lunes, 9 de diciembre de 2013

Vikingos : La Ley (1ª parte )




 Las leyes y los procedimientos que las regulaban variaban dependiendo de un territorio u otro, y cambiaban y evolucionaban a lo largo de toda la época vikinga.

Se sabe más de la ley de los vikingos islandeses que los de otros territorios como Noruega o Dinamarca, por que los islandeses escribieron libros de leyes, como Gragas,escrito cientos de años después de la era vikinga, pero cuyas leyes y tradiciones legales datan de los inicios de la era vikinga.



Durante el siglo X, los colonos vikingos que habían llegado a Islandia crearon y después perfeccionaron una forma de gobierno única en la Europa de aquella época: se oponían a un estado centralizado dependiente de la autoridad de un señor o un rey.

Y se estableció un sistema legal mediante el cual las personas procuraban a toda costa llegar a un consenso, y donde las disputas trataban de resolverse a través de la negociación.

Esto no quiere decir que no se empleara la violencia para resolver conflictos.Las peleas y la violencia se permitían, e incluso eran recomendables para mantener el honor en ciertos casos.

En la sociedad vikinga, ningun señor o noble, por alto que fuera su rango, estaba por encima de la ley. Y la ley se articulaba por medio de una red de asambleas, que transcurrían por varios niveles, desde el nivel local hasta el nivel nacional o estatal.

En el nivel local se encuentra la asamblea, llamada þing (pronunciada como thing, cosa), compuesta de los hombres y mujeres libres, el primer nivel de justicia, donde se escuchan todas las disputas y se establecen los procedimientos legales. Cada distrito (herred) tiene su propia asamblea.

La ley se basa en  una mezcla de leyes y antecedentes, y es el deber de los miembros de más edad de la asamblea el recordarlas y transmitirlas de forma oral a la siguiente generación.


 Era obligación de los ancianos conocedores de la ley asistir a todas las asambleas, y siempre debía estar presente un sacerdote para darle un rasgo sagrado a la reunión.

El siguiente nivel eran las asambleas regionales o provinciales (Landthing ), donde se tomaban las decisiones importantes, se elegian a los señores y nobles, se declaraban guerras y se fijaban los términos de los tratados de paz.

Esta asamblea provincial también servía de tribunal de apelación para aquellos que no estaban satisfechos con las resoluciones dictadas en las asambleas locales.

Pero las apelaciones no se podían hacer a la ligera, ya que si la asamblea regional fallaba de nuevo en contra del apelante, este era desterrado automáticamente.

La asamblea de nivel superior, llamada Alþing, se convocaba al menos una vez al año. Era en estas asambleas donde se aprobaban las leyes y se tomaba las decisiones más importantes, y donde se elegían los reyes (excepto en Islandia).

Durante siglo, los vikingos de Islandia celebraban su asamblea estatal en Þingvellir, la "llanura de la asamblea", un paisaje espectacular lleno de barrancos, riachuelos, cascadas, manatiales y pequeñas lagunas.

 Thingvellir,la llanura de la Asamblea.

La asamblea estatal de Islandia se reunió por primera vez en el año 930, convirtiéndose asi en la más antigua asamblea de Europa.

Princialmente, se realizaban 3 funciones de tipo legal. Un consejo formado por los nobles locales (logretta) elaboraba las leyes, y elegía un portavoz, que era el responsable de la conservación y la transmisión de la ley. A continuación, el portavoz recitaba la nueva ley, para ponerla en conocimiento de todos los asistentes a la asamblea. Cada ley tenía su propio portavoz, que recibía un sueldo a cambio de recitar su ley en cada asamblea, para que no fuera olvidada.

El portavoz debía recitar la ley obligatoriamente en la piedra de la ley (logberg) lugar desde el cual se emitían toda clase de anuncios y discursos públicos. Se requería que el noble que hubiera presentado la ley al consejo para su aprobación asistiera obligatoriamente al recitado público de su ley. Una vez terminado el trabajo del portavoz de la ley, se producía un debate con las partes interesadas, donde todos los hombres libres podían expresar su opinión.

 Plano de Thingvellir.

El tribunal penal estaba compuesto de 36 jueces, nombrados cada uno de ellos por uno de los nobles  locales. Para ser juez, un hombre debía ser libre, con granja  y casa propia, mayor de 12 años y capaz de asumir la responsabilidad de lo que decía.

La decisión de los jueces tenía que ser casi unánime, si un sexto de los jueces (6 de 36) se oponía  a la mayoría, el caso no progresaba. Por eso se producían muy frecuentes bloqueos del tribunal. Este problema se resolvió en el siglo XI, creando un juzgado de apelación, para el que solo se requería la mayoría simple.

Los tribunales no tenían ningún parecido con un tribunal de la época romana, o con un tribunal de la época actual. No había fiscales. Todos los casos consistían en demandas privadas. 

 Representracion de la Asamblea.

( Continuara...)

3 comentarios:

  1. "The Cambridge History of Scandinavia,Volume 1,from prehistory to 1520" - Knut Helle

    "The Norsemen in the Viking age" - Eric Christiansen

    ResponderEliminar