lunes, 19 de mayo de 2014

329 a.c. Alejandro : La captura de Bessos (1ª parte )






 La ejecución de Filotas y la muerte de Parmenion causaron gran inquietud en el ejército macedonio.

  A ojos de los soldados, agotados por la fatiga y  las heridas, y satisfechos con el inmenso botín que han atesorado, la tarea que habían comenzado cinco años antes había terminado.

  Para ellos, la muerte de Darío a mediados del verano de 330 a.c. significaba el fin de la guerra en Asia.Lo único que quedaba por hacer era ocupar el trono abandonado por el gran rey persa, y volver a su hogar.

  Pero Alejandro no veía las cosas de la misma forma. Lo que ha realizado hasta el momento no es más que el inicio. Como sucesor  y dueño del imperio persa aquemenida, debe restablecer su autoridad en todo el territorio.Debe castigar a Bessos, que ha usurpado su autoridad proclamándose rey y dueño de las provincias orientales del imperio persa.

  Pero los oficiales de su ejercito piensan que Alejandro ha reaccionado con excesiva severidad frente a Filotas y Parmenion .Creen que Alejandro ha utilizado el asunto como un aviso para ellos, para que no tengan intenciones de oponerse a sus planes de conquista.

  En diciembre de 330 a.c.,Alejandro ha terminado con dos de los asesinos de Dario, Barsaentes y Satibarzanes.Le faltaba ocuparse de Bessos, sátrapa de Bactriana ,y someter á su autoridad a las satrapías del este: Gedrosia (actual Beluchistán), Aracosia (actual Afganistán) y Sogdiana (actual Uzbekistán).

  Alejandro se va a ver obligado a adentrarse en zonas de las que no dispone de ninguna información, y que va a ir descubriendo a medida de su avance. Apenas sabe algo de las poblaciones que allí habitan, aunque piensa que seguramente estarán adaptadas a los combates en alta montaña y la guerra de guerrillas.

  Así que debe reorganizar sus tropas, ya que no se va a enfrentar a un ejército convencional como el persa de Dario, sino con grupos más o menos grandes de guerreros. 

  Los combates que tendrá que librar no serán batallas campales, sino combates frente a grupos de jinetes que atacaran y se retiraran rápidamente, para volver a atacar pocas horas después.

  El mando de los Compañeros de caballeria, que había estado ostentando Filotas, se dividió entre Hefestion y Clito el negro, hermano de Lanice, la nodriza de Alejandro. 
Ambos eran, junto al general Cratero, los tres amigos de los que más se fiaba Alejandro.

  Alejandro decide impulsar la utilizacion de los escuadrones de lanzadores de jabalinas (hipocontistes ) y arqueros a caballo (hipotoxotes ),y crea unidades mixtas donde prime la movilidad y la rapidez en el despliegue, para oponerse con garantías  a la caballería enemiga que sabe se va a encontrar, dotada de pequeños caballos, típicos de la zona,adaptados perfectamente al terreno y al clima.

 Hipotoxote,de Hippos-caballo y toxitai-arquero.

  Dada la topografía de la zona que va a atravesar, y sin ningún conocimiento de si se va a encontrar ciudades importantes que le garanticen suministros para su ejército, se ve  obligado  a desplazarse no solo con sus soldados,sino también con un ejército de administradores,funcionarios,ingenieros ,maestros,comerciantes,médicos,científicos,etc

  La satrapía de Bactriana, donde se encuentra su enemigo Bessos, es básicamente una llanura que se extiende entre el macizo montañoso del Indo-Kush ( Parapamisus ) y el valle del rio Oxo (actual rio Amu-Darya).


  Desde Frada, capital de Drangiana, la columna de Alejandro se dirigió en primer lugar hacia Aracosia, donde el macedonio funda Alejandría de Aracosia (actual Kandahar, Afganistan).

  Dejo allí una pequeña guarnición  y se dirigió hacia el actual Kabul, donde fundo Alejandría del Caucaso.Alli se detuvo hasta el mes de marzo, ya que la nieve impedía el paso por el macizo del  Indu-Kush.

  En abril de 329, el ejército de Alejandro consigue superar el Indu-kush y se encuentra en la vertiente noroeste de las montañas.



  Delante tiene dos caminos que llevan hasta la llanura bactriana y a la capital de la satrapía, Bactra-Zariaspa (actual Balj, 20 km al oeste de Mazar-i-Sharif).

  Uno de los caminos, por Drapsaca (actual Khunduz) y el otro, por el actual Ai-khanum.Decide tomar el camino por Drapsaca, donde concede un merecido descanso a sus hombres.

  Bessos, que esperaba la llegada de Alejandro por  la llanura al este de Bactra-Zariaspa, dispone de 7.000 jinetes de bactria y 5000 infantes sogdianos.

  Pero Alejandro vuelve a sorprenderle,y accede a la llanura bactriana dirigiéndose directamente sobre la capital, Bactra.

  Cuando Bessos tiene conocimiento del movimiento de Alejandro, comprende que todo está perdido y se retira hacia Nautaca y Maracanda (actual Samarcanda), cruzando el rio Oxo “el más grande de los ríos de asia", segun Arriano, cuyas aguas en esa época del año, principios de la primavera, bajan muy crecidas.

 Rio Oxo (Amu-Darya ), a la altura de Termez.

  La mayor parte de la caballeria bactriana de Bessos se negó a seguirle en su retirada, y le abandonaron en la ribera del rio Oxo.Solo quedó con el su infantería sogdiana.

  Bessos consiguió cruzar el rio Oxo, y tras cruzarlo, quemo las barcas que había utilizado.

  Mientras tanto,Alejandro había acabado con la oposición de algunos pequeños grupos de jinetes bactrianos que intentaban detener o a menos ralentizar su avance.

  Llego rápidamente  a Bactra-Zariaspa, y la tomo al asalto con facilidad, derrotando a la pequeña guarnición que Bessos había dejado allí al mando de Oxiartes de Bactriana.

  Alejandro permaneció pocos días en Bactra-Zariaspa, el mínimo tiempo necesario para desmovilizar a los soldados que habían terminado su contrato (caballería tesalia, básicamente, que había perdido la mayor parte de sus caballos en el paso del Indu-Kush ) y ya no era util.

  Tras confiar su nueva provincia de Bactriana a su suegro, el antiguo general persa Artabazo, se dirigió  hacia el rio Oxo, para tratar de franquearlo a la altura de Alejandría Tarmita (actual Termez).


   El cruce del rio Oxo planteo un serio problema al ejército de Alejandro. El rio tenía más de un kilometro de ancho, y era bastante profundo. Alejandro no tenia barcas (las había quemado Bessos en su huida), y en la zona no había arboles suficientes para construir un puente.

  Además, el fondo del rio era arenoso y la corriente era fuerte: los postes que los ingenieros de Alejandro habían intentado clavar en el lecho del rio habían sido arrastrados fácilmente por el agua.

  Alejandro ordeno reunir las pieles que sus soldados utilizaban para levantar sus tiendas, mandó rellenarlas de paja seca y coser todas las pieles juntas, para que al agua no pudiese penetrar en ellas.

  El enorme flotador así construido se lanzo al rio, y permitió el cruce del rio por el ejercito, que tardo 5 días en completar la operación.

  Una vez cruzado todo el ejército, Alejandro siguió los pasos de Bessos, en dirección a Maracanda.



(Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario