viernes, 14 de junio de 2013

1877 : El ultimo Samurai. La historia real (1ª parte )






Alrededor del año 1850, Japon estaba nominalmente regida por un emperador, aunque el poder real estaba en manos de los shogun, señores de la guerra.


Bajo la institución del shogunato, y solo responsable ante él, se encontraba el daimyo, el jefe de clan y gobernador provincial por sucesión hereditaria.


Dentro de cada clan, la sociedad estaba perfectamente estratificada y controlada, con los campesinos en la parte más baja de la pirámide.


Quien se ocupaba de que esa estructura se mantuviera firme e inamovible era la casta militar que servía directamente  a los daimyo: los samurái.



Este sistema social había comenzado a tambalearse en 1854, con la llegada al imperio del sol naciente  del comodoro Perry, de la marina estadounidense.

 Comodoro Perry.

El comodoro Perry y su flota habían entrado en el puerto de Shimoda,en la peninsula de Izumi (isla de Honshu,la mayor del archipielago japones ) y habían demostrado a cañonazos a los japoneses las “ventajas” de unirse al mundo moderno y civilizado.


Para prevenir futuras humillaciones a manos de los más avanzados militarmente occidentales, el shogunato decidió que quería tener un ejercito moderno, armado con las mejores armas que se pudieran comprar o fabricar y entrenado por los mejores soldados de la época, franceses y alemanes.


En 1872, el ejército imperial japonés disponía de 45.000 reclutas, pertenecientes a todas las clases sociales. Pero dos millones de samuráis, que habían tenido prácticamente la exclusividad del uso de las armas durante muchos siglos, se veían ahora en la tesitura de no poder formar parte del nuevo ejército nipón.


Durante la década de 1860-1870, japon paso por un periodo de gran confusión, con los daimyo y samurái intentando no perder sus antiguos privilegios y volver a la etapa de aislamiento de los siglos anteriores.


En 1868, el emperador Mutsuhito alcanzo el poder con el título de Meiji (paz iluminada).Abolió el shogunato,ratifico una constitución mas o menos moderna y movió la capital a Edo, renombrándola como Tokio.

 Emperador Mutshuito.

La progresiva industrialización del país bajo estadistas como el príncipe Iwakura convirtió al Japón en una moderna y competitiva maquina de guerra.


En 1871, los daimyo perdieron sus antiguos dominos (a cambio de sustanciosas cantidades de dinero) y el sistema de provincias fue reemplazado por las prefecturas. Con este cambio, cientos de miles de samurais quedaron sin trabajo. Ya no podían trabajar para los daimyo, y tampoco ingresaban en el nuevo ejército.


Y en el 1876, se prohibió llevar espadas en público. Esto fue considerado un gravísimo insulto por los samurái.


Uno de los más famosos samurái era el Mariscal Takamori Saigo.Nacido en la provincia de Satsuma in 1827, habia servido al emperador honorablemente.

 Mariscal Takamori Saigo.

Tan grande era su amor por el emperador que en 1871 se presento voluntario para marchar a Corea como embajador. Una vez en Corea, insultaría  al gobierno coreano tan gravemente que sin duda se verían forzados a matarle (por cuestiones de honor ), dándole al emperador japonés el cassus belli que buscaba para invadir Corea.


Cuando ya se encontraba en el barco de camino a Corea para cumplir su misión, el emperador reconsidero su idea y le hizo regresar.


Aunque privados de gran parte de su poder, Saigo y otros líderes samurái seguían instando al emperador para la creación de un ejército basado exclusivamente en samuraris,pese a  la terminante negativa del emperador y la faccion pacifista del gobierno.


Desilusionado, Saigo marcho a Kagoshima, donde se retiro de la vida pública. Fue reclamado por otro jefe samurái, Shimpei Eto, para que le ayudara en la rebelión que llevo a cabo contra el gobierno central en 1874.Saigo se negó a acudir en ayuda de su camarda,seguia siendo leal al emperador. La rebelión fue rápidamente dominada y Eto fue decapitado.

 Shimpei Eto,antes de la rebelion....

 ....Y despues.


Un gran número de samuráis habían acudido a pedir ayuda a Saigo.Para proporcionarles trabajo, Saigo construyo más de 130 escuelas privadas (shigakko) en la provincia de Satsuma.



En estas escuelas se enseñaba a los jóvenes, además de las asignaturas de una escuela normal, el uso intensivo de armas y táctica y estrategia militar. También se construyo una escuela de artillería. El énfasis educativo se ponía en la enseñanza de la historia de los samurái de Satsuma y el conocimiento del bushido, el código de comportamiento del guerrero japonés.


La noticia de la construcción de estas escuelas causo una gran alarma en Tokio. El gobierno ya había tenido que lidiar con varias pequeñas rebeliones samuráis, y la posibilidad de una rebelión de los samurái de Satsuma (considerados los mejores de todo Japón) bajo mando del mariscal Saigo era muy preocupante.


En la época de los clanes, la provincia de Satsuma había sido líder en fabricación  y desarrollo de armas. En la zona existían muchas armas almacenadas y muchas armerías dispuestas a fabricar más armas sin descanso.


El 30 de enero de 1877, un barco gubernamental llego a Kagoshima y, sin dar ninguna explicación, los soldados gubernamentales comenzó a llevarse toda la munición que pudieron encontrar.Las protestas de los estudiantes shigakko no se hicieron esperar.50 de ellos asaltaron un arsenal y se llevaron todas las armas a su escuela. En los 3 días siguientes,mas de 1.000 estudiantes se hicieron con el control de todas las armas y municiones.


Cuando Saigo se entero de estos hechos, felicitó efusivamente a los estudiantes. Entre el 3 y el 7 de febrero, el gobierno provincial de Satsuma arresto a 58 agentes gubernamentales. Muchos de ellos habían sido utilizados como espías por el gobierno, ya que hablaban el dialecto local.


Pronto corrió el rumor de que varios de los agentes gubernamentales habían confesado que habían sido enviados por el gobierno para asesinar a Saigo y provocar una  insurreccion, lo que daría una excusa al gobierno para invadir y ocupar Satsuma.


Los estudiantes empezaron a clamar por la guerra.Saigo decidió ir a Tokio y entablar conversaciones con el gobierno. Pero un grupo de samurái rebeldes ya había salido de Satsuma hacia Tokio, sin su conocimiento.Los rebeldes sabían que Saigo era un tradicionalista, que nunca abandonaría a sus samurái y que se vería obligado a aceptar el mando de los rebeldes.


Pero Saigo trataba de evitar la guerra. Rechazando a gran número de voluntarios que querían unirse a sus filas, marcho a Tokio a la cabeza de 12.000 estudiantes. No pidió ayuda a otros clanes y tampoco dejo una guarnición en Kagoshima para asegurar su base.

 Y no llevaba sus ropajes samurái, sino su uniforme del ejército imperial.


(Continuara...)



5 comentarios: