lunes, 14 de enero de 2019

Linea Maginot ,arquitectura para la defensa ( III )


Imágenes sobre el terreno cortesía de Enrique y Guadalupe.
 

Viene de aquí:


  Construidos  a una distancia de entre 6 y 10 kilómetros de la frontera, las fortalezas (ouvrages) de la línea Maginot eran los centros defensivos sobre los que pivotaban el resto de las defensas.


  Rodeados por una barrera de obstáculos antitanque formada por raíles ferroviarios fijados sobre enormes bloques de hormigón, seguidos a continuación por una barrera antipersonal compuesta de un espesísimo entramado de alambre de espinas y barras de acero, las fortalezas eran de tres tipos atendiendo a  su tamaño: grandes, medianas y pequeñas.


   Las fortalezas grandes y medianas solo se diferenciaban en el número de soldados que podían ocuparlas: entre 1.000 y 1.200 hombres en las grandes, poco más de 500 para las medianas. En ambos tipos se podían encontrar bloques para infantería y artilleria, mientras en las fortalezas pequeñas, para unos 200 hombres, solo existían bloques para infantería.


  Cada ouvrage (complejo defensivo) se dividía en dos grupos de fortificaciones prácticamente idénticas, separadas entre sí unos 2 kilometros.Las casamatas y blocaos se subdividían a su vez en bloques para artilleria o infantería, y estaban separados entre sí.


  Las casamatas de infantería estaban dotadas de cañones antitanque de 37 y 47 mm,morteros de 50 y 81 mm y ametralladoras..Para apuntar esas armas a sus objetivos se usaban telescopios situados en la misma casamata, una colocación que más tarde se demostró como una debilidad, ya que los alemanes, tras estudiar detenidamente las fortificaciones checas de la línea Benes descubrieron que bastaba con destruir el telescopio para dejar a la dotación de artilleria de cualquier casamata o blocao virtualmente ciega.

 Cupula de observacion.


  Los bloques de artilleria estaban dotados de cañones de 75 mm retraibles en una torreta de acero. Con un campo de fuego de 360 grados y una precisión extraordinaria era un arma formidable. Otros cañones utilizados eran los de 81 mm, 135 y el enorme de 340 mm, desplegados en enormes casamatas con el apoyo de ametralladoras en torretas de acero.


  Cada bloque de artilleria era un complejo en si mismo.Bajo los cañones se encontraban los depósitos de municiones, junto a los cuartos que utilizaban la dotación de la artillería.

En un nivel más bajo se localizaba el bloque de mando, con más almacenes, depósitos de municion, mas cuartos para los soldados, puestos para telefonistas y radiotelegrafistas, etc.

  
  Las cúpulas de observación se construian de acero reforzado, con un grosor de metro y medio, sirviendo además como entrada de aire fresco para el sistema de ventilación. El comandante de bloque encargado de cada posición artillera usaba la informacion adquirida por los puestos de observación y fotografías panorámicas de los alrededores de la fortaleza.


  Esa información se transmitía a las diferentes posiciones artilleras, que manejaban cada arma por dotaciones que movían el arma usando un sistema hidráulico,mecanizado y prácticamente  automático para poner el arma en la posición deseada.Cada puesto artillero estaba comunicado con el puesto de mando de cada complejo por una larga galería subterránea del que le separaba un compartimento estanco.


  Geograficamente, el puesto de mando estaba situado entre los dos grupos de fortificaciones.Ademas de la oficina del comandante de cada fortaleza, el puesto de mando disponía del centro de  comunicaciones del complejo: la sala del tablero de conmutadores telefonicos, sala de reuniones, cocinas, enfermeria, barracones subterráneos, etc.Todo ello bajo tierra, y conectado por túneles con el puesto de mando.


  Según los periódicos franceses e ingleses de la época, la vida en el interior de los búnkeres subterráneos de la línea Maginot era fascinante:


  “hay informaciones que indican que los mayores fuertes de la línea Maginot están dotados de salas de cine, barberías con barberos profesionales, incluso cafés con las paredes pintadas con colores calidos, para que las tropas marroquíes de guarnición se sintieran como en casa."


  Pero la realidad era muy diferente. En muchas de las camaretas de los soldados, la utilizacion de  literas de tres pisos obligaba al soldado de la litera superior a hacer verdaderos ejercicios de contorsionismo para no golpear constantemente su cabeza con el techo.


  Los muros de hormigón húmedos y la tenue luz de las bombillas creaban un ambiente muy similar al de una cueva iluminada con velas. Los médicos que atendían a los soldados pronto empezaron a  informar a la superioridad militar de serios problema de audicion,asi como depresión sicológica y otros signos de stress.


  Aconsejados por los medicos, se pintaron las bombillas de blanco,para reducir los deslumbramientos, y se construyeron salas para que los hombres pudieran tomar luz ultravioleta para compensar la falta de luz solar directa.

 Tomando luz ultravioleta en la Linea Maginot.


  Se intentó secar eléctricamente el hormigón de las paredes, pero todos los intentos fallaron, y la humedad que sufrían los soldados era casi insoportable.Toda la instalación eléctrica se protegió con tubos y cajas resistentes al agua.


   Finalmente el problema de la humedad se solucionó  haciendo dormir a los soldados en tiendas de lona en el exterior, en la superficie, lo mas cercano posible a la entrada del bunker.Cuando se daba la alarma los soldados volvían   al subsuelo.


  Desde el centro de la fortificación principal, largos túneles (que cambiaban de dirección varias veces y tenían varios puntos fortificados en toda su longitud) llevaban a las entradas principales (había dos, una para personal y otra para suministros y municiones) y a los compartimentos estancos, que unían los túneles con las fortificaciones para la artillería.

 Entrada de mercancias a uno de los fuertes de la Linea Maginot.


  Un pequeño tren eléctrico, "Le Metro" ,llevaba los suministros y las municiones desde la entrada a los diferentes puntos de almacenamiento, a través de túneles o galerías de 3 metros de ancho por 2 y medio de alto.

 "Le Metro" en el ouvrage de Schoenenburg.


  Había un gran numero de ascensores eléctricos para el transporte vertical de las municiones a cada torreta artillada.Enormes depósitos de agua permitían un flujo constante de agua, fría y caliente. El sistema de ventilación usaba grandes filtros y un sistema de presion de  aire para evitar la entrada de gases en el complejo. Al mismo tiempo, el sistema de ventilación estaba preparado  para expulsar rápidamente al exterior  el humo en caso de incendio.


  Se necesitaba una enorme cantidad de corriente alterna para poder surtir convenientemente a todos los servicios. Durante el tiempo de  paz,las fortificaciones tomaban la electricidad de la red general. Pero los complejos estaban preparados para el caso de que la red general fuera cortada,disponiendo cada fortificacion de cuatro generadores diesel capaces de aportar 250 CV.Como estaban refrigerados por agua, cada grupo de  motores disponía de 6 depósitos de agua con un total de 180.000 litros, que se complementaban con otros 4 depósitos para el gasoil y un deposito para aceite.


  Puertas de cierre automático podían aislar la sala de los motores del resto de la estructura en  caso de un ascenso brusco de la temperatura, y en caso de fallo catastrófico del sistema y que el complejo no pudiera suministrarse energía eléctrica a si mismo, cables eléctricos enterrados a gran profundidad desde los complejos cercanos podían suministrar energía de urgencia.


  Con la adición de enormes almacenes y depósitos de municiones, cada fortaleza podía ser autosuficiente por largos periodos de tiempo. Si el secreto en torno a la situación y construcción de estas estructuras se hubiera mantenido, sin duda hubieran sido las más grandes del siglo XX.


  Pero incluso en la atmosfera de secretismo  y "odio al espia" que existió en Europa durante los años 30, los militares europeos de alto rango que visitaron las instalaciones antes del comienzo de  la segunda guerra mundial no tenían muy claro lo que estaban viendo.Algunos comentaban que la línea Maginot por entero era invisible desde tierra y aire,y militares belgas que afirmaban que la línea discurría de costa francesa atlántica hasta costa francesa mediterránea.


  Los únicos que tenían claro que era en realidad y para que servía la línea Maginot eran, además de los franceses, los alemanes.Ya en 1937, antes de la ocupación de Checoslovaquia y el descubrimiento de  las fortalezas de la línea Benes (muy similares a los diseños franceses), los alemanes ya disponian de mapas y planos de muchos puntos de la línea Maginot.

 Fortaleza checa de la Linea Benes.


  La gran mayoría de la información sobre la línea Maginot  había llegado a manos alemanas gracias a aparentemente inocentes trabajadores alemanes de la orilla este del Rhin, ya que,sorprendentemente, mas de la mitad de los trabajadores que construyeron la línea maginot no eran franceses, pese al alto índice de paro en aquella época en Francia.


  A pesar de ser unas instalaciones de alto secreto,alemanes, polacos, rusos, checoeslovacos, hungaros, ,etc,construyeron la linea Maginot.

  La falta de trabajadores franceses se llevo al extremo cuando la construcción de  un puente militar cerca de la ciudad francesa de Metz fue adjudicada a una empresa totalmente alemána de Essen, que construyó el puente para el ejercito frances con trabajadores alemanes,material aleman e ingeniería alemana, todo bajo la atenta mirada de un par de oficiales de ingenieros del ejército alemán.

 "Una defensa dificil de superar"
(Continuara…)

viernes, 11 de enero de 2019

Sangre en la nieve : Alexander Nevsky Vs Caballeros teutonicos (3ª parte )





Viene de aquí:


  La cruzada del Norte, entre caballeros teutónicos y daneses por un lado y el principado  de Novgorod por el otro, iba  a desarrollarse entre los frondosos bosques y las enormes marismas del norte de Europa.


  Esa orografia iba a obligar a ambos contendientes a moverse por rutas ya establecidas y seguras, para evitar bosques y marismas y moverse a mayor velocidad.


  Seguir esas  rutas, que en muchos casos seguían ríos y otras vías de agua, iban a exponer a las tropas que viajaban por ellas a emboscadas.


  Como habían hecho los mongoles, los cruzados encontraron mas fácil desarrollar su ofensiva durante los meses de invierno a pesar de las bajas temperaturas, Aunque el frio afectaba física y mentalmente a los cruzados, sabían que iba a ser mas fácil cruzar ríos helados y marismas  que en los meses cálidos.


  En los primeros meses de 1240, un contingente sueco desembarcaba en la confluencia de los ríos Izora y Neva, al norte de la actual Estonia. Su intención era controlar la desembocadura del río Neva y la ciudad de Ladoga, para controlar el comercio de la costa norte del mar Baltico.


  Las tropas suecas, lideradas por el conde Karl Birger  (hermano del príncipe Birger Magnusson) y el obispo Tomas de Finlandia, estaban compuestas de contingentes suecos, nuruegos, finlandeses y tavastianos.Para  Novgorod, la captura de la ciudad de Ladoga en manos de los invasores era un amenaza directa.

Estatua de Birger Magnusson,en Estocolmo.

  Para contrarrestar la amenaza, el príncipe Alexander reunió a toda prisa una fuerza movil de  caballería compuesta básicamente por boyardos, nobles de Novgorod, acostumbrados a la guerra, bien armados y entrenados. El 15 de julio de 1240 las tropas de Alexander  chocaron con el ejercito sueco a orillas del rio Neva.

"Batalla en el rio Neva",obra de Julia Truze-Ternovskaya.


  La victoria de las tropas de Nóvgorod fue tan impresionante y decisiva, que a partir de entonces Alexander recibio el sobrenombre Nevsky (de Neva).


  Pero el aumento de la popularidad del príncipe Alexander entre los habitantes de Nóvgorod produjo un enfrentamiento con los boyardos de la ciudad, que consideraban que Alexander estaba adquiriendo demasiada autoridad en la ciudad para la poca edad que tenia (apenas 20 años).


  El príncipe Alexander se vio obligado  a partir al exilio, a los dominios de su padre, en el principado de Pereyasslav.


  Mientras Alexander marchaba al exilio, Guillermo de  Módena seguía exaltando los ánimos de nobles y guerreros del norte de Europa, mientras seguía planeando la cruzada contra Nóvgorod.


  La cruzada iba a involucrar a caballeros teutónicos, daneses y suecos, mientras los estonios iban a servir como tropas a pie para los cruzados.Los daneses iban a estar liderados por los principes Canuto y Abel,y los estonios por el obispo Hermann Von Tartu, obispo de Dorpat.El príncipe Jaroslav, un boyardo ruso expulsado de la ciudad de Pskov, reunió un pequeño ejercito y se unió a los cruzados, con la esperanza de reconquistar su ciudad.

Escudo de armas de Hermann Von Tartu,obispo de Dorpat.


 Guillermo planeó un ataque en tres direcciones sobre Novgorod; los suecos cruzarían el golfo de Finlandia en su flota y desembarcarían cerca de lo que hoy es San Petersburgo, con el objetivo de bloquear la posible llegada de los fineses, que habian decidido cambiar de bando y se habían unido a los príncipes rusos.


  Los daneses marcharían hacia en norte desde sus bases en Estonia por la costa del mar Báltico hasta llegar a las cercanías de Narva, a la localidad de Koporye, situada  al noroeste de Nóvgorod.


  Por su parte,los caballeros teutonicos marcharían hacia el sur del lago Peipus para capturar Pskov. Una vez conseguidos los tres objetivos, las tres columnas marcharían directamente sobre Nóvgorod.


  Pero Guillermo de Módena era un hombre de la iglesia, no un consumado líder militar, y su plan para la campaña contra Nóvgorod tenía evidentes fallos.


  El más evidente de ellos, que los tres grupos estaban demasiado alejados unos de otros como para poder reforzar a cualquiera de ellos que estuviera en peligro.


  En septiembre de 1240, los caballeros teutónicos capturaban la fortaleza de Izborsk.Un contingente de milicia polk (milicias populares  que el consejo  de cada ciudad convocaba por medio de levas, en la que todo varón en edad de combatir entraba en un sorteo. Cada milicia polk debía reunir al menos un risiach ( regimiento de 1000 soldados) bajo el mando de un oficial tysiatskyor (comandante de 1000 hombres) elegido por el consejo  de cada ciudad.

 Fortaleza de Izborsk,recientemente restaurada.


  Cada risiach se dividía en sotnias (centenas ) formada por milicianos de  un mismo barrio y lideradas por un sotsky (comandante de 100 hombres ) ,que a su vez se dividían en ulitzi (decenas ) formadas por milicianos de la misma calle,liderados por un desiatniky (comandante de diez soldados ).


  La milica polk  de Pskov marcho sobre Izborsk, siendo derrotados por los cruzados  el 16 de septiembre de 1241.A continuacion, los cruzados partieron hacia la indefensa Pskov, que tras una semana de asedio se rindió a los caballeros teutónicos.


  La muerte del rey danés Valdemar II el 28 de marzo de 1241 obligó a los príncipes Canuto y Abel a volver a Dinamarca: pero ambos príncipes ya habían cumplido con la primera fase de su campaña, capturando la ciudad de Koporye.Para defender la ciudad, los milicianos estonios comenzaron a construir una fortaleza, pero apenas habían construido parte de la puerta cuando fueron atacados.

 Puerta de la fortaleza de Koporye.


  El avance de los cruzados había causado gran preocupación en Novgorod.Tanto, que la asamblea de la ciudad (veche) envió urgentemente un emisario al principado de Pereyasslav, donde se encontraba Alexander Nevsky, para ordenarle que volviera de inmediato a Nóvgorod.


  Pero el padre de Alexander, anterior principe de Novgorod,decidio enviar en lugar de Alexander a su medio hermano Andrei Vsevolodovich de Suzdal.


  Pero las cuidadanos de Nóvgorod se enfurecieron,expulsaron a Andrei de la ciudad y volvieron a reclamar a Alexander.


  En respuesta al clamor popular, Alexander partió hacia Nóvgorod en el otoño de 1241.Alexander ordenó a su druzhina marchar sobre Koporye.

   La druzhina era la guardia personal, la escolta de príncipes y boyardos.La mayoría eran descendientes de emigrantes escandinavos que se habian asentado en la zona de Nóvgorod décadas atrás. A finales del siglo XII había aproximadamente 100 príncipes y nobles rusos que tenían su propia druzhina. En premio a sus servicios en el campo de batalla, los príncipes y nobles cedian a los miembros de la druzhina la llamada "pomestiia",grandes extensiones de terrenos con granjas y cultivos exentos del pago de impuestos.



 Druzhina.


  El equipamiento de los miembros de la druzhina era muy variado y similar al de los ejercitos escandinavos de la época; lanzas, hachas, espadas cortas para la caballeria,mazas,etc, aunque sustituian la muy cara cota de malla por el Gambeson, una armadura textil formada por varias capas de tela o cuero.

                                                       Gambeson.


  La druzhina de Alexander Nevsky recuperó Koporye, y Alexander ordenó ahorcar a los estonios, aunque respetó la vida de los cruzados daneses.

  A finales de 1241, Alexander Nevsky había derrotado a los suecos en Narva y a los daneses en kKoporye. Debía derrotar a los caballeros teutónicos para terminar con la amenaza cruzada sobre Novgorod.


(Continuara…)

martes, 8 de enero de 2019

1842 : Gurkas ; las guerras anglo-afganas ( III)





Viene de aquí :

  El día de año nuevo de 1842, a cambio de la entrega británica del tesoro de la contaduría militar, 6 cañones y la devolucion de  varias decenas de rehenes que los britanicos aun mantenían en su poder, Akbar Khan prometió al general Elphinstone conceder a la guarnicion britanica de Kabul paso seguro desde Kabul hasta Peshawar.

 Rutas entre Kabul y Peshawar.El general Elphinstone decidio tomar la ruta del norte,mas corta pero mas dificultosa.

  Algunos  miembros del estado mayor del general Elphinstone intentaron convencerlo de la extremada dificultad que iba a comportar recorrer la ruta de Kabul a Peshawar con una temperatura cada vez mas baja. El ejercito británico iba a verse obligado a dejar en Kabul gran parte de su impedimenta militar; carros, tiendas, mantas, provisiones, etc.

  Pero la opinión de Elphinstone prevaleció, y tras unos días de espera  para acumular suficientes provisiones para el camino, el día 6 de enero partía de Kabul la columna británica.


  En vanguardia marchaba el 44º regimiento de infantería britanica, junto con caballería hindu, un par de cañones y un grupo de zapadores y dinamiteros,encargados de ir abriendo paso.

  El grueso del grupo constaba del 5º y el 37º regimiento de infantería nativa hindu,caballeria hindu, un regimiento de infantería afgano y 3 cañones.

  En la retaguardia, el 54º regimiento de infantería nativa, el 5º de caballería nativa y dos cañones. En total, el contingente britanico contaba con 690 soldados y oficiales ingleses, 3.800 nativos (infantes y jinetes) ,36 esposas de oficiales británicos y 12.000 civiles, casi todos hindúes. Los heridos y enfermos no pudieron ser trasladados, y quedaron atras, a expensas de la clemencia de los afganos (ninguno sobrevivió, todos fueron asesinados tras ser obligados a revelar donde  se habian escondido joyas y oro  dejados atrás por los soldados británicos).

  La guarnición británica salió de Kabul con temperaturas bajo cero y dos palmos de nieve, dirigiéndose a la “seguridad “ de las montañas del Hindustan y Jalalabad, a casi 150 kilómetros de distancia.

  El orden de la marcha, cuidadosamente planeado antes de partir, se rompió apenas transcurrido unos pocos kilómetros. Los oficiales apenas podían controlar a sus soldados, y los civiles trataban de apresurar el paso para no perder de vista a los militares,mas acostumbrados a las duras marchas sin apenas descanso. Los grupos de guerreros gilzai, jalonados a lo largo del camino,comenzaron a acosar a los que se iban quedando rezagados, robando y matando a soldados y civiles por igual.


  Sin combustible para encender hogueras, la primera noche de relativo descanso  morían de frio  decenas de personas. El panico se iba extendiendo entre los civiles, y comenzó a  afectar a los  militares, que empezaron a perder  la disciplina y el orden.

  Al día siguiente, las emboscadas se intensificaron,y los francotiradores gilzai cada vez tenían mas posibilidades de acertar con sus disparos a la columna britanica.Ese segundo día de marcha, el 8 de enero, apenas se cubrieron 4 kilometros,con la columna aproximándose al paso Khurd Kabul, de más de 7 kilómetros de longitud. Era un desfiladero tan estrecho que la luz del sol no alcanzaba el suelo en ciertas zonas del trayecto, permitiendo una capa de hielo permanente que obstaculizaba aun más la marcha del contingente británico.

 Paso Khurd Kabul.

  En las cumbres del desfiladero, miles de guerreros gilzai comenzaron a a construir pequeños parapetos con piedras, tras los cuales se ocultaban, y comenzaron a disparar sobre el grupo con sus rifles jezail, de mayor alcance que los mosquetes utilizados por los soldados britanicos,diseñados para descargas masivas a corta distancia,Cuando todo el grupo, incluyendo soldados,carros, animales y civiles estuvo ya dentro del desfiladero,mas de 500 muertos yacían en la entrada.

 Guerrero afgano con rifle jezail,normalmente hecho a  mano y decorada su culata por cada guerrero.

 
  El 10 de enero, poco quedaba ya de la fuerza original con la que el general Elphinstone había partido de Kabul. Apenas 50 jinetes de la caballería nativa y 200 artilleros e infantes del 44º  regimiento de  infantería seguían siendo una unidad disciplinada. Muchos de los soldados nativos se habían despojado de sus uniformes y armas y se habían ocultado entre los civiles, tratando de pasar desapercibidos.Las promesas de Akbar Khan de entregar combustible y provisiones a la expedicoin no se cumplieron, y los supervivientes se vieron obligados a pasar otra noche de hambre y frio.

  Anticipándose a un posible ataque generalizado de los guerreros gilzai, el general Elphinstone ordenó a la vanguardia avanzar nada mas amanecer, para encontrar al enemigo aun poco preparado para el combate.

  La vanguardia superó sin oposición el paso Tangi Tariki, un estrecho valle por el que circulaba un ancho torrente, por entonces absolutamente helado. Allí esperaron la llegada del grueso del grupo. Pero fue en vano.


  Apenas habían perdido de vista a la vanguardia británica la mañana anterior, los guerreros gilzai lanzaron una descarga cerrada sobre el grupo. Los pocos soldados nativos que quedaban arrojaron sus armas y huyeron, dejando a los civiles a merced de las espadas de los guerros gilzai, que causaron una tremenda masacre.

  Akbar Khan envió un mensaje a Elphinstone,invitándole a su campamento.El general britanico acudió,creyendo que se trataba de parlamentar una tregua,pero fue hecho prisionero inmediatamente.

 General William George Keith Elphinstone,moriria en cautiverio  a finales de abril de 1842.

  Tras esperar varias horas, los 120 infantes y artilleros y 50 jinetes sin caballo que formaban la vanguardia empezaron a recibir la llegada de grupos  de civiles aislados.

  Se envió un mensajero a parlamentar con Akbar Khan,que declaró que no podía controlar a los guerreros gilzai.El brigadier Anquetil,que habia tomado el mando tras la captura del general Elphinstone,ordenó continuar la marcha, y destacó unas pocas decenas de infantes britanicos para la  retaguardia, poniéndolas al mando del brigadier Shelton.

  Tras descansar tres horas en el valle ,el grupo se puso en marcha de nuevo a las 7 de la tarde, para intentar aprovechar la oscuridad,abandonando el único cañón útil que aun les quedaba y medio centenar de heridos y enfermos,incapaces de andar por sus propios medios.

  El avance continuó ,cada vez con más paradas dado el cansancio de los supervivientes de la expedicion.Cuando los civiles utilizaban las numerosas cuevas que había en los desfiladeros,donde los disparos de los guerreros gilzai no podían alcanzarlos,los francotiradores  comenzaron a utilizar una nueva táctica, impedir que los civiles y soldados pudieran conseguir agua del torrente.La necesidad de agua se hizo tan acuciante que numerosos civiles y soldados comenzaron a devorar la nieve que cubría toda la zona.

 Pero en vez de aliviar la sed, ingerir la nieve la incrementaba. Tres bueyes que habían logrado sobrevivir hasta entonces fueron sacrificados a bayonetazos enrte el zumbido de los disparos de los francotiradores  gilzai, y su carne cruda se repartió entre los soldados.

  Al amanecer del día 13, el grupo llegaba a Gandamuk, donde los desfiladeros desaparecieron y el terreno se abrió a un valle repleto de pequeñas colinas.


 Valle de Jundulluk.
 
  Era una buena oportunidad para los supervivientes, que podrían intentar retirarse en orden, sin sufrir el acoso de los tiradores gilzai desde las alturas. Pero la luz del sol reveló a los guerreros gilzai la extrema debilidad y lo poco numerosos que eran ya los soldados británicos capaces de defenderse.

  Hasta entonces, los guerreros gilzai se habian dedicado a  desvalijar y mutilar  los cadáveres   de los soldados britanicos.Pero, cuando los supervivientes tomaron una posición defensiva en una colina, todos los guerreros gilzai se reunieron, y comenzaron el asalto de la colina, donde los recibieron los soldados británicos a bayoneta calada, ya que apenas les quedaba  un puñado de proyectiles para su veintena de mosquetes.


  Tras media docena de asaltos, los 2 oficiales británicos que aun estaban ilesos,el mayor Griffith y el capitán Blewitt, propusieron una reunión para cesar las hostilidades y bajaron la colina para entrevistarse con los lideres afganos.

  Pero fueron asesinados nada mas llegar al campamento afgano, y las hostilidades se reanudaron, asalto tras asalto, hasta que todos los supervivientes, todos heridos de mayor o menor gravedad, fueron prácticamente exterminados, excepto el capitán Soulter y cuatro soldados, que fueron capturados.

 "La ultima resistencia del 44º en Gandamuk",obra de William Barnes Wollen.
  
Solo un integrante de la expedición británica que había salido de Kabul el día  6 de enero pudo llegar a Jalalabad.Se trataba del doctor William Brydon, un escocés de 30 años que había abandonado el grupo el día 11 junto con otros 5 civiles y había tomado una ruta diferente rodeando las colinas. En su ruta, los 6 habían llegado a un poblado, donde los habitantes habían asesinado a sus cinco compañeros. El mismo dia 13, gravemente herido, pero aún manteniéndose sobre su pony,habia llegado a la fortaleza de Jalalabad, donde contó todo lo que había sucedido a la desdichada guarnicion britanica de Kabul.

 "Restos de un ejercito",obra de Elizabeth Butler.

 (Continuara…)