jueves, 8 de enero de 2015

1944; Normandía; Operación Tigre (1ª parte)



  


  En febrero de 1944, según se iba aproximando la fecha elegida para la invasión del continente europeo, se hizo evidente para los comandantes en jefe de las tropas aliadas que era más que necesaria la realización de ejercicios a escala real de lo que los soldados se iban a encontrar en las playas de Normandía.

  Dichos ejercicios no servirían solo para comprobar  la planificación del ataque y los detalles logísticos, sino para dar  a las tropas participantes y a sus oficiales alguna experiencia sobre desembarcos y operaciones mixtas aerotransportadas.

  El teniente general Sir Miles Dempsey, comandante en jefe del 2º ejército británico y el teniente general Omar Bradley,comandante del 1er ejército de los EEUU, fueron convocados por el general Eisenhower a una reunión para dar a conocer los planes que tenían en mente para realizar un ejercicio conjunto.

  Entre la miríada de planes, detalles operacionales y ordenes de la armada, las fuerzas aéreas y el ejército de tierra, el teniente general Bradley propuso la celebración de un ejercicio que simulase al máximo el desembarco del VII cuerpo norteamericano en la playa Utah.

  La prueba tendría lugar en abril de 1944 y tendría lugar en la zona de South Hams, en el condado de Devon, concretamente en un lugar llamado Slapton Sands.

 Slapton Sands en 1940.

  La zona de Slapton Sands había sido escogida por los militares aliados por su gran parecido con la plata de la península francesa de Cotentin que dos meses más tarde seria conocida como playa Utah.El tramo de playa en Slapton Sands estaba situado al lado de un lago pantanoso ,al que se unía por medio de dos puentes. Un terreno muy similar al que los soldados americanos se encontrarían cuando desembarcaran en la playa de Utah.

 La playa de Slapton Sands y el pantano,en la actualidad.

  En noviembre de 1943,la población de la zona de pruebas, que incluía las localidades de Blackwaton,Chillington,Sherford,Slapton y Stokenham,había sido informada de que sus domicilios y terrenos podían ser requisados en cualquier momento, de acuerdo al reglamento de defensa y la ley de compensación de 1939.

  En menos de dos meses, mas de 3.000 civiles fueron evacuados y reubicados, dejando sitio a mas de 30.000 soldados americanos.

  La evacacion de  la población civil de la zona era absolutamente necesaria, no solo para mantener el secreto sobre la inminente invasión aliada del continente, sino para proteger a la población, ya que una parte de los ejercicios planeados se realizarían en condiciones de batalla, con fuego real   que incluiría un bombardeo aero-naval.

  La orden para la utilización de fuego real había llegado de lo más alto, del mismísimo general Eisenhower, que creía que la situación serviría para fortalecer a las tropas y sus oficiales y preparalos mejor para la batalla real que se aproximaba.

  La orden de utilizar fuego real siguió la cadena de mando, pero no llego a  algunas de las tropas que iban a participar en el ejercicio. Grave error.

  Otro grave error se produjo cuando, antes del comienzo del ejercicio, se dieron frecuencias de radio diferentes para su utilización por las tropas terrestres que iban a participar en el desembarco simulado y para los buques que participarían en el bombardeo aéreo-naval.El sistema de comunicaciones necesario para coordinar ambos elementos falló por completo, y en la confusión que se creó, con los buques disparando y las tropas de tierra sin saber hacia donde dirigirse e ignorando que se estaba utilizando fuego real, varios hombres murieron o fueron heridos por el fuego “ amigo”.


  No hay ninguna evidencia documentada o reconocimiento oficial de lo que ocurrió por parte del alto mando aliado, aunque algunos testigos oculares y veteranos que participaron en el ejercicio en las arenas de Slapton Sands afirman que los hechos ocurrieron.

  Los problemas de comunicación también fueron en parte responsables de lo que ocurrió con varias lanchas de transporte y desembarco, Landing Ship Tanks (LST) y los buques que deberían escoltarlos hasta la playa de Slapton Sands.

  El 26 de abril de 1944,al convoy  de lanchas LST que debía realizar el ejercicio de desembarco se le dieron frecuencias de radio que no se correspondían con las comúnmente utilizadas por la marina real británica ni por la corbeta HMS Azalea, encargada de proteger el convoy desde Portsmouth y Brixham hasta la playa de Slapton Sands.


  El mismo dia, el destructor HMS Scimitar, también asignado a la protección del convoy, fue enviado por error a puerto para proceder a ciertas leves reparaciones. Debido a los errores con las comunicaciones, no se designo ningún otro buque para sustituirlo en la tarea de escolta del convoy.

  El 27 de abril de 1944,5 LST cargadas hasta los topes de hombres y material salieron de Portsmouth y se reunieron con otras 3 LST que habían partido de Brixham.Entonces, y con un solo buque de escolta, se dirigieron hacia Slapton Sands.

  Aproximadamente  a la misma hora, una escuadra de 8 S-boat (lanchas rapidas alemanas) zarpaba de Cherburgo, una de las mayores bases alemanas para este tipo de lanchas, saliendo en  misión de patrulla para tratar de interceptar alguna de las lanchas que la armada británica enviaba casi todos los días  para reconocer el canal de la mancha.

 S-boot  (Denominados  e-boat por los aliados)

  La flotilla alemana se dirigió directamente hacia Lyme Bay, la zona donde se estaba agrupando el convoy de lanchas LST, denominado convoy T-4.


  Tras reunirse, las lanchas  LST se colocaron en columna de a 1, y a una velocidad de 6 nudos, se dirigieron a su destino en Slapton Sands, precedidos de dos buques dragaminas.

  El ejercicio “Tigre” debía llevarse a cabo entre los días 22 y 29 de abril de 1944.Cada día se agregarían al contingente inicial nuevas unidades, para que el ejercicio fuera lo más aproximado posible a una situación real de combate.

  Los ejercicios llevados a cabo anteriormente en la zona se habían desarrollado sin ningún tipo de problema.En enero, el ejercicio "Duck I" había tenido lugar con unidades de la 29 división de infantería y la 1ª brigada especial de ingenieros, que habían cumplido su cometido a la perfeccion, ensayando para su posterior desembarco en la playa Omaha.


  En febrero, los ejercicios "Duck II" y "Duck III" habían contado con la participación de las mismas tropas, y había servido para resolver ciertos problemas que habían sido detectados en el primer ejercicio.

  Ya en marzo, el ejercicio “Beaver” se había centrado básicamente en la intercomunicación entre las tropas  de desembarco y las tropas aerotransportadas de la 101 division, aunque las unidades paracaidistas fueron transportadas a sus zonas de lanzamiento simuladas en camiones, para no llamar la atención.

  En el ejercicio "Fox" se habían empleado más de 17.000 soldados en una simulación del desembarco en la playa Omaha. Y por último, la operación tigre iba a simular el desembarco en la playa de Utah e involucraba tropas de las divisiones aerotransportadas 82 y 101.



(Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario