lunes, 15 de enero de 2018

1943 : Operación "Venganza": Liquidar a Yamamoto (3ª parte )






Viene de aquí:


   Bogeys a las 11 en punto !

 Tras escuchar el aviso del teniente Canning , el mayor Mitchell y 12 de los P-38 de los que disponía la escuadrilla ascendieron hasta los 5.000 metros de altitud para enfrentarse a la oleada de aviones japoneses que esperaban despegarían rápidamente del aeródromo japonés   de Kahili.


  Los 4 P-38 encargados de atacar directamente el Mitsubishi de Yamamoto, al mando del capitan Lanphier, sorprendieron a  los pilotos japoneses atacando desde atrás y abajo: no sabían en cual de los dos Mitsubishi viajaba Yamamoto, asi que debian derribar a ambos para asegurar el exito de la operacion.Tambien debían enfrentarse a la escolta de seis Zeros del grupo de Yamamoto, que volaban por detrás y arriba de los bombarderos a los que escoltaban.


  Casi inmediatamente, las cosas comenzaron a ir mal para los americanos.Uno de los 4 P-38 del grupo de ataque del capitan Lanphier no pudo desprenderse de su depósito de combustible auxiliar, y trató de  dirigirse hacia el sudoeste para intentar desprenderse de él. Otro de los P-38, el del teniente Hine ,marcho tras él, como dictaban los procedimientos de la aviación de caza norteamericana. Solo quedaban 2 P-38 para enfrentarse con dos “Betty” y seis “Zeros”.Pero el capitan Lanphier y el 1er teniente Rex Barber ya tenían experiencia de combate,y habían derribado media docena de aviones enemigos entre ambos en anteriores fases de la guerra en el Pacífico.

                  Observese la colocacion de los depositos auxiliares de combustible.



   Al divisar a los dos P-38 dirigiéndose sobre los bombarderos, cuatro Zeros soltaron sus depósitos auxiliares   y se lanzaron en picado, mientras los bombarderos Betty descendían rápidamente hasta casi rozar las copas de los arboles de la isla Boungaville.


  Lanphier  maniobró para encarar a los 4 Zeros, mientras Barber continuaba en la persecucion de  los bombarderos. Logró acertar a uno de ellos, que se incendió en la parte de la cola, pero  lo perdió de vista casi inmediatamente, ya que Barber tuvo que iniciar una maniobra evasiva para  escapar de un par de Zeros que lo perseguían.


  Lanphier, que había logrado despistar a sus perseguidores, di media vuelta y volvió para intentar encontrar a los bombarderos Betty. Divisó a uno  que volaba hacia el norte  a muy baja altura, y disparó desde el flanco sobre su trayectoria,logrando varios impactos en el avion, que comenzó a arder. Pero ninguno de  los dos pilotos  americanos, Barber o Lanphier, vio caer a su objetivo.

                      A la izquierda,capitan Lanphier, a la derecha,teniente Rex Barber.

  Tras maniobrar de nuevo para escapar  de sus perseguidores,ambos pilotos divisaron una columna de humo que surgía desde la selva. Ambos habían visto dos bombarderos enemigos, y ambos asumían que cada uno de ellos haba derribado uno: pero ninguno de los dos sabia en cual bombardero viajaba Yamamoto.


  Mientras, los otros dos pilotos norteamericanos atacaban otro bombardero Betty que volaba sobre el mar a muy baja altura.Barber se unió a ellos, y los 3 P-38 derribaron el aparato, que se estrelló en el mar muy cerca de la costa  de Boungaville.Con la misión cumplida, el derribo de ambos bombarderos, el grupo al completo  regresó a Guadalcanal, aunque uno de los P-38, el pilotado por el teniente Hine, fue derribado.


 Los participantes en la reunion post-misión en Guadalcanal aportaron informes contradictorios.Se reportó que un total de tres bombarderos Mitsubishi habían sido derribados, pero teniendo en cuenta que solo dos bombarderos viajaban en el grupode Yamamoto,se supuso que el otro bombardero habría despegado anteriormente del aeródromo de Kahili en vuelo de entrenamiento. Si Yamamoto se encontraba en alguno de  los dos aviones derribados sobre Boungaville, sin duda había muerto. El almirante Mischer ( jefe adjunto de operaciones aero navales de la armada USA),telegrafió al almirante Halsey (comandante en jefe del sector de operaciones del Pacifico)  informándole que la mision se había completado.


  El almirante Halsey replicó con otro mensaje: "Enhorabuena a todos, sobre todo al mayor Mitchell y sus cazadores: parece que uno de los patos en su bolsa era un pavo real.”


  Ni las autoridades estadounidenses ni las japonesas querían dar a conocer la noticia de la muerte de Yamamoto.Los americanos no querian que los japoneses sospecharan que su código había sido roto, y los japoneses no querían que su pueblo se desmoralizara.


  El 21 de mayo, mas  de un mes después del ataque, radio Tokio y el New York Times se encargaban de dar a conocer la noticia de la muerte del almirante Yamamoto en combate.


  El 19 de abril, un día después del atáque,los japoneses habian encontrado los restos del bombardero que transportaba a Yamamoto.En el impacto del avión contra el suelo ,el almirante había salido despedido del aparato junto con el asiento que ocupaba . Un examen post mortem del cuerpo mostró dos heridas de bala, una en la parte trasera del hombro y la otra, la que causó la muerte del almirante,habia entrado por la parte izquierda de la mandíbula y salido por el ojo derecho.Los restos mortales del almirante habían sido incinerados en Boungaville y sus cenizas trasladadas a Tokio a bordo del acorazado Musashi.El funeral de estado tuvo lugar en Tokio el dia 3 de junio de 1943.

          Traslado de las cenizas del Almirante Yamamoto en el acorazado Musashi.



Funeral de estado en Tokio.

  
  La controversia surgió cuando ambos pilotos estadounidenses quisieron adjudicarse el derribo del avion de Yamamoto.Documentos japoneses , las declaraciones del personal japones que se encontraba en la zona, y el descubrimiento de los restos del avion en la selva de Boungaville llevaron a una investigación que concluyó que, de los dos bombarderos que viajaban en el grupo de  Yamamoto,uno de  ellos se habia estrellado en la isla y otro en el mar. La conclusión fue que no hubo tercer bombardero en misión de entrenamiento,y que ambos pilotos norteamericanos ,Lanphier y Barber ,habían disparado sobre el mismo avión, sobre en el que viajaba Yamamoto.


  Ambos pilotos, Barber y Lanphier, comenzaron una disputa que duraría décadas,intentado llevarse el merito del derribo de Yamamoto.En 1991, un informe pericial de los restos del aparato indicó que, aparentemente, quien tenía razón en su reclamacion era Barber, ya que los impactos de bala en el avión indicaban que su trayectoria había sido desde atrás, como Barber había indicado, y no desde un lateral, como era la reclamación de Lanphier.

 Restos de la cola del avion en el que viajaba Yamamoto en la selva de Boungaville.


  Tras el fin de esa controversia, surgió una nueva disputa : ¿ Habia sido demasiado arriesgado desvelar que los americanos conocían el código de comunicaciones naval japonés a cambio de la vida del almirante Yamamoto ?. A cualquier nivel, la necesidad de máximo secreto era imprescindible. Era pues necesario mantener en secreto el derribo de Yamamoto.


  Pero incluso antes de que los P-38 que habían derribado a Yamamoto aterrizaran en Guadalcanal, la seguridad ya se había visto comprometida,cuando el capitán Lanphier, en su acercamiento para el aterrizaje gritó por la radio a la torre de control del aerodromo Henderson:

 "Ese hijo de p**a no volvera a intentar dictar términos de rendición en la Casa Blanca !”

   

(Continuara…)

jueves, 11 de enero de 2018

1147 : Vikingos : La cruzada Wenda (2ª parte )

Bernardo de Claraval llamando a la segunda cruzada.


Viene de aquí:


  Carismático y muy inteligente,Bernardo de Claraval fue capaz de reunir rápidamente un ejército de 25.000 cruzados, mayoritariamente de Francia y el sur de Germania.Los caballeros del norte de Alemania,que tenían la preparación militar y los fondos para responder a la llamada de Bernardo y marchar a Tierra Santa,habian decidido buscar otros objetivos mas cercanos.


  Bernardo asistió a una asamblea a nobles en Frankfurt, en donde se discutía cual sería la respuesta adecuada a las constantes incursiones de los paganos del este.


  Bernardo de Claraval quedó impresionado por los relatos de las presuntas atrocidades que cometían los paganos sobre los cristianos, y decidió enviar un mensaje al papa Eugenio III para consultar el procedimiento a  seguir.


  El 13 de abril de 1147,el papa Eugenio III emitía una dispensa papal que permitiría a los cruzados germanos atacar a los paganos del este bajo la guía espiritual del obispo Anselmo de Havelburg.A los cruzados se le permitiría usar cruces sobre sus capas y abrigos.


  Con la dispensa papal en sus manos,Bernardo de  Claraval instruyó personalmente a los cruzados sobre el tratamiento que debían apicar a los paganos que cayeran en sus manos:


“Con la ayuda  de Dios, serán convertidos o exterminados”


  Los daneses, que vieron una oportunidad no para ganar territorio sino para eliminar la amenaza que suponían las incursiones de piratas wendos en sus costas, se adhirieron con entusiasmo a la cruzada (aunque en realidad había muy pocos piratas wendos; lo que deseaban los daneses era eliminar a uno de sus oponentes en el lucrativo comercio marítimo en la región del mar Báltico).


  Al este de los wendos, los polacos también vieron una oportunidad para apoderarse de las tierras occidentales,contando con la plena aprobación papal.


  A mediados del  año 1147, los wendos se preparaban a combatir invasiones simultáneas desde el oeste, el este y el norte.


  Cuando se dio cuenta de lo que ocurria, el líder de los wendos, príncipe Nyklot, que había perdido territorios al sur y al oeste en los anteriores años, lanzó un ataque devastador sobre Wagria (la región fronteriza entre las actuales Alemania y Dinamarca,aprox. ).

 Estatua del principe Nyklot,en Mecklenburg,Alemania.


  La respuesta de los cruzados no se hizo esperar. A finales del verano, la flota danesa del obispo Asger y tres ejércitos terrestres sajones iniciaron la ofensiva: mientras la flota danesa acosaba las localidades costeras de los wendos, el duque Enrique denominado el León de Sajonia, atacaba la posicion defensiva del príncipe Nyklot en Dobin.


  El segundo ejercito sajón, liderado por el obispo Anselmo de Havelburg marchaba hacia el este,para unirse a los contingentes de los nobles polacos. Y el tercer ejercito,liderado por dos nobles  del sur de Alemania,Conrado y Alberto de Brandemburgo ,que marcharon sobre la ciudad de Demmin,uno de los puentes fuertes de la defensa wenda.Pero a mitad de camino, el obispo Anselmo convenció a los nobles sajones para cambiar de dirección y marchar también hacia el este.

 Movimientos de los diferentes contingentes cruzados,en rojo.


  Mientras, el príncipe Nyklot desplegó sus conocimientos tácticos. Había elegido atrincherarse en Dobin por que su posición defensiva estaba situada entre marismas y un lago. Allí pudo mantener su posicion contra el ejercito sajon del duque Enrique, muy superior numéricamente.


  Una flota de barcos wendos y piratas polabios (tribus eslavas que vivían al norte del rio Elba) atacó por sorpresa a la flota danesa que se encontraba fondeada en los puertos de la costa norte. El combate, inicialmente una batalla naval, se convirtió en poco tiempo en una pelea cuerpo a cuerpo, usando las tipicas armas de aquella época y aquellos lugares; enormes hachas de guerra,espadas de casi dos metros de longitud, lanzas de 3 metros con punta en forma de hoja, especializadas en perforar y rasgar, mazas con cabeza de hierro, martillos de guerra con barras de hierro y cabeza de madera,etc


  Contra la potencia de tales armas, poco podían proteger las armaduras que solían llevar, a base de cota de malla o cuero endurecido.


  La derrota danesa fue total. Los dos reyes daneses, Canuto V y Sweyn III, se culparon mutuamente de la derrota, y regresaron a Dinamarca para continuar con la guerra civil que llevaban ambos disputando desde hacía años, y que solo finalizó cuando Sweyn organizó el asesinato de Canuto en agosto de 1157, aprovechando la celebración del Festin de Sangre de Roskilde, un tradicional banquete que ese año acabo con el derramamiento de litros de sangre noble.

 Representacion del Festin de  Sangre de Roskilde: El rey Sweyn observa como el rey Canuto ( Knut ) es asesinado,mientras el principe Waldemar espera su oportunidad.


  En el sur, los ejercitos de Conrado y Alberto el Oso no conseguían progresar, y las deserciones  en masa no tardaron en producirse. Para evitarlo, en lugar  de atacar a los wendos ,los cruzados marcharon sobre la ciudad cristiana de Stettin, en Polonia, y la pusieron bajo asedio, esperando conseguir un gran botín.

 Alberto I de Brandenburgo (el Oso ).


  El obispo de Stettin y los nobles que la gobernaban salieron de la ciudad para parlamentar con los lideres sajones, argumentando que estaban asediando la ciudad equivocada, y que no tenían ningún derecho a ponerla bajo asedio.


  Los lideres sajones, Conrado y Alberto, discutieron largo rato que decisión tomar.Alberto insistía en tomar la ciudad y saquearla, consciente que si no repartía algo de botín con sus tropas, las deserciones en masa continuarían y se quedaría sin ejercito.


  Pero al final, la opinión de Conrado predominó, y el ejercito sajon,con los soldados muy disgustados por que no se les habia permitido ningún saqueo de importancia, regresó a casa con las manos vacías.


  El primer año de la cruzada sajona contra los wendos habia quedado en tablas.Nyklot decidió rendir su fortaleza en Dobin, ordenando a sus hombres que se convirtieran al cristianismo para conservar sus vidas.


  Pero ninguno tenía ninguna intención de abrazar la nueva fe, y en cuanto el ultimo estandarte sajón desapareció por el horizonte,todos volvieron a los santuarios paganos a adorar a sus ídolos.

Estatuilla de Radegast,dios eslavo de la hospitalidad,uno de los lideres del panteon de dioses wendos.
  La coalición de daneses, germanos y polacos había durado menos de lo que había tardado en formarse.Los daneses creían que los sajones habían aceptado un soborno de  los wendos para quedarse de brazos cruzados cuando la flota wenda atacó a la flota danesa en el norte.


  Por su parte, los sajones pensaban que los daneses eran débiles y pusilanimes, y significaban un lastre para cualquier alianza.


  Los polacos no tenían una dirección común, y sus obispos y líderes militares preferían pasar el tiempo discutiendo sobre la aplicacion de nuevos impuestos a los campesinos y el hecho de que la iglesia católica  reclamaba todas las tierra conquistadas para ella, sin ceder nada a los nobles.


  Pero, lo mas importante, al menos para los wendos, era que en el primer año de cruzada contra ellos,  ningún cruzado tenía en su poder ni un solo metro cuadrado de territorio wendo.



(Continuara…)

lunes, 8 de enero de 2018

1590 : Alejandro Farnesio : "Paris bien vale una misa."





Viene de aquí:


  El desastre de la armada “invencible” dió aliento no solo a las fuerzas rebeldes de Flandes, sino a la nobleza francesa siempre opuesta a los designios  de la monarquía española.Alli,en Francia,que llevaba 30 años en una guerra civil larvada, se iba a producir la última intervención significativa de Farnesio.


  La ascensión del  protestante Enrique de Navarra al trono francés suponía una amenaza más peligrosa para los intereses españoles que los rebeldes de los Países Bajos. El ejercito del rey Enrique, aunque no muy poderoso numéricamente estaba bien dirigido. En la primavera de 1590, las tropas del rey Enrique IV marchaban sobre París y lo ponían bajo asedio.

 Enrique IV,en el asedio de Paris.Años despues se convertiria al catolicismo,y diria aquello de "Paris bien vale una misa".


  Los nobles católicos de París reclamaron la ayuda de Felipe II, que envió a Farnesio a romper el cerco.


  Farnesio era reacio a marchar hacia Paris, ya que temía un motín de sus soldados.Se tomó su tiempo en solucionar el problema, pidiendo prestamos a cuanto noble católico conocía, para pagar a sus soldados antes de marchar hacia Francia.


  Farnesio unió su ejercito al de la Liga Católica del duque de Mayenne ,en Meaux, a finales de agosto. Las fuerzas estaban muy equilibradas, ya que cada bando disponía del mismo número de tropas, aprox, unos 25.000.


  Tras tres meses de asedio, los parisinos morian a decenas cada día por el hambre y las enfermedades.El primer objetivo de Farnesio iba a ser abrir un corredor para aprovisionar a Paris y aliviar en lo posible el sufrimiento de  la población civil.

 Procesion de  la Liga Catolica en Paris.


  Farnesio también decidió que cualquier batalla en campo abierto se disputaría siempre a su elección. El rey Enrique movió parte de su ejercito hacia las afueras occidentales de París, tratando de provocar a Farnesio.Pero declinó la oferta: “no he venido desde tan lejos para que mi enemigo decida donde y cuando pelear “.


  A primeros de septiembre, Farnesio dirigió un pequeño contingente fuera de la vista de las tropas del rey Enrique dirigiendose a la fortaleza de Lagny, en la orilla del rio Marne, un afluente del Sena.


  El 7 de septiembre, las tropas de Farnesio asaltaban por sorpresa la fortaleza de Lagny,aprovechando una brecha en la antigua muralla. La ciudad cayo en manos de Farnesio, que se apresuró a enviar gran cantidad de botes cargados de provisiones rio abajo, hacia París.

 Asalto a la fortaleza de Lagny.


  Dos días después,el rey Enrique IV de Francia, tras conocer que la hambrienta población de París volvía  disponer de comida,decidio retirarse y abandonar el asedio.

 La poblacion de Paris recibiendo a las tropas de Alejandro Farnesio.


  Pero la retirada del ejercito de Enrique VII no supuso el fin de la misión de Farnesio.El rey Felipe Ii encomendó a  Farnesio  proteger Flandes  al mismo tiempo que intervenía en Francia: 


“Si perdemos Flandes, soy yo quien lo pierde


  Farnesio, muy preocupado  porque la misión terminara por agotar sus reservas, le contesto:


  "Con la falta de esta gente ,de la que dejo en Francia,de los que han muerto allí y aca, de este ejercito apenas queda algo más que el nombre,y esta desecho y arruinado totalmente.”


  Mientras, Mauricio de Nassau, hijo de Guillermo de Orange,habia estado reuniendo un nuevo ejercito en el norte protestante de los Países Bajos.Farnesio decidió actuar antes de que fuera demasiado tarde, y marcho rápidamente hacia el norte.


  Pero fue emboscado en el camino, aunque pudo retirarse de nuevo hacia el sur sin apenas perdidas. Y en 1592 de nuevo volvió a intervenir en Francia, donde Enrique IV  estaba asediando la católica ciudad de Rouen.


  Farnesio consiguió levantar el asedio, pero esa sería su ultima victoria.En mayo, las tropas de Farnesio marcharon hacia el oeste para ocupar la localidad de Caudebec junto con sus aliados de la Liga Católica, unos 15.000 hombres en total, aprox.

 Expugnacion de Caudebec por las tropas de Alejandro Farnesio.


  Allí fueron rodeados por las tropas del rey  Enrique , que había recibido los refuerzos de 7.000 ingleses y 3.000 holandeses, para un total de unos 25.000 hombres.


  Durante el asedio,Farnesio recibió una herida de mosquete en el brazo derecho. Mientras Farnesio trataba de recuperarse de la herida, El rey Enrique ordeno a sus tropas bloquear el rio Sena, cerrando el paso a la llegada de refuerzos y provisiones  a los asediados.


  La situación era muy complicada.La única forma de salir de la trampa era cruzar el rio Sena, y, aunque los más experimentados oficiales del ejercito de Farnesio y la Liga católica opinaban que cruzar el rio era prácticamente imposible, Farnesio decidió levantarse de  la cama del hospital y entrar en accion.


  En una sola noche, los ingenieros de Farnesio construyeron un puente de 500 metros de longitud, de orilla a orilla del rio Sena,además de construir fortines artillados en ambos extremos del puente, usando todo tipo de  barcos y pontones que habían logrado conseguir en Rouen y Caudebec.


  Al amanecer, los franceses se lanzaron al asalto de las trincheras españolas en Caudebec, seguros de una fácil victoria. Pero lo único que encontraron fue un puente recién desmantelado.Durante la noche anterior, el  hijo de Alejandro Farnesio, el principe Ranuccio,siguiendo las ordenes de su padre, había logrado sacar de la trampa a mas de 15.000 soldados, incluidos caballos, cañones, carros de municion, etc.

                                                Principe Ranuccio Farnesio.

  Farnesio no se recuperó del todo de la herida en el brazo. Cuando en noviembre de 1592 el rey Felipe le ordenó volver a intervenir en Francia, Farnesio estaba tan debilitado que se caía continuamente del caballo, y se vio obligado a realizar gran parte del trayecto en litera.


  Pero ya hacia algún tiempo que el rey había tomado la decisión de destituir a Farnesio de sus cargos en los Países Bajos. Tanto en Bruselas como en Madrid, los consejeros del rey coincidían en criticar su gestión, sobre todo política, de la situación en Países Bajos.


  En Bruselas,varioss miembros del Consejo de Estado de Farnesio conspiraban contra él. El conde de Mansfeld, amigo y colaborador de Farnesio, que tras la conquista de Amberes le había puesto al cuello  el Toisón de Oro, se negó a seguir colaborando con él. Y el conde de Champagney, otro miembro destacado de la nobleza flamenca, incluso planteo la posibilidad de asesinar a Farnesio.


  El rey Felipe, disgustado por las diferencias entre los miembros de la  más alta nobleza flamenca, decidió enviar a Pedro Enríquez de Acevedo, conde de Fuentes, a sustituir a Farnesio.


  El conde de Fuentes llegó a Bruselas a finales de noviembre de 1592.Justo una semana después, la noche del 2 al 3 de diciembre,Alejandro Farnesio, duque de Parma, moría en el monasterio de Saint Waast a consecuencia de la herida sufrida en Caudebec,sin saber que había sido relevado del mando.


  Su cuerpo, envuelto por los hábitos de la orden de los capuchinos, fue trasladado primero a Bruselas y después a Parma, donde recibió sepultura en la iglesia de los capuchinos, junto a su esposa María.


 - Coleccion de  documentos inéditos de la historia de España, tomo LXXIV – “Los sucesos de Flandes y Francia del tiempo de  Alejandro Farnesio, por  el Capitán Alonso Vazquez, sargento mayor de la milicia de Jaén y su distrito.”, compilado por D. José Sancho Bayon y Francisco de Zabalburu.

 - War Monthly magazine nº 8, noviembre 1974