miércoles, 19 de octubre de 2011

1565 El Gran Asedio de Malta, parte 3ª



 La mayor posición defensiva de los defensores  eran dos penínsulas que se internaban en el gran puerto.En una estaba el fuerte de San Miguel y en otra el fuerte San Angelo.Ambos fuertes estaban unidos por la Gran cadena,que atravesaba el agua entre ambos fuertes para impedir el paso de barcos enemigos.
Tenían agua y comida abundante,y el día 5 de julio llego un pequeño refuerzo desde Sicilia,compuesto por 42 caballeros de la orden de Santiago y 600 soldados de infantería españoles.
Aprovechando la niebla,consigueron eludir las posiciones turcas,y sin perder un solo hombre llegaron a la ciudad.
Cuando Mustafa se entero de la llegada,pensó que ,dado el estado de su ejercito,con las elevadas perdidas sufridas en San Elmo,no le iba a resultar tan fácil acabar con los cristianos como había pensado en un principio.
Así que decidió ofrecer a La Valette los mismos términos de rendición que había ofrecido a los hospitalarios en Rodas : una rendición honorable,con la guarnición con sus armas y banderas marchando sin ser molestados hasta Sicilia.
Mustafa mando a un viejo esclavo cristiano como emisario.lL Valette le mostró las defensas de su posición y le hizo volver al campamento turco,para que informara a Mustafa de lo que había visto.
Mustafa ordeno el ataque por tierra contra la península de Senglea,donde se encontraba el fuerte San Miguel.A la vez,lanzo un ataque anfibio directamente contra el fuerte.Pensaba que este ataque por ambos flancos sorprendería a los defensores.
Pero los defensores conocían el plan de ataque turco.Un desertor griego del bando turco había alertado a La Valette de las intenciones turcas,y había dado tiempo a construir una línea de trincheras en Senglea,que fue infranqueable para los turcos.
A la vez,una batería había sido emplazada en la playa al lado del fuerte San Angelo,y consiguió mandar al fondo del mar la mayoría de las barcas del asalto turco,cargadas de jenízaros.
Esta batería no había disparado antes ni un solo disparo,los turcos desconocían su existencia totalmente.De las diez barcas enviadas,solo una volvió entera.800 jenízaros habían muerto.
Las perdidas cristianas fueron de 250 soldados.Los turcos perdieron 3.000.Los ciudadanos malteses pasaron los siguientes días pescando cadáveres de jenízaros,para apropiarse del oro y las joyas que solían portar los oficiales jenízaros.
Mustafa había tenido la esperanza de que los ciudadanos malteses se rebelarían contra sus “amos europeos”,pero cuando sus espías preguntaron a los malteses estos le contestaron que preferían mil veces ser esclavos de los hospitalarios que amigos del gran turco Solimán.
El 7 de agosto,Mustafa ordeno un ataque simultaneo contra el fuerte San Miguel y contra la ciudad de Birgu.Esta vez,los turcos consiguieron pasar la muralla y  dirigirse al centro de la ciudad de Birgu.Todo parecía perdido.Pero  repentinamente,las trompetas turcas tocaron a retirada.Los turcos empezaron a retroceder.La razón de su retirada era el ataque que un capitán de caballería hospitalario había realizado sobre el desprotegido hospital turco,masacrando a enfermos y heridos y desorganizando la retaguardia turca.Los turcos pensaron que habían llegado los refuerzos cristianos desde Sicilia e interrumpieron el ataque.
Tras el ataque del día 7,los turcos continuaron el bombardeo ininterrumpidamente,y empezaron un nuevo asalto masivo el 19 de agosto.Esta vez habían construido torres de asedio y empezado a cavar varias minas.Su objetivo era el bastión de Castilla,un bastión en la muralla que rodeaba la ciudad de Birgu.
 Asalto al Bastion de Castilla

Los turcos comenzaron el asalto,pero no pudieron superar las defensas.Frustrado,Mustafa ordeno la explosión de las minas,que derrumbo una gran parte de la muralla.Los turcos aprovecharon la brecha  y traspasaron la muralla.Las campanas de las iglesias comenzaron a tañer,avisando que los turcos estaban dentro de la ciudad.
La Valette tenia su pueso de mando en la plaza central de la ciudad.Cogió una pistola y una pica y al mando de las ultimas reservas de soldados y ciudadanos armados,se dirigió hacia la brecha.Consiguió hacer retroceder de nuevo a los turcos.
Los turcos comenzaron a mover la torre de asedio hacia la muralla.La Valette ordeno a sus hombres abrir un agujero en la base del muro,justo donde iba a colocarse la torre de asedio.Y puso un cañón allí,cargado con cadenas.Cuando la torre se coloco al lado de la muralla,se disparo el cañón.La torre comenzó a inclinarse debido a los daños,y los turcos comenzaron a abandonarla,justo antes que se derrumbara.

Los turcos estaban muy preocupados.Una epidemia de disentería empezó a causar graves problemas entre los turcos. Además,no estaban recibiendo aprovisionamiento regularmente,los barcos cristianos no cesaban de capturar galeras turcas.Y se aproximaba el otoño,que haría mas difíciles las operaciones.
Dragut había muerto de sus heridas,y los dos principales comandantes comenzaron de nuevo a disentir entre ellos.
En la mañana del día 23 se reunió el gran consejo de la orden de Sann Juan de jerusalem.Los caballeros llegaron a la conclusión que la muralla que protegía la ciudad de Birgu era indefendible,podía colapsar en cualquier momento debido a la cantidad de minas y contraminas que había en su interior.La mayoría de los caballeros pensaba que era el momento de retirarse hasta el fuerte St. Angelo y combatir allí hasta el ultimo hombre.
Solo había una voz disidente.La Valette dijo que no era posible retirarse al fuerte St. Angelo,por que era muy pequeño y no podría albergar a los ciudadanos de malta,y afirmo que no tenia ninguna intención de abandonarlos y dejar que fueran masacrados por los turcos.
A los turcos comenzaron a escasearles las municiones.Habían llevado munición para 4 semanas de asedio.Ya no podían cañonear continuamente,reservaban la munición para los asaltos.Y la comida también empezaba a escasear,obligando a los turcos a disminuir el tamaño de las raciones.
El 4 de septiembre salieron de Messina 28 galeras cristianas,que llevaban un total de 9.000 hombres.Llegaron al norte de malta el 8 de septiembre,e inmediatamente comenzaron a desembarcar.
Pero 9.000 hombres no era suficiente.Así que la Valette trato de engañar de nuevo a los turcos.Comento delante de un grupo de prisioneros turcos que los refuerzos constaban de 20.000 hombres.Luego facilito la huida de este grupo de prisioneros.Y al llegar  al campamento turco,los fugados dijeron a Mustafa lo que habían oído.Y Mustafa se lo creyó.
Ordeno levantar el campamento y embarcar en las naves.Las tropas de refresco comenzaron a avanzar rápidamente,a la vez que los caballeros hospitalarios salían de los fuertes para perseguir a los turcos en retirada.Los jenízaros trataban de cubrir la retirada,pero la carga combinada de la caballería hospitalaria y los tercios españoles del refuerzo acabaron con su resistencia.
 Turcos en fuga. 

El día 12 de septiembre,la ultima vela turca desapareció por el horizonte.
En total,los turcos perdieron cerca de 20.000 hombres,la mayoría eran tropas de elite,jenízaros y cipayos.Malta había perdido una tercera parte de sus soldados y un tercio de sus habitantes.
La derrota turca supuso un freno al expansionismo otomano en el mediterraneo y permitió a la Europa cristiana frenar el avance de Solimán hacia el oeste.
Solimán se lanzo al ataque contra Hungria,donde murió de apoplejía,acompañando a dos terceras partes de su ejercito,que murieron de peste.
Y en 1571,la liga Santa asesto el golpe definitivo a los turcos,derrotándolos en la batalla de Lepanto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada