jueves, 2 de agosto de 2012

1530: Las siete ciudades de Cíbola y Quivira.El mito.



La leyenda de la ciudad de Cíbola tiene su origen en la reconquista española.

En manos de los árabes la Península, siete obispos portugueses, que odiaban la religión del Profeta, decidieron buscar otras tierras a donde no llegara la influencia del Corán, y en medio del mar tenebroso fundaron siete ciudades de prodigio, creándose la isla de las Siete Ciudades, la mítica Cíbola…”

Segun la leyenda,los siete obispos habrian llegado a las Antillas,y habrian construido siete ciudades ; Aira, Anhuib, Ansalli, Ansesseli, Ansodi,  Ansolli y Con.


Y al conjunto de las siete ciudades se le llamo Cibola ,posiblemente por que al bisonte,que abundaba en la zona,se le llamaba "cibolo".

Hernán Cortes había conquistado la ciudad de México  en 1520, y Pizarro había terminado con el imperio inca del Perú en 1533.Fabulosas riquezas habían sido encontradas en ambos lugares.

A mediados de la década de 1530, jóvenes aspirantes a conquistadores fueron ideando nuevos planes de conquista. Y asumieron que había otros lugares ricos en oro esperando su turno para ser conquistados para España y el cristianismo.

Y les hacían falta muy pocos indicios para lanzarse a la aventura. Las historias que contaban los nativos también ayudaban.

"En el año 1530 Nuño de Guzmán, quien era gobernador de la Nueva España, tenía en su poder un indio, uno de los naturales del Valle de Otixipar, quien fue llamado Tejo por los españoles. Este indio dijo que era el hijo de un comerciante que estaba muerto, pero que cuando él era un niño su padre se había ido al interior del país con plumas finas para el comercio de adornos, y que cuando regresó trajo una gran cantidad de oro y plata, de los cuales hay un mucho en ese país. Se fue con él una o dos veces, y vio a algunos pueblos muy grandes comparados con México y sus alrededores. Había visto a siete ciudades de gran tamaño que tenían sus calles empedradas de oro y de plata. "

La historia despertó la ambición y la codicia de Nuño de Guzman.Reunio una tropa de 400 españoles y 3000 indios y comenzó la búsqueda de las siete ciudades. Pero antes de que hubiera cubierto la mitad del camino, comenzaron los problemas. Sus hombres comenzaron a amotinarse e insistían en volver atrás. Y al mismo tiempo,Nuño de Guzman recibía noticias de la llegada de Hernán Cortés, su enemigo declarado, que volvía de España con nuevos títulos y poderes. Así que se vio obligado a abandonar la expedición. 

Pero en el camino de vuelta aprovecho para fundar la ciudad de Culiacan,que sirvió de base para las incursiones posteriores que se realizaron en el sur de sonora con el propósito de capturar y esclavizar nativos.

En 1535,Alvaro de Mendoza se había convertido en virrey de nueva España. Y la primavera siguiente llegaron a nueva España cuatro hombres.

Se trataba de Alvar Cabeza de Vaca, Alonso del Castillo Maldonado,Andres Dorantes y un esclavo de color,de nombre Estebanico.

 Alvar Cabeza de Vaca.

Eran los supervivientes de la expedición de Narvaez,que había salido de España en junio de 1527,y naufragado en las costas de Texas, cerca de la actual Galveston, siendo capturados por los indios.

Habían pasado 8 años como prisioneros de los indios, ejerciendo las labores de chamanes y curanderos ambulantes. Y en algún lugar de la actual frontera USA-México habían escuchado rumores sobre la existencia un poco más al norte de una importantísima ciudad. Dorantes incluso consiguió una campana de cobre, que provenía de aquella rica zona.


Y sobre la existencia de la campana, los cuatro españoles supusieron que en la misteriosa ciudad del norte se trabajaban los metales, lo que también les hizo suponer que habría otros metales más ricos.

La exploración del norte de México correspondía, por derecho real, a Hernán Cortes. Pero bajo el mandato del virrey Antonio de Mendoza,la influencia de Cortes iba menguando.

Y el virrey prohibió cualquier exploración hacia el norte que no estuviese autorizada por la autoridad real, es decir, el mismo virrey. Esto evitaba que Cortes se dirigiera al norte.

Tras detener y encarcelar a Nuño de Guzmán bajo la acusación de maltrato de esclavos, el virrey nombro como nuevo gobernador de la provincia de nueva Galicia (costa oeste de mexico,que incluía la zona de Culiacán ) a Francisco Vázquez de Coronado, en 1538.Y en septiembre del mismo año,Cortes envio un requisitorio al consejo de indias, la corte suprema de nueva España, en la que indicaba que tenía nueve barcos listos para navegar hacia el norte y explorar la nueva frontera.

Ahora, el virrey Mendoza se encontraba bajo una presión extrema. No quería que la expedición utilizara los métodos de Cortes o las atrocidades de Nuño de Guzmán . Y Coronado estaban ocupado reprimiendo una sublevación indígena en las minas de arnatapeque, c casándose con Beatriz de estrada ,nieta del rey Fernando II.

Así que, como jefe de la expedición opto por nombrar a un fraile franciscano de buena reputación, Marcos de Niza,que viajaría con un grupo de nativos aliados.

Y como guía se opto por utilizar a Estebanico, el negro que había conseguido sobrevivir durante 8 años entre los indios y conocía la zona a explorar a la perfección.

 Estebanico.

Marcos de Niza salió de ciudad de México en el otoño de 1553,con órdenes secretas para explorar la costa norte y buscar el rico imperio que se suponía se encontraba allí,


No hay comentarios:

Publicar un comentario