Cuando el contingente llega a tiro de mosquete de la muralla, Napoleón ordenó dividir el contingente en tres regimientos bajo mando de los generales Kleber, Bon y Menou y desplegarse frente a la muralla por la parte suroeste de la ciudad.


  Se dió la orden de ataque general. El comandante de la guarnición turca de la ciudad, Sayid Mohamed Kurayim, trató de organizar la resistencia, pero los infantes franceses escalaron la dañada muralla con facilidad y  tomaron la ciudad en pocas horas.

   A mediodía, Alejandria estaba en manos francesas, y los jeques entregaban las llaves de la ciudad como símbolo de rendición.

  Las tropas francesas habían sufrido 300 bajas ( unos 50 muertos,que fueron enterrados en una fosa cavada  a los pies de la columna de Pompeyo),pero Bonaparte  no perdió el tiempo en ceremonias. Rapidamente dictó una proclama ( impresa por una imprenta traslada desde Francia en la fragata L´Orient )  en la que afirmaba que los franceses habían llegadoEgipto para hacer la voluntad de Ala, y que su propósito era liberar  al pueblo egipcio de la esclavitud de los mamelucos otomanos.Ademas,Bonaparte garantizaba que la fe islámica seria respetada y protegida por las bayonetas de sus propios soldados.


  En las siguientes 24 horas, el resto de tropas, caballos, cañones y suministros fueron desembarcados sin incidentes. Los últimos en desembarcar fueron los científicos, disgustados por la completa falta de atención que los militares tenían con ellos.


  Pero Bonaparte tampoco tenía tiempo para escuchar las quejas de los cientidficos.Las consideraciones de tipo militar necesitaban de toda su atención.


  Sus soldados vestían los uniformes estilo europeo,completamente inapropiados para las altas temperaturas de Egipto; su completo equipamiento no disponía de una simple cantimplora,y solo tenian galletas secas para comer,etc. En la marcha del grueso del ejercito entre Marabount,el lugar del desembarco, y Alejandria, apenas 10 kilometros,varios soldados enloquecieron por el calor y se suicidaron, y otros muchos quedaron temporalmente ciegos por los reflejos del sol en la arena.


  Buena parte de las unidades del ejercito de Oriente estaban al borde del amotinamiento, y Napoleón decidió dar a su ejercito un par de días de descanso y reposo en Alejandría , hasta el día 9 de julio.

 Columna de Pompeyo en la actualidad.


(Continuara…)

lunes, 20 de marzo de 2017

TURN, espias de Washington: La historia real (2ª parte)

Viene de aquí:


  Desde el primer  momento,el mayor Tallmadge se encontró con serios problemas para dirigir la red Culper.Solo podía controlar a los agentes que accedían  a New York desde Connecticut a través de Long island.Las otras rutas estaban controladas por los rangers del mayor Robert Rogers,un norteamericano de nacimiento que sirvió a las ordenes britanicas como experto rastreador y cazador de espias,ocupacion que apenas lograba compatibilizar con su extremada adiccion al alcohol de alta graduacion.

  
  Las dificultades eran enormes. Los mensajes de los agentes de la red Culper en el interior de la ciudad debían viajar desde New York a Setauket, en Long Island, un largo viaje  de cerca de 80 kilómetros a través de caminos sumamente peligrosos,plagados de bandidos y patrullas británicas.


  Desde Setauket , los mensajes viajaban por barca a traves aguas controladas por los navíos de la flota britanica, hasta llegar a Fairfiled, en Connecticut.


  Alli,un jinete lo tomaba y galopaba hasta New Haven, al noroeste, y después  marchaba hasta Danbury, en cuyas cercanías había establecido Tallamdge un puesto para la recepción de los mensajes, antes de enviarlos al cuartel general de Washington.


El proceso era el siguiente.


  En New York, Robert Townsend reunia información sobre los movimientos de tropas de los britanicos y hessianos.Luego, pasaba la información a Austin Roe, que regia una taberna en Setauket y viajaba a New York al menos dos veces al mes.


  Austin Roe dejaba el mensaje oculto en la granja de Abraham Woodhull en Setauket, que recogía el mensaje y esperaba a que una de sus vecinas,Anna Smith Strong,tendiera la ropa delante de su casa.


  Esa era la señal que indicaba a Woodhull que debía dirigirse  a la costa y entregar el mensaje a Caleb Brewster,que lo transportaba por barca hasta Fairlield,donde lo entregaba a un jinete, que a su vez lo entregaba a  Tallmadge en Danbury.


   En abril de 1779, Tallmadge informó a Washington que sus agentes de la red Culper se habían quedado sin tinta invisible. Y no porque sus informes fueran muy largos, sino por que Woodhull, en un arranque de pánico creyendo que se habían descubierto sus actividades e ba a ser atrapado, se había bebido el contenido del frasco que contenía la tinta para tratar de eliminar  pruebas.
 
  Aunque todo había sido un error y no había sido atrapado, según Tallmadge la salud de Woodhull había empeorado desde entonces.


  Pero más allá de errores puntuales o fruto de la inexperiencia de los agentes de Tallmadge, los mensajes que recibía Washington a través de la red Culper tenían un valor incalculable.Movimientos de las tropas  británicas o de la flota,estado y cantidad del armamento de que disponia, , situación y estado de las fortificaciones,etc. Según iban ganando experiencia y confianza, los agentes de la red Culper aprendieron como seguir a los oficiales británicos sin ser detectados y averiguar sus costumbres, si su moral estaba alta o baja, etc.

 Parte del codigo utilizado por la red Culper.


  Washington incluso recibió varios mensajes que le informaban de las tensiones entre los oficales británicos en New York y los políticos de Londres, que le ayudaron a  calcular sus siguientes movimientos militares para acrecentar aun más dichas tensiones.


  La tecnología y la técnica  para uso de los espías también fueron mejorando con el paso del tiempo. En noviembre de 1778 Washington recibió en su cuartel general a sir James Jay, hermano del presidente del congreso colonial John Jay.


  Sir james era físico y químico , había estudiado en Gran Bretaña durante 20 años y había sido nombrado caballero del imperio británico por su majestad el rey Jorge III.Pero sir James simpatizaba con los patriotas americanos, y puso sus considerables conocimientos en física y química al servicio de la causa.


  Su mayor contribución fue un nuevo tipo de tinta invisible, que no se veía aplicando calor sobre el texto, sino otro liquido diferente, un sistema muy similar al que usaba el mayor John Andre, el jefe de la inteligencia británica en New York.


  Cuando el mayor André enviaba un mensaje en tinta invisible a alguno de sus agentes, colocaba en una de las esquinas una letra determinada, para informar al agente el modo en el que el mensaje invisible  podría revelarse.


  Si colocaba una F, el mensaje serie revelado aplicando calor; si colocaba una A, el mensaje se revelaría aplicando un liquido determinado.


  Pero el método de sir James Jay era aun mas soficticado; un mensaje con tinta invisible enviado por Washington solo podría ser revelado por un único liquido, que solo podía estar en posesión de una única persona: el agente que recibiera el mesnaje.Asi, Tallmadge hizo llegar a Woodhull un frasco con el liquido preciso para revelar el mensaje.


  Washington prefería reunirse en persona con sus espías antes que recibir mensajes que ya habían pasado de mano en mano.Asi tras una breve charla sabía si el espía era de confianza.


  En alguna ocasión, Washington intervenía directamente en asuntos de inteligencia.Asi, en octubre de 1778 escribió una carta al reverendo Alexander McWhorter, encargado de dar los últimos apoyos espirituales a dos espías coloniales condenados a muerte.


  “es indudable que estos dos infelices condenados a la horca conocen muchos hechos relativos a las fuerzas del enemigo:Asi, mientras usted trabaja para prepararlos para su llegada al otro mundo, seria de interés para la causa que usted pudiera inquirir de ellos esos datos y poder adquirir la inteligencia que buscamos, sin dejar por ello de cuidar por sus necesidades espirituales. Por lo tanto, usted estará encantado de realizar esa tarea, y después trasladar la información obtenida a mí mismo”


  Contando siempre con el inestimable apoyo de la flota francesa, Washington impulsó aun más las labores de la red Culper en New York durante los inviernos de los años 1780-81.En la primavera de 1781, Washingotn hizo extender el rumor que la flota francesa había zarpado para atacar New York.Caundo las tropas británicas del general Cornwallis  se dirigieron a New York para participar en la defensa, fueron atrapadas en Yorktown entre las tropas coloniales de Washington y la flota francesa.

  
  Para entonces, las diferentes redes de espías coloniales aportaban al ejercito de Washington una  información excelente y totalmente confiable. Washington utilizó la información para derrotar a las tropas de  Cornwallis y conseguir la definitiva rendición  incondicional británica el 19 de octubre de 1781.

  
  La red Culper no fue  la única red de espionaje en las 13 colonias, pero es la unica de la que se tiene constancia,quizás debido a la cercanía al cuartel general de la cabeza de las tropas revolucionarias de George Washington.Por cada espía o agente de la red Culper en New York existían decenas de hombres, mujeres, niños, blancos, negros, indios, soldados,civiles,etc, de los que no se tiene constancia por que sus actos no tuvieron un impacto real en el curso de las operaciones militares.


  Pero la red Culper si consiguió en 1781 colaborar definitivamente en la derrota de las tropas británicas  en Yorktown, finalizando así la ocupación británica y dando comienzo a  lo que hoy conocemos como los EEUU.


Washington Spies, the story of America first spy ring – Alexander Rose

jueves, 16 de marzo de 2017

1917 : Maria Bochkareva y el batallon femenino de la muerte (1ª parte )

Maria Bochkareva a principios de 1918.


  Según dice el refrán ruso, la pobreza y la adversidad son las características que forjan el carácter ruso. María Bochkareva habia tenido  de ambas de sobra.


  María Leontievna Bochkareva había nacido el 4 de marzo de 1898 en  Novgorod, a orillas del lago Ilmen, tercera hija de un anciano campesino, Leonti Frolkov.


  A poco del nacimiento de Maria,la familia se trasladó a Tomsk, a unas habitaciones situadas en un sotano.La extremada pobreza de la familia obligo a Maria  a trabajar desde muy corta edad, apenas una niña de 9 o 10 años, y continuó trabajando hasta su matrimonio, a la edad de 15 años ,con Afansi Bockcharev , a quien la misma Maria describe en su autobiografía como extremadamente falto de inteligencia.


  Ambos trabajaban  descargando mercancías  de los paquebotes que transitaban por el rio Tom.Con el paso del tiempo, María fue nombrada capataz al cargo de 25 hombres, incluido su propio marido, que resentido por tener que obedecer a su mujer en el trabajo se dedicaba a golpearla brutalmente cuando estaban en el hogar conyugal.


  Un dia, Maria se hartó de la violencia ejercida sobre ella por su marido ,y tras amenazarle con un hacha, pudo huir hasta la policia, que le autorizó a abandonar al agresor.


  María así lo hizo, pero a causa  de ello perdió su trabajo, ya que los hombres a su cargo no la respetaban.Desesperada, María se dirigió entonces hacia Siberia, y estaba a punto de suicidarse cuando fue disuadida por Jakob Buk,que se convertiría en su segundo marido.Pero Jakob tenía mucha cuentas pendientes con la justicia,habia estado en la cárcel años atrás por robo,asalto y bandidaje, y la policía siempre sospechaba de sus actividades.


  Un dia, un político fugitivo pasó por la ciudad, y Jakob fue acusado de haberle prestado ayuda. Fue arrestado y juzgado y enviado al exilio a Yakutsk, en el limite de Siberia con el circulo Polar Artico.Maria partió con el, pero Jakob cayó con facilidad en el alcoholismo y el juego, y poco después comenzó a golpear a su esposa.


  De nuevo Maria acudio a la policia, y el gobernador provincial  la autorizo de nuevo a abandonar a su segundo marido.Volvio a Tomsk en agosto de 1914, y en el camino se entero que Rusia había declarado la guerra a Alemania y al imperio Austro-Húngaro.



  María decidió entonces intentar alistarse en el ejercito ruso, en un batallon de  reserva de la ciudad, pero el comandante de la unidad informó que era ilegal que las mujeres combatieran en el frente, pero que era libre de unirse  a la cruz roja o cualquier unidad auxiliar de no-combatientes.

  Pero María quería combatir por su patria en el frente, y el comandante sugirió que la única posibilidad de que una mujer fuera aceptada en el ejercito era apelar directamente al zar, la máxima autoridad de las fuerzas armadas rusas.

  El comandante ayudo a María a rellenar el telegrama (ya que era analfabeta) y lo envió directamente al zar. Pasado unos días, llegó al respuesta ; se aceptaba la petición de Maria, que inmediatamente comenzó a recibir el entrenamiento básico de infantería en los cuarteles de la compañía del 25º batallon de  reserva de Tomsk ,integrado en el V cuerpo de ejército siberiano.

  La anterior experiencia de Maria al mando  de hombres le sirvió para integrarse rápidamente en su unidad.  Se ganó el respeto de los hombres de su compañian,ya que era una excelente tiradora y nunca eludia sus deberes militares, y sus camaradas comenzaron a  denominarla con el apodo de "Yashka".

  A principios de 1915 ,el V cuerpo siberiano fue enviado por tren hasta la llanura polaca, deonde quedo agregado al 2º ejercito .Algunos oficiales intentaron evitar que Maria marchara a las trincheras con sus compañeros, pero el comandante de su regimiento no tuvo ningún reparo para enviarla a participar en su primer asalto a las trincheras alemanas.


  Siguiendo al tradicional bombardeo artillero de preparación del atáque,los 250  integrantes de la compañía avanzaron sobre las trincheras enemigas, solo para encontrarse con el también tradicional tableteo de las ametralladoras alemanas. Atrapados entre las alambradas que protegían las trincheras alemanas y una nueva oleada de infantes rusos avanzando,180 de los integrantes de la compañía murieron o fueron gravemente heridos.Cuando retrocedieron a las trincheras rusas, solo quedaban 48 soldados rusos ilesos. María, Yashka, pasó las 2 siguientes noches saliendo de la trinchera en completo silencio para ir a recoger heridos a la tierra de nadie. En dos noches, consiguió recuperar a más de 50 hombres.

  Al día siguiente, se ordenó a los restos de a la compañía volver a atacar las trincheras alemanas. Esta vez, María fue herida de bala en la pierna derecha, y permaneció durante 14 horas en tierra de nadie hasta que fue rescatada pro sus camaradas.

  Tras recuperarse en un hospital militar de Kiev, María volvió al frente en agosto de 1915.Pocos días despues, sufria una herida en la mano derecha por la bala de un frnacotirador.Por estas y otras acciones en el campo de batalla fue recomendada para obtener el cuarto grado de la Orden de San Jorge.

  En octubre de1915,el 28º regimiento de Polotsk al que pertenecía Yashka,fue enviado a ocupar las posiciones rusas entre el lago Naroch y la localidad de Baranovichi.El primer día en las tricheras,Yashka se presentó voluntaria para participar en una incursión tras las líneas enemigas junto a otros 30 soldados.

 Batalla del lago Naroch.

  Tras superar las lineas enemigas perdieron el rumbo, fueron detectados y rodeados por tropas alemanas. Tras perder la mitad  de sus miembros, la patrulla pudo romper el cerco gracias a una carga  a la bayoneta liderada por Yashka.Solo 10 supervivientes pudieron volver a las trincheras rusas.

  En marzo de 1916, un proyectil de  artillería  alemana impactó de lleno en la trinchera que ocupaba su pelotón, todos sus compañeros murieron o fueron heridos de gravedad, mientras ella recibía una nueva herida en la pierna derecha.

  Tras pasar tres meses en el hospital, a  mediados de junio de 1916 Yashka volvió a las trincheras, justo para participar en la gran ofensiva de primavera organizada por el general Brusilov,una ofensiva que se iba a desarrollar a lo largo de un inmenso frente de más de 350 kilómetros de longitud.

Ofensiva Brusilov.

  Tras dos intensísimos bombardeos sobre las posiciones alemanas los días 4 y 5 de junio, a las 3 de la mañana del día 6 comenzaba el ataque, y en solo 48 horas los rusos alcanzaban su primer objetivo, la localidad de Lutsk, que se rindió junto con sus 40.000 defensores.

  En la primera semana de la ofensiva Brusilov,los rusos habían avanzado 40 kilómetros y capturado mas de 200.000 prisioneros,obligando a  la retirada al 4º y 7º ejercito austro-hungaro en ambos flancos de la linea,obligando a  retirarse tambien al poderoso ejercito alemán del sur para no ser rodeado.


  Mientras trataba de repeler un contraataque alemán cerca de Lutsk el 20 de junio, Yashka fue herida de nuevo.Debido a la gravedad de sus heridas  (esquirlas de metralla muy cercanas a la espina dorsal) fue evacuada a Moscu, pero los medicos decidieron no arriesgar la vida  de la paciente y optaron por no operar, dejando a Yashka con fuertes dolores para el resto de su vida.

  Tras una dura recuperación parcial,Yashka volvió a las trincheras en enero de 1917,llevando en su camisola la cruz de oro  de San Jorge y el rango de sargento del ejercito ruso.

  Pero apenas pudo disfrutar un mes de su nuevo estatus, ya que la revolucion de  febrero, en principio la caída del gobierno despótico de los zares, se convirtió muy pronto en una señal para la apatia del ejercito y la ruptura total de la disciplina y la obediencia a casi todos los mandos  del ejercito ruso.

 Patrulla gubernamental durante la revolucion de febrero de 1917.

  Durante los diversos mítines que se produjeron en las trincheras, María declaró que la guerra debía continuar hasta que toda Rusia quedara libre de los invasores. El presidente de la Duma (el parlamento ruso) Mijail Rodzyanko, asistió a uno de esos mítines en primera linea, y convenció a María para que lo acompañara a Petrogrado  a dialogar con el nuevo ministro de la guerra, Alexander Kerensky.

  Durante el largo viaje, María comenzó a idear la creación de  un batallon femenino que pudiera animar a los hombres a continuar la lucha.

  Al escuchar la idea de Maria, Kerensky la aprobó con entusiamo, ascendió a María a teniente y le encargo al creación del nuevo batallón,el batallon femenino de la muerte.


El estandarte del Batallon Femenino de la Muerte.

(Continuara…)