jueves, 20 de abril de 2017

1798: Napoleón ,la campaña de Egipto (2ª parte )



Viene de aquí :


  Dado que Alejandría no iba a poder suplir a las tropas de Napoleón de suministros o alimentos, el general decidió marchar hacia el Cairo, a, unos 200 kilómetros de distancia. Pero antes de marchar, dejó al general Kleber a cargo de una guarnición de 6.000 hombres, superior en numero a la población que quedaba en   la ciudad ,indispensables para mantener  una ruta de abastecimientos segura,ya que la comida que iban a consumir los soldados de Napoleón iba a depender de las raciones almacenadas en los buques de la flota.


  La mejor ruta para llegar a el Cairo seria tomar el rio Damietta,un afluente del Nilo,pero eso significaba volver a embarcar al ejercito,una  complicada operación que duraría no menos de 36 horas con un alto riesgo de ser sorprendidos por la caballería mameluca o, peor aún, la flota británica de Nelson.

 "Extirpando las plagas de Egipto ; destruccion de los cocodrilos revolucionarios,o como el heroe ingles limpió la desembocadura del Nilo"  - Postal de origen ingles del año 1798.


  Bonaparte decidió entonces tomar la ruta del antiguo canal, seco la mayor parte del año, que unía Alejandría al Nilo.Pero esa ruta apenas contaba con unos pocos pozos de agua potable, absolutamente insuficientes para tantos hombres, que además aun no habían sido aprovisionados con cantimploras u otras vasijas para transportar agua desde Alejandría.


  La marcha hacia el Cairo fue un autentico infierno.La caballeria de la vanguardia del ejército de Napoleón se bebía practicamente todo el agua que quedaba en los pocos pozos del camino, y cuando llegaba el grueso de la tropa (25.000 hombres,aprox.), no había absolutamente nada para beber.Murieron cerca de 600 hombres, de sed o a consecuencia de los ataques de los beduinos, que consideraban los pozos de agua como suyos y acosaban  a los soldados franceses aislados cuando intentaban acercarse a beber. Al llegar al Nilo, después de tres días de marcha, algunos de los soldados se arrojaron al rio para poner fin a su sufrimiento.


  Bonaparte decidio concentrar su ejercito en Ramaniya, a 70 kilómetros de Alejandria, para conceder un merecido descanso a sus tropas. El 11 de julio, los exploradores le contaran lo que Bonaparte estaba esperando escuchar: los mamelucos se aproximaban. Al día siguiente, Bonaparte se puso a  la cabeza de sus tropas y marcho hacia Subra Khit, una aldea a media docena de kilómetros.

   
  Los mamelucos egipcios formaban parte  de una casta guerrera, muy bien entrenados y altamente motivados, que capturaban a niños en el sur de Rusia y los Balcanes, los convertían al islam y los entrenaban como guerreros. A finales del siglo XVIII, los mamelucos contaban con un ejercito  de unos 9.000 hombres, la mayoría de caballería.


  Los mamelucos llevaban más de 500 años dirigiendo Egipto con mano de hierro. Aunque obedientes a los sultanes otomanos, los mamelucos ejercían el poder real sobre los egipcios a manos de dos beis (jefes guerreros) Ibrahim y Murad. Tras la caída de Alejandría en manos francesas, Murad Bey había marchado a el Cairo para reunirse con Ibrahim Bey y otros lideres mamelucos. El consejo mameluco había decidido pedir ayuda al sultán otomano Selim II.

  
 Mientras esperabn la respuesta del sultan, Murad Bey decidió reunir a sus tropas y tratar de frenar al invasor. La caballería mameluca era muy superior a cualquier fuerza similar que Napoleón pudiera poner en el campo de batalla.Durante una de sus típicas cargas, cualquier jinete mameluco podían disparar no menos de 4 veces, una con su carabina, dos con sus pistolas y una con el trabuco.

  
 Pero el problema al que se iban a enfrentar los mamelucos no era su armamento, o su excelente preparación militar, o su ímpetu rallano en el fanatismo.Simplemente, los mamelucos no estaban en absoluto preparados para el tipo de guerra que Bonaparte iba a proponer sobre el campo de batalla; el cuadro.

  
 Los mamelucos eran excelentes luchadores especialistas en la guerra de guerrillas y las rápidas escaramuzas,gracias a su gran movilidad. Si hubieran elegido retirarse hacia el interior de Egipto, hubieran podido acosar las líneas de aprovisionamiento y comunicación francesas que iban a discurrir mayormente por el rio Nilo.

  Pero no conocían el método de guerra que se llevaba realizando en Europa durante más de un siglo, desde que austriacos y rusos habían derrotado repetidas veces a la caballería otomana utilizando el cuadro.


  El ejército frances había adoptado la táctica del cuadro en 1776.Aunque aun no lo habían utilizado en el campo de batalla, era una maniobra que habían ensayado hasta la extenuación los nuevos soldados del nuevo ejercito republicano.Con la artilleria colocada en las esquinas del cuadro y la caballería vigilando posibles puntos de ruptura del cuadro para acudir rápidamente y taponar el hueco, si la infantería estaba bien entrenada y disciplinada,el cuadro podía repeler casi cualquier ataque.

   La transicion de un batallon de 6 compañias ( 4 de fusileros,1 de granaderos y 1 de voltigeurs ) formado en linea a la formacion en cuadro tardaba escasamente 5 minutos.


  Murad había salido del Cairo con 800 mamelucos a caballo,marchando hacia el norte por la ribera del Nilo, por la que tambien se desplazaba una flotilla de faluchos armados que acompañaban a su contingente.


  Rápidamente, Bonaparte ordenó formar el cuadro, con una profundidad de 6 hombres, con la primera línea arrodillada y con la bayoneta calada, mientras las siguientes filas estaban preparadas para disparar sus mosquetes sobre sus cabezas. La caballería, en el interior del cuadro junto con los carros del transporte, y la artillería colocaba sus cañones en las esquinas.

    
 Desorientado por lo que estaba viendo, Murad Bey ordenó una carga para comprobar la fortaleza del cuadro napoleónico. Sus jinetes se dirigieron al galope hacia una tormenta de metralla y proyectiles de mosquete franceses.


  Los mamelucos cargaron sobre el cuadro, y comenzaron a rodearlo tratando infructuosamente de encontrar algún punto débil, pero no lo había.400 mamelucos murieron a causa del fuego artillero y de mosquete, y un par de docenas más que lograron acercarse lo suficiente a las esquinas del cuadro napoleónico, cayeron por las bayonetas francesas.


  Murad Bey ordenó la retirada general de los supervivientes, que escaparon hacia lo más  profundo del desierto. Al mismo tiempo que tenía lugar el combate terrestre, en las aguas del Nilo tenia lugar otro enfrentamiento, entre una flotilla de 5 faluchos francesas y los 7 faluchos mamelucos de Murad Bey,un combate que solo terminó cuando Bonaparte ordenó apoyar a la flotilla al mando del capitán de navío Jean François Perré con su artillería de campaña. El combate terminó cuando un afortunado proyectil de  artillería francesa alcanzó e hizo estallar el buque insignia mameluco.


  Al día siguiente llegaba a Ramaniya la columna de refuerzo del general Dugua, que junto con la flotilla de Perré y el grueso de las tropas de Bonaparte formaban el ejercito de Oriente.


  Napoleón había ganado una escaramuza, básicamente, pero causando un gran número de bajas a los mamelucos.Al amanecer del día 13 de julio, Napoleón recibió la noticia de que Murad Bey estaba reuniendo al grueso del ejército egipcio en las cercanais de El Cairo,a unos 100 kilometros de distancia.Murad había reunido 4.000 jinetes mamelucos y 10.000 infantes fellahin (milicianos), además de una flotilla fluvial de 10 faluchos listos para atacar a la flotilla francesa.


(Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario