martes, 9 de mayo de 2017

Cosacos,piratas del Mar Negro (2ª parte )






Viene de aquí:

  Como hombres libres que no se sometían a ningún poder, los cosacos se negaban a llevar ninugn tipo de uniforme, y expresaban su individualismo a través de su vestimenta un tanto extravagante.

  La mayoría llevaba unos largos pantalones llamados sharovary y anchas camisolas de lino sujetadas a la cintura por anchos fajines. Siguiendo un antiguo proverbio ucraniano que proclamaba que solo los rusos  de la peor clase llevaban la camisa por encima de los pantalones, los cosacos siempre llevaban el faldón de la camisa bajo el pantalón.

  Predominaban los colores claros y llamativos, casi siempre botas de cuero con herrajes de plata, y se cubrían la cabeza con el tradicional kuchma, un gorro  de piel de oveja.

 Como otros pueblos del este de Europa de aquella época, los cosacos llevaban largos mostachos curvados y la cabeza afeitada, excepto por un mechón sobre la oreja izquierda.


  Hasta 1613, los ataques de los piratas cosacos se limitaron  a abordar buques turcos o atacar pequeños puestos de comercio en la costa de Crimea y la costa oeste del mar Negro, llegando hasta la desembocadura del rio Danubio.

  Ese mismo año 1613 se produjo en el ducado de Moscovia una guerra civil entre varios pretendientes al trono, de la que salió vencedora la dinastía Romanov, apoyada por los polacos.

  Integrados en las tropas polacas habían servido cientos de cosacos, que cuando terminó la guerra civil se quedaron sin trabajo y marcharon a  sus hogares, una fuerza de reserva que iba a ser muy útil para intensificar la lucha contra los turcos.

  También el año 1613 se llevó a cabo la elección como atamán de los cosacos de Petro Konashevych Sahaidachny, un combativo noble de la región de Halychyna, en el oeste de Ucrania.

  Veterano de numerosas  escaramuzas contra los turcos a lo largo de toda la costa oeste del mar Negro (Varna en 1606, Ochakiv en 1607, Perekov en 1608, Kilia en 1609, Ismail y Akkerman en 1610, etc), el nuevo atamán Sahaidachny pensaba que los cosacos zaporosky debían ser algo más que un grupo de mercenarios  al servicio de la monarquía polaca. 

 Estatua del atamán Petro Konashevych Sahaidachny,en Kiev.

 Según Sahaidachny, los cosacos podían y debian convertirse en el germen de una futura nación ucraniana.Atacando importantes objetivos otomanos, el nuevo ataman esperaba ganarse el respeto y el apoyo por parte  de las potencias de europa occidental que se oponían también a los turcos en los Balcanes.

  Asi,en el año 1613,los cosacos zaporosky pasaron a  convertirse prácticamente en un estado independiente con capital en Kiev, aunque nominalmente seguían estando bajo la autoridad de la corona polaca,y se unieron  a una nueva Liga Sacra para combatir al imperio otomano,formada esta vez por Polonia,Lituania y varios pequeños estados autónomos del Mediterráneo ( Venecia,Malta,Genova,etc ).

  A partir de ese año 1613, los ataque cosacos se  extendieron por la costa de Anatolia y las mas grandes ciudades costeras turcas en Crimea (Kaffa, por ejemplo), llegando en alguna ocasión a atacar las cercanías de Constantinopla.

  El sultán Ahmed I envió una poderosa flota (unas 30 galeras) para terminar con la amenaza que los barcos cosacos suponían para las líneas comerciales del imperio otomano, intentando bloquear el acceso al rio Dniéper en las cercanías de la fortaleza de Ochakiv.

  Sabiendo su inferioridad numérica en un combate  a la luz del dia, los cosacos mantuvieron sus barcos ocultos a la vista de los vigías otomanos.

  Al anochecer, los chaiky bajo mando del atamán Sahaidachny avanzaron desde el sudoeste, con las velas arriadas y avanzando lentamente solo con la fuerza  de los remeros. Sin velas y con la borda a menos de un metro del agua, los barcos cosacos eran prácticamente invisibles en la oscuridad.Sahaidanachy reservó a la mitad de las tripulaciones para formar grupos de abordaje.


  A medianoche, entre 80 y 100 chaikys rodeaban a las galeras turcas, y los cosacos se lanzaban al abordaje. Tras un breve pero muy sangriento choque, los cosacos exterminaban a los marinos turcos, liberaban a los galeotes (la mayoría ucranianos), cogían todo lo que de valor había en las galeras, y las hundían.

  En el verano de 1614,2.000 cosacos a bordo de 45 chaiky se dirigieron a la costa de Anatolia, poblada por grandes ciudades habitadas por muy ricos comerciantes. Dejando dos hombres por barco para proteger su flota,Sahaidachny y sus hombres se dirigieron en primer lugar a Trebisonda, que tomaron por asalto y saquearon sin apenas oposición.

  Desde allí, usando esclavos liberados como guias,marcharon hacia la lujuriosa ciudad de Sinope,conocida en el imperio otomano como la "ciudad de los amantes",dada la gran cantidad de burdeles que había y el inmenso tráfico de esclavos que servían para nutrirlos de "carne fresca".

  Los cosacos tomaron la ciudad al asalto,liberaron a  cientos de esclavos y saquearon la ciudad por completo, aprovechando la situación para hundir una flota de galeras y galeones turcos anclados en el puerto de la ciudad.Rapidamente, antes de la llegada de refuerzos otomanos, los cosacos tomaron sus chaikys y volvieron a su territorio.

  Cuando el sultán recibió las primeras noticas de la llegada de cosacos a sus costas, ordenó a su escuadra amarrada en Constantinopla dirigirse a interceptar a la flotilla cosaca a la vuelta de su incursión, en las cercanías de Ochakiv.

  Cargados hasta la borda con lingotes de oro y plata, centenares de piezas de a ocho de origen español, alfombras persas, cubertería y menaje de plata, etc, los barcos cosacos tardaron demasiado en cruzar el mar Negro. Cuando llegaron  a als cercanías de Ochakiv la flotilla decidió desembarcar allí y trasladar los barcos por tierra hasta un afluente del Dnieper, una operación que solía durar dos o tres días dependiendo de la época del año en que se llevaar a acabo la operación.

  Mientras movían dificultosamente sus chaikys sobre rodillos de madera, los cosacos fueron acosados por grupos de caballería tártara al servicio del sultán otomano, que causaron graves pérdidas antes de que las barcas estuviesen de nuevo en el agua. En la operación  perdieron buena parte del botin, además de una veintena de cosacos que fueron capturados por los tártaros y vendidos a los turcos que los enviaron a Constantinopla.Tras ser torturados para tratar de conocer donde se encontraba su base en el laberinto que formaban la infinidad de islas e islotes de la desembocadura del río Dniéper, fueron enviados a Trebisonda, donde los ciudadanos los despedazaron con sus propias manos.

  El éxito de las incursiones cosacas en las ricas ciudades del norte de Turquía se debió en gran parte al hecho de que desde el reinado del sultán Murad III hasta Murad IV (desde 1574 hasta 1623 ),los sultanes otomanos no eran más que simples marionetas que actuaban al dictado y la orden de los visires. En ese mismo periodo de tiempo, el control del imperio otomano realmente había recaído en la "sultana" Cecilia Baffo, una noble veneciana que había sido capturada por piratas turcos en el Mediterráneo a la edad de 13 años y vendida a un haren, en donde el sultán  Murad III la había encontrado.


  Poco a poco, y contando con la colaboración del eunuco jefe del harén real, Baffo había ido escalando en la pirámide social del palacio del sultán  y se habia convertido en la favorita del sultan Selim II, que termino por casarse con ella. A partir de entonces, su influencia sobre el sultán lo convirtió en un gobernante indeciso y falto de energía, incapaz de organizar una campaña coordinada contra las incursiones cosacas.

  La campaña de cosaca del año 1615 comenzó con uno de  los mayores éxitos navales.Durante el invierno, los cosacos habían alardeado de que iban a  oscurecer las murallas de Tsarhorod (Constantinopla) con el humo de sus mosquetes.

  Tras acceder al Bósforo sin oposición, una flotilla de 80 naves cosacas desembarcó entre Mizevna y Archioca, los dos puertos gemelos situados al sur de la ciudad.Sahaidachny dividió sus fuerzas en dos grupos, que asaltaron al unísono ambos puertos.

  Según los cronistas  de la epoca, el sultán se encontraba cazando en las colinas al oeste de la ciudad cuando diviso el humo que salía de sus barcos en llamas.Inmediatamente ordenó a los jenízaros de la guarnición de Constantinopla salir de sus cuarteles y masacrar a los atacantes. Pero cuando los jenízaros arribaron a la zona, los cosacos ya habían partido.

  Tras cuatro días de persecución por la costa oeste del mar Negro, los chaiky cosacos se dejaron atrapar por varias galeras turcas en la desembocadura del Danubio.

  Aprovechándose de la muy superior manejabilidad de sus barcas en aguas poco profundas, los cosacos abordaron las galeras turcas, capturando al almirante que las dirigía.

  Con la pérdida de su almirante, las restantes galeras turcas abandonaron el campo de batalla.Los cosacos llevaron las galeras turcas capturadas hasta las cercanías de la fortaleza de Ochakiv y las prendieron fuego a la vista de su enfurecida guarnición.

  Mientras las galeras turcas ardían, algunos cosacos aprovecharon la confusión para internarse en la fortaleza y atrapar varias cabras, ovejas y caballos, llevandolas hasta su campamento.

  Para los cosacos, el único punto negativo de la expedición fue que perdieron 30.000 piezas de oro que tenían pensado pedir como rescate por el almirante turco, ya que se despistaron y lo encerraron en una de las naves que luego incendiaron.


 (Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario