jueves, 23 de mayo de 2013

Kubëlwagen : El escarabajo marcha a la guerra (2ª parte ).




Aunque el kübelwagen y el schwimmwagen fueron los más famosos y utilizados modelos de origen Volkswagen, otros 58 modelos fueron diseñados y construidos durante la guerra.

 Aunque la mayoría de estos modelos no pasaron de la fase de prototipo o de la pista de pruebas, unos pocos de ellos si pasaron a la producción y entraron en servicio durante la guerra.

El más famoso fue el modelo 87 y su evolución final, el modelo 187, con tracción a las cuatro ruedas denominado Kommandeurzwagen.Se fabricaron 600 unidades de este modelo, prácticamente todas fueron enviadas al Afrika Korps.


 El invierno del año 41 fue especialmente duro en el frente ruso, y las demandas de las tropas allí instaladas eran diferentes a las del frente africano. Se solicito a Ferdinand Porsche el diseño de un vehículo capaz de operar sobre la nieve.

La solución fue adaptar el schwimmwagen para esas circuntancias.Se intento colocarle unos neumáticos más anchos, fabricados por la empresa Rieger & Dietz, especialistas en construcción de neumáticos para condiciones difíciles. Pero no funciono. Ese tipo de neumáticos se destrozaba con facilidad.

La siguiente opción fue cambiar las ruedas delanteras por skis.Las pruebas fueron satisfactorias, pero dicho vehículo no entro nunca en producción.

Y otra variante consistio en colocar cadenas en el eje trasero de un Kubëlwagen :


Otro modelo que nunca paso de la mesa de diseño fue el Kubelwagen modelo 164, un extraño vehículo de 6 ruedas que llevaba dos volantes y dos motores, pudiendo (teóricamente) ser conducido en dos direcciones.

Un diseño realmente curioso y que fue utilizado en África fue el kubelwagen 823.

En principio, se trataba de un kubelwagen 82 normal. Pero Rommel impulso unas modificaciones para convertirlo en un vehículo que sirviera para  tratar de engañar a los aviones de reconocimiento aliados, simulando ser un tanque.

Se le colocaron en los laterales unas planchas metálicas imitando las cadenas de un tanque y se le coloco una torreta de madera pintada.


 El vehiculo estaba diseñado para hacer el mayor ruido posible y levantar una gran polvareda. A menudo se le añadían unas latas atadas con cadenas, para hacer más ruido.


 A principios de 1945, la derrota alemana era inevitable, y los recursos para producir más variantes del kubelwagen era insuficientes. El constante bombardeo de los aliados sobre la fábrica de Fallersleben había dejado la fábrica prácticamente en ruinas.

Para prevenir que cayera en manso aliadas,Hitler había ordenado que la maquinaria fuera sacada de la fábrica y ocultada en  complejos mineros de la frontera belga.

Pero el primer tren, que portaba 200 maquinas de la fábrica, llego a su destino en la frontera belga en el momento justo para ser capturado por las tropas americanas en su avance. Tras oír la noticia de la captura, Ferdinand Porsche ordeno que el resto de la maquinaria permaneciera donde estaba.

El 10 de abril de 1945, las tropas SS que custodiaban las instalaciones de Fallersleben y los ingenieros y directivos alemanes que allí se encontraban, decidieron salvar su propio pellejo y huyeron.

Libres  de la brutalidad de los guardias que los habían estado custodiando, los trabajadores saquearon lo que quedaba de la fábrica e intentaron incendiar la ciudad misma.

El capellán católico adjunto a la fabrica, Antonius Holling, solicito ayuda a un pelotón de soldados americancos para evitar la destruccoin de las instalaciones.El teniente al mando de dicho pelotón parecía estar de acuerdo con el incendio de la fabrica y la ciudad, aunque al final pudo ser convencido por el capellán. Se restauro el orden, y al día siguiente, dos docenas de tanques Sherman M4 y una compañía de infantería ocupo el área.

La fabrica había sido salvada de la destrucción, pero en los primeros días de paz, el futuro del escarabajo estuvo en duda.La fabrica  estaba incluida en la zona de ocupación británica. Una unidad de ingenieros británicos acudió a la fábrica para decidir su viabilidad y, en caso afirmativo, seguir con la fabricación del KDF-Wagen.

Los británicos cambiaron el nombre a la fábrica, pasando a llamarse Wolfsburg Motor Works. También le cambiaron el nombre al escarabajo, prescindiendo del nombre original KDF-wagen y pasando a llamarlo con el nombre con el que se le conoció desde entonces hasta hoy en dia, Volkswagen.



Revista World War II,volumen 21.
Panzerattrappen,german dummy tanks,History and variants 1916-1945
Encyclopedia of german tanks of world war two.

No hay comentarios:

Publicar un comentario