lunes, 31 de octubre de 2016

272 a.c.: Pirro,el final.







Viene de aquí:


  El impacto de la teja sobre su cuello nubló la visión de Pirro durante unos instantes, lo suficiente para perder el equilibrio, soltar las riendas y caer del caballo.


  Antes de entrar en batalla, se había deshecho de todos los elementos y símbolos de la realeza que solía portar ; su característico casco , su capa purpura  símbolo de realeza,etc. Sin ellos, parecía un soldado más.


  Pero mientras trataba de recobrarse, uno de los soldados de Antigonos, de nombre Zofirus, le reconoció y lo arrastró hasta una casa cercana. Pirro trató de resistirse, pero Zofirus saco su espada y la clavo entre la boca y el mentón del rey, terminando con su vida.




  La noticia de la muerte del rey Pirro corrió por entre las tropas de Antigonos, y uno de sus hijos, Alcineo, cortó la cabeza del rey Pirro y la llevó ante su padre.


  Cuando Antigonos reconoció a quien pertenecía la cabeza montó en cólera, y acusó a su hijo de impiedad y crueldad.La muerte de Pirro, su mayor rival y enemigo, le recordaba la muerte de su abuelo Antigono y su padre Demetrio Poliorcetes.


  Porque ese era el destino que habian sufrido la mayoría de los diadocos, los generales y descendientes políticos de Alejandro Magno, que habían logrado construir grandes y prósperos imperios pero habían terminado sus vidas violentamente; 


 Antigono,Lisimaco y Tolomeo habían muerto en batalla; Perdicas y Seleuco habían sido asesinados en la cima de su poder; Demetrio Poliorcetes ,el padre de Antigonos,habia sido abandonado por sus propias tropas, capturado por Seleuco y encerrado en prisión en el 285 a.c.,donde moriría un par de años después.


De los reyes seleucidas, solo Casandro había muerto de causas naturales.


  Antigonos Gonatas y los ciudadanos de Argos consiguieron expulsar a los soldados de Pirro de la ciudad, y después tomaron el campamento epirota y capturaron al hijo de Pirro, Helenus.


  Antigonos ordenó recuperar el cadáver de Pirro, lavarlo y vestirlo de  una manera adecuada a su rango, tras lo cual se incinero el cadáver.


  Antigonos entregó las cenizas y los huesos de Pirro a su hijo Helenus, y le dejo en libertad para marchar al Epiro y enterrar allí los restos mortales del rey.


  Pero, a cambio de su libertad y los restos mortales de su padre, Helenus debió ceder toda Macedonia y Tesalia a Antigonos.Tambien debió comprometerse a retirar todas las guarniciones epirotas que Pirro haba acuartelado en varias ciudades del Peloponeso.


  Pero Antigonos no tardó mucho en darse cuenta que la derrota epirota en Argos y la muerte del rey Pirro no iba a ser suficiente para dominar a los siempre combativos epirotas. Alejandro II, hijo de Pirro y su sucesor en el trono epirota, invadió Macedonia y la conquistó en pocas semanas, gracias sobre todo a la deserción en masa de la infantería macedonia de Antigonos.


  Pero Demetrio II, que había sucedido en el trono de Macedonia a su padre Antigonos Gonatas a la muerte de este, consiguió expulsar   a Alejandro II de las zonas que ocupaba en  Macedonia y mas tarde, de su propio reino.


  Alejandro II consiguió el apoyo de la Liga Etolia y la Liga Acarniana, atávicos enemigos, pero logró ponerlos de acuerdo en contra del tradicional enemigo, Macedonia, y juntos reconquistaron  el Epiro.


  Pero el reino nunca volvió a tener el poder que había tenido cuando fue gobernado por Pirro. La familia real continúo gobernando el Epiro hasta que una revolución en el año 232 a.c instauró una republica. Y el reino se dividió en múltiples pequeñas republicas (Molosia, Tesprotia, Caonia, etc), que finalmente se unieron en la Liga Epirota, que era regida por un consejo  con participación de todas las republicas.


   La Liga Epirota intentó mantener la neutralidad durante las guerras entre Grecia y la emergente republica romana, pero en el año 170 a.c., durante la tercera guerra macedonia, la liga se separó.


  Los molosos decidieron apoyar al rey macedonio Perseo, mientras caonios y tesprotanios se aliaron con Roma. Los romanos, al mando del cónsul Lucio Emilio Paulo  invadían Molosia en el año 169 a.c.,y tras vencer al ejército macedonio en la batalla de Pidna deponían al rey Perseo de Macedonia y lo enviaba a las mazmorras de Roma, donde moriría un par de años después,segun algunas fuentes clasicas  porque sus guardianes no permitían que conciliara el sueño.


  Los romanos castigaron duramente a  los molosos por su actuación durante la guerra, saqueando y arrasando la republica y esclavizando a más de 150.000 de sus habitantes.La región central del Epiro quedó practicamente despoblada y empobrecida hasta tal limite que no se recupero hasta el periodo bizantino.


  Los romanos no eran dudosos en cuestiones morales, y creían firmemente en la venganza. Cuando tuvieron la oportunidad de castigar a los epirotas que se habían opuesto a su intención de dominar toda Italia un par de decadas atras, lo hicieron a conciencia, al igual que habían hecho con Cartago unos siglos antes.


  Y la campaña final de Pirro en Grecia no fue más que una nueva prueba de que conseguía victorias contra sus enemigos, pero no era capaz de convertir esas victorias en éxitos permanentes. En su última campaña en los Balcanes, Pirro había derrotado a espartanos,macedonios y griegos, pero no había sido capaz de derrotar definitivamente a ninguno de ellos. Como había pasado en Sicilia o Italia, Pirro no era capaz de consolidar sus victorias. En vez de continuar acosando al enemigo derrotado hasta la victoria total, siempre tenía oídos para buscar victorias más fáciles.


“Así tuvo la reputación de ser el primero entre los reyes de su tiempo, en la pericia militar, en la pujanza de brazo, en la osadía; pero lo que adquiría con sus hazañas lo perdía por nuevas esperanzas, y no sabía salvar lo presente, según convenía, por la codicia de lo ausente y lo venidero.”




Capitulo XXVI

 Estatua de Pirro I del Epiro,en Ioanninna,actual Grecia.


- El mundo griego después de Alejandro – Graham Sipley

-The Cambridge history of Greek and roman warfare (volume I, Greece and the   Hellenistic world) – Philip Sabin

- Battles of the Greek & roman worlds – John Drogo Montagu

- A history of the Hellenistic world – R. Malcolm Errington

- Pyrrhus of Epirus – Jeff Champion

No hay comentarios:

Publicar un comentario