jueves, 14 de diciembre de 2017

1799: Napoleon,la campaña de Egipto ( 13ª parte ) ; La retirada.




 Viene de aquí:

  La noche antes de la retirada, Bonaparte emitió un edicto para sus soldados y oficiales, en el que anunciaba la retirada como si fuese una victoriosa vuelta a casa. Como excusa,tambien anunció que la ciudad de San Juan de Acre estaba infestada por la peste,y era demasiado peligroso para la salud de sus tropas tomar la ciudad.

  En su edicto, Bonaparte ordenaba que un sargento mayor y dos cabos debían encabezar la marcha del ejercito portando las banderas capturadas al enemigo, y que cada vez que entrasen en una villa, debían desplegar las banderas, al mismo tiempo que la banda de música debía entonar alegres marchas militares.

  La retirada comenzó la noche del 20 al 21 de mayo, y atrás quedaron la mayoría de los cañones del ejercito francés del oriente, ya que caballos y camellos se utilizaron para transportar a los mas de 1.000 enfermos y heridos del ejercito,aunque los casos mas graves fueron enviados primero a Jaffa,y desde allí en barco hasta Damieta.


  A la 1 de la mañna del 21 de mayo, el ejercito llegaba a Haifa, donde se detuvieron para descansar brevemente. Cerca de allí, en monte Carmelo,se encontraba un hospital para apestados, donde se encontraba internado un centenar de soldados franceses, en un lamentable estado físico. La falta de medios de transporte y la necesidad de no ralentizar aun mas  la retirada obligó a Bonaparte  a dar la orden de no recoger a ningún apestado que no pudiera seguir el paso de las tropas por sus propios medios.

  Algunos enfermos lograron unirse al ejercito en retirada, pero estaban tan débiles que el cansancio y la enfermedad los hicieron sucumbir, jalonando el camino de cadáveres, que iban siendo desvalijados por los locales en cuando perdían de vista a la retaguardia francesa.

  Siguiendo el camino hacia el sur, paralelo al mar, el ejercito llegó a Tantura la tarde del día 21, donde en otro hospital se encontraban otros 700 heridos y enfermos esperando evacuación.El encargado de transportar los heridos de Tantura a Egipto era el almirante Perre, pero por su cuenta y riesgo decidió volver navegando a Francia, sin consultar a Bonaparte o al gobierno revolucionario francés.

  El 22 de mayo,Bonaparte ordenó dividir al grupo de  heridos y enfermos en tres categorías: los que pudieran caminar por si solos, los que pudieran ser transportados a lomos de animales, y los que solo podian ser trasladados en camillas.Todos los jinetes de ejercito napoleónico en Egipto debieron pues poner pie a tierra, y marchar a pie el resto del camino, ya que los caballos se iban a dedicar exclusivamente a transportar heridos.


   Comenzó a  correr el rumor que los ingleses se habían ofrecido para embarcar en su flota  a los heridos y enfermos franceses,para transportarlos en seguridad a Alejandria,pero Bonaparte se había negado, temiendo una treta inglesa para acercarse a Alejandría sin problema y tomar la ciudad por sorpresa.Seguramente tal rumor era una invención, pero las tropas francesas lo creyeron.

  Afortunadamente para los franceses , el gobernador Djezzar decidió permanecer en Acre y no salió en persecución del ejercito en retirada, Si lo hubiera hecho,seguramente las debilitadas tropas francesas no hubieran podido mantener una defensa adecuada durante mucho tiempo.

  La retirada costó al ejército francés más bajas que la que había tenido en los 2 meses de combate anteriores .Debilitados físicamente, sin apenas comida y agua, el antaño victorioso ejercito de Bonaparte se convirtió en una larguísima fila de soldados hambrientos y agotados, con escenas que más tarde se repetirían ampliadas en la retirada napoleónica de Moscú en 1812.

  Oficiales de caballería poco acostumbrados a caminar, que compraban el sitio en una camilla pagando a  los soldados que la portaban, que a cambio de unas monedas arrojaban al herido al suelo,amputaciones voluntarias, para ganarse un sitio sobre un mulo,etc

  No se mostró tampoco ninguna consideración con los habitantes de Palestina.La llanura entre San Juan de Acre y Jaffa quedo completamente devastada, siguiendo la política de tierra quemada que Bonaparte exigía  sus oficiales.Al general Kleber,que mandaba la retaguardia, se le ordenó expresamente destruir todo lo que encontrara a su paso.No solo se llevaron los alimentos de los que dependían la subsistencia de la poblacion,sino que todas las aldeas por las que pasó el ejercito  francés en su retirada fueron reducidas  a cenizas, y sus habitantes masacrados. Los campos de trigo, listos para ser cosechados, fueron arrasados e incendiados.

  Mas tarde,Bonaparte y los oficiales franceses trataron de justificar su comportamiento, asegurando que los habitantes de los pueblos habían asesinado a muchos soldados franceses en misión de forrajeo durante las operaciones de asedio, y que se habían incendiado los pueblos para evitar que el enemigo tuviera facilidades para perseguir al ejercito francés.

  El ejército se detuvo brevemente en Jaffa, para dar un descanso a las tropas y evacuar a varios centenares de enfermos y heridos por mar. Pero varios cientos mas no pudieron ser evacuados (no había sitio suficiente  en la pequeña flotilla enviada desde Alejandría), y varias decenas apenas podían moverse.

 "Bonaparte visitando a los apestados de Jaffa" ,obra de Antoine Jean Gros.

  Entre 50 y 60 heridos y enfermos que no podian ser trasladados fueron llevados al pequeño hospital de la localidad.Alli, por orden de Bonaparte, se les administró una sobredosis  de opio, para terminar con su sufrimiento.

  Desgenettes, el medio encargado del hospital se opuso a la medida y se negó a cumplir la orden, y fue el farmacéutico Royere quien aceptó llevar a cabo las ordenes de Bonaparte (tras la retirada de los franceses, fue arrestado, y más tarde asesinado por los turcos).

 Bonaparte intentando convencer al doctor Desgenettes para que aplicara la dosis mortal de opio a los soldados.

  Pero parece que a los enfermos no se les dió la suficiente  cantidad de opio para morir en paz, y comenzaron  vomitar descontroladamente entre terribles dolores.

  Cuando los británicos llegaron a Jaffa el 30 de mayo,encontraron a  7 hombres que habían sobrevivido tanto a la peste como a la sobredosis de opio. El secreto que Bonaparte había intentado ocultar salió a la luz, y cuando la noticia del envenenamiento masivo llegó a Londres, los caricaturistas británicos no dejaron escapar la ocasion.

 "Envenenando a los enfermos de Jaffa"

  El 28 de mayo, las, murallas  de Jaffa fueron destruidas por minas, preparadas especialmente para ese propósito antes de que el ejercito continuara su marcha hacia Gaza, donde las tropas disfrutaron de 24 horas de descanso.

  Bonaparte aprovechó ese tiempo para ordenar la destrucción de arsenales y almacenes de provisiones que no podía transportar  de vuelta a Egipto.Tambien ordenó demoler las murallas de la ciudad.

  La etapa final, que empezó el día 31 de mayo fue la mas corta, y en teoria,  era la más fácil.Pero no fue asi.


 (Continuara…)

lunes, 11 de diciembre de 2017

1943 : Operación "Venganza": Liquidar a Yamamoto (1ª parte )



  

 Almirante Isoroku Yamamoto.
 
  El almirante Isoroku Yamamoto, comandante en jefe de la flota combinada de la armada imperial japonesa, se encontraba a principios de 1943 realizando visitas por todas las bases japonesas en el Pacífico sur, en misión para elevar la moral de las guarniciones.

  Yamamoto, de 60 años de edad,habia sido la mente maestra detrás del ataque japones a  Pearl Harbor en diciembre de 1941.Perfecto conocedor de la mente del soldado japonés, sabía que sus tropas necesitaban un rearme moral para encarar la serie de derrotas que las tropas japonesas estaban sufriendo a manos de la armada USA durante el año 1942 y principios del 43.

  En la primavera de 1943, los americanos se habían apoderado de Guadalcanal, en las islas Salomón, y durante 6 meses habían rechazado multiple intentos de las tropas japonesas para reconquistar la isla, entre agosto del 42 y febrero del 43.

  En enero de 1942,el ejercito imperial nipón había capturado Rabaul,situada en la isla de Nueva Bretaña ,en el archipiélago de las Bismark,transformandolo en una gran base aeronaval,en donde se encontraban más de 100.000 japoneses,entre tropas terrestres,marinos y miembros de la aviación militar japonesa.

  Los japoneses habian construido 5 aeródromos en la isla, confiando en que les sirvieran de base para continuar su conquista en direccion a  Nueva Guinea.


  En abril de 1943, el almirante Yamamoto había llegado a Rabaul para colaborar en los preparativos de la ofensiva aeronaval japonesa conocida como I-GO-Sakusen, con el objetivo de destruir buques aliados, aeródromos  e instalaciones terrestres en el sudeste de las islas Salomón y Nueva Guinea. Yamamoto compartiría el mando de la ofensiva I-GO-Sakusen con el vice-almirante Jinichi Kusaka.

  Yamamoto había recibido varias advertencias en relacion a  su seguridad personal. Una de las más insistentes provenía del teniente general Hitoshi Imamura, comandante en jefe de las tropas terrestres japonesas  en Rabaul, que solamente dos meses antes había escapado de la muerte cuando el avion en el que viajaba había sido atacado por dos cazas norteamericanos P-40 Warhawk.

  Otro alto mando japonés, el contralmirante Takoji Koshima, puso serias objeciones a la intencion de  Yamamoto de realizar una gira por las islas del archipiélago de las Salomón para levantar la moral de las tropas. Y cuando fue informado que el horario de despegues y aterrizajes de Yamamoto iba a ser enviado codificado por radio a todas y cada una de las islas,quedo estupefacto, y se dirigió a Rabaul a toda prisa, para rogar a Yamamoto que desistiese de sus planes de visitar las islas de Ballale, Buin y Shortland,argumentando que una ruta así era una “pura locura y una abierta invitación al enemigo”.

  Pero Yamamoto decidió seguir adelante, para no defraudar a las tropas, y en la mañana del 18 de abril salía de su cuartel genereal en Rabaul,vistiendo su   inmaculado uniforme blanco de gala que se usaba por los altos mandos en ese tipo de  visitas “motivadoras” para las tropas.


  El uniforme blanco iba a ser el ultimo que el almirante Yamamoto llevaría en lo que le quedaba de vida, ya que unas horas después el avión en el que viajaba seria derribado y se precipitaría sobre la jungla en las cercanías de Boungaville,causando la muerte del hombre que inicialmente se habia opuesto al ataque sobre Pearl Harbor, pero después había planeado el exitoso ataque sorpresa sobre la base naval de la flota norteamericana en el océano Pacífico.

  El ataque japonés a Pearl Harbor había obligado  a un considerable cambio en las técnicas de descifrado de códigos del ejército y la marina de Estados Unidos. El comandante Joseph Rochefort encabezaba el esfuerzo de la armada estadounidense para tratar de descifrar los códigos navales de la marina nipona en la estación HYPO en Hawai,unidad que se encargaba de monitorizar las transmisiones japonesas y enviarlas a la unidad de criptografía, también en Hawái.


  El comandante Rochefort había jugado un papel vital en las semanas inmediatamente anteriores  a la batalla de Midway,en junio de 1942, cuando su unidad había descubierto el plan japonés de ataque sobre la isla, usando cinco grupos de combate diferentes.

 Plan de ataque japones en Midway.

  La información obtenida así había servido a la marina estadounidense para maniobrar con habilidad y destruir la fuerza nipona que más le interesaba destruir, esto es, la escuadra del vicealmirante Nagumo,compuesta de 4 portaviones (Akagi, Kaga, Hiryu y Soryu ) además de varios buques de apoyo.

  Los aviones norteamericanos habían logrado mandar al fondo del mar a los cuatro portaaviones de Nagumo,comvirtiendo así la batalla aero naval de Midway en el punto de inflexión en la guerra en el Pacifico, solo 6 meses después de Pearl Harbor.


  Pero la intensa rivalidad entre los diferentes servicios de inteligencia del ejercito de los Estados Unidos amenazaba con entorpecer seriamente los esfuerzos para derrotar al Japón.

  A pesar de los elogios del almirante Nimitz,comandante en jefe de la flota del Pacifico de los EEUU, los superiores de Rochefort en la ONI ( Oficina de Inteligencia Naval ) lo llamaron a Washington a primeros de octubre de 1942,para dedicarse a “tareas adicionales sin determinar”. Los altos oficiales al cargo de la ONI en Washington querían atribuirse el mérito por la victoria en Midway,y al mes siguiente, las tareas adicionales se convertían en permanentes, causando el enfado del almirante Nimitz con la Oficina de Inteligencia Naval, enfado que le llevó a estar dos semanas negándose a hablar con el superior directo de Rochefort,el almirante Redman,que ademas optaba al puesto de oficial superior de comunicaciones de la flota del pacifico, al mando justamente de Nimitz.

  Rochefort presento varias solicitudes para volver al servicio activo en Hawai, y sus peticiones fueron respondidas con un traslado para manda un dique flotante en la bahía de San Francisco.Asi, el oficial que había conseguido descifrar parcialmente los códigos  de la flota japonesa en Midway, nunca volvería a trabajar en labores de inteligencia.

  Pero, aunque había abandonado su lugar en la estación HYPO de Hawai, habia dejado allí un grupo  de descifradores perfectamente capaz de seguir sus pasos.

 Parte de la estacion HYPO de Hawai.

  A cargo de la estación HYPO había quedado el coronel Alva Bryan Laswell, del cuerpo de marines, mientras el encargado del servicio de criptografía, el lingüista y traductor de japonés Joseph Finnegan analizaba los datos obtenidos a partir de señales de radio japonesas.

  Ambos se alternaban en turnos de 24 horas, y en el cambio de turno  ambos revisaban los mensajes interceptados más prometedores, intentado traducirlos.

  El coronel Laswell se encontraba de guardia el 14 de abril de 1943, cuando un numeroso grupo de  estaciones de escucha norteamericanas captaron un mensaje cifrado transmitido desde la emisora japonesa de Rabaul con el título “Comandante en jefe, flota combinada” (en japonés, claro), una referencia clara al almirante Yamamoto.

                                              Coronel Alva Bryan Laswell.

 (Continuara…)

jueves, 7 de diciembre de 2017

1108 : Vikingos : las Cruzadas (2ª parte )






Viene de aquí:

  La flota noruega se encontró a la altura de Coímbra con una flotilla pirata musulmana, a la que derrotó con facilidad arrebatándole 8 de sus galeras.Un par de dias de navegacion despues, la flota tomó tierra en las cercanías del castillo de Colares (actual Sintra,aprox.),ocupado por los musulmanes.Sigurd conminó  a la rendiciónla guarnicion, prometiendo respetar sus vidas si se convertían al cristianismo.La guarnición se negó, y los noruegos del rey Sigurd tomaron el castillo y pasaron a  cuchillo a la guarnición.



 Ruinas del castillo de  Colares.
 
  Días después, a su llegada a Lisboa, el rey Sigurd unió sus fuerzas con las del conde Enrique de Portugal (padre del primer rey portugués, don Alfonso Enríquez), que llevaba varios meses asediando la ciudad.

  El ejercito combinado noruego-portugués pudo tomar la ciudad, pero no la ciudadela (actual castillo de  san Jorge) donde se resguardo la guarnicion, que cuando los cruzados noruegos y los portugueses se marcharon, volvió a ocupar la ciudad,masacrando a buena parte de la población civil por haber ayudado a los atacantes.

 Castillo de San Jorge,en Lisboa ( antigua ciudadela ).

  (Lisboa caería finalmente de lado cristiano en 1147,cuando una coalición de cruzados ingleses, frisones y flamencos que se dirigian  a Tierra Santa tomó la ciudad).

  Tras partir de Lisboa, los cruzados del rey Sigurd decidieron internarse tierra adentro hasta llegar a otra ciudad musulmana, Alcacer do Sol. Allí masacraron a la población y redujeron la ciudad a cenizas, tanto que nadie volvió a habitar la zona hasta 70 años después.

  Sigurd volvió al Atlántico,y continuo saqueando toda la costa, hasta que una flota musulmana intentó cerrarle el paso en el estrecho de  Gibraltar. Pero las galeras musulmanas no detuvieron la marcha de los vikingos noruegos, que superaron el estrecho y navegaron hacia el noroeste,llegando hasta Formentera, Ibiza y Menorca, todas ellas ocupadas por los musulmanes.

  Saquearon las tres islas una a una, y después, a finales de la primavera de 1109,la flota noruega llegaba a Palermo, en la isla de Sicilia,donde el joven rey Sigurd era recibido por otro joven de 14 años, el conde normando Roger II.

 Roger II de Sicilia.

  El conde Roger era nieto de un barón  normando llamado Tancredo de Hauteville, del que no se sabe mucho.Se especula con que podría ser descendiente directo de alguno de los guerreros vikingos que acompañaban al líder vikingo Rollo cuando se asentó en Normandía alla por el año 912.

  Tancredo se había casado en dos ocasiones y tenia no menos de 12 hijos varones y 8 hijas, y todos habían abandonado Normandía y se habían trasladado al sur de Italia en busca de fortuna.

  La situación en la Normandía de primeros del siglo XI no difería mucho de lo que había ocurrido en las primeras décadas de la edad vikinga en Escandinavia: los duques normandos de nueva creación (los lideres vikingos asentados allí) competían por el poder y la tierra con la antigua aristocracia normanda, una disputa que muy a menudo acababa con rios de sangre por uno y otro lado.

  Era perfectamente logico que los miembros de la más baja nobleza normanda decidieran buscar fortuna alejados de la constante violencia que se producía en Normandia, que a menudo tenía como objetivo a los nobles menos afortunados. Y como había gran cantidad de ellos y la riqueza a repartir caía casi siempre en manos de los nobles más poderosos, muchos de estos nobles de bajo nivel se ofrecían como mercenarios para combatir y ganar fortuna en otros lugares.

  El destino más popular para muchos de esos mercenarios normandos era el sur de Italia,donde a primeros del siglo XI combatían entre si los lombardos originarios de la zona, el imperio bizantino y los musulmanes. Los primeros mercenarios normandos en combatir en el sur de Italia fueron un grupo de  40 caballeros que combatieron del lado del lombardo duque de Benevento contra los bizantinos, en 1017.


  Al principio, los normandos combatían simplemente por una paga de mercenario, pero a partir del año 1030, Sergio, duque de Napoles,concedio al líder normando Ranulfo el condado de Aversa, con todo lo que contenía. A partir de entonces, los nobles normandos pidieron como paga mercenaria la posesión de alguna villa, o granjas  con tierras de labor, etc, para asentarse allí con sus familias, sin ningún deseo de volver algún día a Normandía.

  En 1047,uno de los hijos de Tancredo, Roberto Guiscardo, se estableció en Calabria y se unió a otros dos de sus hermanos, Roger y Ricardo.Unidos, conquistaron los ducados lombardos en 1072,expulsaron a  los bizantinos de toda Italia y tomaron Palermo y Mesina de manos musulmanas.

  Tras la reconquista de Palermo, Roberto Guiscardo nombró a su hermano Roger conde de Sicilia (Roger I), y tras su temprana muerte, en 1105, el condado paso a manos de su hijo, con el nombre de Roger II.

  El palacio  de Roger II en Palermo, una mezcla de elementos arquitectónicos latinos,bizantinos, normandos y árabes llamó mucho la atención del rey Sigurd,que decidió permanecer en Palermo hasta el verano de 1110.Navegando desde Sicilia a través del archipiélago del Egeo,Sigurd desembarcaba en San Juan de Acre a primeros del otoño del año 1110. 

 Palacio de los Normandos,en Palermo.

  Desde Acre, el rey Sigurd y sus sirvientes marcharon andando, en procesion, hasta Jerusalen,donde fueron recibidos por el rey Balduino. Sigurd visitó todos los lugares de peregrinaje de la Ciudad Santa, y viajo con el rey Balduino hasta el rio Jordán.


  El rey Balduino regaló a Sigurd varias reliquias sagradas, entre ellas una cotizada astilla de la  Vera Cruz ( se dice que, si se pudieran haber unido todas las presuntas astillas de la Vera Cruz que se encontraban expuestas por todos los lugares de culto cristianos,se hubiera podido construir una galera con ellas ).

  Balduino no quería que los guerreros noruegos volvieran a su pais tras  finalizar su peregrinación. Al término de la primera cruzada la mayoría de los cruzados supervivientes habían vuelto a sus hogares en Europa, dejando solo un pequeño contingente para defender los santos lugares.

  En aquellos años, las flotas musulmanas acosaban sin cesar los buques cristianos que zarpaban de los puertos de Tiro o Acre, entorpeciendo cualquier posibilidad de comercio.

  Balduino pretendía obtener la ayuda de los guerreros noruegos para tomar Sidon, una de las principales bases de las flotas musulmanas.

  Balduino rogó a Sigurd que sus hombre permanecieran "por un corto espacio de tiempo para ayudar a extender la gloria de Cristo:después,habiendo cumplido su obligación para con Dios y los cristianos podrían regresar a su país dando gracias a dios”.

  A cambio de provisiones para el viaje de vuelta, Sigurd accedió  a usar su flota para bloquear Sidón desde el mar, mientras las tropas de Balduino atacaban por tierra.

  El asedio de Sidón duro 7 semanas, y sin posibilidad de recibir refuerzos, la guarnición decidió rendir la ciudad a cambio de sus vidas .Habiendo  cumplido su misión, Sigurd navegó hacia Constantinopla. Desde allí, tras unas semanas de descanso, el grupo de  noruegos  (bastante mermado, ya que una parte de los guerreros noruegos decidió ingresar en la guardia varega del emperador Alejo) marchó por tierra hacia su hogar, pasando por Bulgaria, Hungria, el Sacro imperio y Dinamarca,donde el rey danés Niels le proporcionó una pequeña flota para navegar hacia Noruega.

  Tras tres años de ausencia, Sigurd regreso a su hogar, en donde fue recibido como un héroe de la nación, y paso a ser conocido para la posteridad como Jorsalfar, merecedor de una ópera de Hovard Grieg.

 (Continuara…)