martes, 24 de julio de 2012

Armas antitanque 1ª guerra mundial.



La irrupción del primer carro de combate en los campos de batalla del frente occidental represento un considerable avance tecnológico y un aun mayor impacto sicológico en los alemanes.

Pero tras el shock incial, los alemanes pronto aprendieron a tratar con esta nueva amenaza. Aunque daban impresión de invulnerabilidad, su baja velocidad, sus constantes problemas mecánicos y su blindaje los convertían en potenciales trampas mortales para su tripulación.

Ninguno de los tanques británicos que participaron en la 1 guerra mundial disponía de un blindaje superior a 14 mm en el frontal. En los laterales y la parte trasera la mayoría de los modelos no superaban los 6 mm de blindaje. El Renault FT francés disponía de un blindaje de 22 mm en la torreta, y de 8 mm en los laterales.

Los alemanes comenzaron a utilizar contra los tanques aliados munición perforante tipo K, calibre 7,92, que podía penetrar blindajes de 11 mm a una distancia no superior a 100 metros. Esta munición se había comenzado a utilizar a comienzos de 1915 para perforar las planchas blindadas que utilizaban como protección los francotiradores aliados.

Esta munición podía ser utilizada por el fusil standard Kar 98 y por la ametralladora Maxim mg08.La munición no podía penetrar el blindaje del tanque, pero su fuego convenientemente concentrado podía dañar o incluso detener el vehículo.

El siguiente paso era ovbio, la granada de mano, pero el modelo alemán m24 ,la tipica granada de palo,era inefectiva a no ser que tuviese la suerte de entrar en el tanque por alguna escotilla o abertura.

Así que las tropas de asalto alemanas (stosstruppen) idearon una muy efectiva arma anticarro.

Lo llamaron Geballte Ladung, carga concentrada, que consistía en seis cabezas explosivas de granadas m24 unidas con alambre a una granada. Aunque era pesada y tenía poco alcance, era capaz de destruir un tanque si impactaba sobre el techo o, aun mejor, debajo del tanque.

Este modelo fue la base en la que se basaron minas anti tanque posteriores, en las que en vez de granadas m24 se utilizaban proyectiles de artillería o de mortero.

Una evolución de estas minas antitanque fueron las flachmine 17, que era una simple caja de madera rellena de explosivos, que se activaban con un fusible de presión.

La artillería de campo puede ser considerada como la gran destructora de tanques de la 1 guerra mundial. Un solo impacto del cañón alemán de 77 mm HE era suficiente para destruir cualquier tanque aliado. En la batalla de Cambrai el 20 de noviembre de 1917 participaron casi 380 tanques aliados, Al final del dia, 65 había sido destruidos por fuego artillero alemán, 71 habían sufrido fallos mecánicos graves y 45 se habían quedado atascados en trincheras o cráteres de bombas.


Con el paso del tiempo y la mejora en el blindaje de los tanques aliados, los alemanes comenzaron a fabricar modelos anticarro específicos.

El primero de ellos fue el máuser Tank Abwehr Gewerh 18, con un calibre de 13,3 mm.Tenia un peso de casi 20 kilos y era de un solo disparo, lanzado un proyectil de acero capaz de penetrar un blindaje de 20 mm a 100 metros de distancia. El tamaño y el peso de este fusil lo hacían complicado de manejar, y también tenía un fortísimo retroceso, que solía causar lesiones a los tiradores novatos.

 T-Gewehr.

También se puso en producción el cañón anti tanque TAK Rheinmetall, de 3,7 cm, un cañón sin retroceso capaz de perforar 15 mm de blindaje a una distancia de 500 metros.500 unidades de este cañón habían sido construidas para el final de la guerra, aunque muy pocas de ellas entraron en acción.

 TAK Rheinmetall.

Para principios de 1919, los aliados estaban planeando ataques masivos de tanques. Y los alemanes estaban dando la máxima prioridad a nuevas armas anticarro.

Una de las más espectaculares de estas nuevas armas era la conversión del avión AEG G IV en un avión antitanque, el G IV k, con mayor protección para los dos motores y  la parte delantera del fuselaje.

Este avión llevaba dos cañones automáticos Becker de 20 mm, uno bajo el morro y otro en la parte trasera. El cañón Becker fue el primer cañón automático de 20 mm, el antecesor del cañón oerlikon de la 2ª guerra mundial, y este tipo de cañón podía atravesar fácilmente el blindaje de cualquier tanque aliado de la 1 guerra.


Cañon Becker  de 20 mm.
Se construyeron 4 o 5 prototipos de este avión antes del fin de la guerra, pero ninguno llego a participar  en ninguna misión antitanque.




No hay comentarios:

Publicar un comentario