martes, 24 de enero de 2012

1ª Guerra Mundial : Cañón M-Gerat (Gran Bertha).



Durante la 1 guerra mundial se inicio el proceso de motorización del transporte, utilizando equipo  pesado. Aunque los nuevos artefactos a motor resultaron de gran utilidad para la movilidad de la artillería pesada, el suministro era bastante lento, y las grandes piezas tuvieron que ser remolcadas a base de tracción animal la mayoría de las veces.

Afortunadamente para los artilleros de estos grandes cañones, la mayoría de ellos se habían diseñado de forma que incorporaban algún sistema de maniobra que requería un menor esfuerzo físico para moverlas y ofrecían mayor seguridad. Los sistemas normalmente utilizados eran los raíles incorporados y la presencia de grúas y gatos hidráulicos, que permitan sacar o meter el cañón de su cureña, ponerla en orden de marcha, o ponerlo en batería, sin necesidad de utilizar sistemas específicos ajenos al propio cañon.Gruas fijas o móviles formaban parte del equipo particular del arma.

Una vez que la pieza era desmontada en varias partes, cada una de ellas tenía que ser trasladada al emplazamiento elegido. Antes de la primera guerra se utilizaba el caballo u otro animal de tiro, pero para la artillería pesada se necesitaba un gran número de estos animales. Los países más avanzados tecnológicamente pasaron a utilizar la mecánica en sus diversas formas, desde el tractor con motor de explosión al tractor con motor de vapor o incluso las locomotoras.


Las locomotoras utilizadas eran normalmente las mismas utilizadas para uso civil, que no necesitaban ninguna modificación especial. Con los tractores,la situación era diferente. En aquella época, el vehículo a motor era relativamente simple, con una potencia muy baja. El único modo de aumentar dicha potencia era aumentar la cilindrada hasta valores muy altos, lo que obligaba al empleo de ruedas más grandes y pesadas y daba frecuentes problemas mecánicos.

El mas utilizado de estos tractores era el tractor Holt, que mas tarde fue la base del carro de combate.
 Tractor Holt.

A menudo, las penurias de la guerra no permitían a los artilleros disponer de estos medios mecánicos obligaba al empleo de caballos, bueyes e incluso camellos.

Gran Berta.


Antes de 1914, Krupp había producido una larga serle de obuses y cañones superpesados, pero para terminar con las defensas de los poderosos fuertes belgas se necesitaba algo especial.

Así que emprendieron la fabricación de un obús de 420 mm. Conocido como Gamma, que podía disparar con gran precisión un potente proyectil que podía destruir cualquier fortificación existente en aquella época. Pero este obús era de emplazamiento fijo, con un gran costo de tiempo y esfuerzo para desmontarlo y trasladarlo. El estado mayor alemán apreciaba la gran potencia de esta arma, pero quería que se pudiese trasportar por carretera.

Krupp encontró la solución en una cureña sobre ruedas, llamándolo M-Gerat.

En agosto de 1914, el primer M-Gerat fabricado partió hacia el frente. Sus servidores, pertenencientes a una unidad especial llamada “Kurz marine kanone 3” lo llamaban “dicke Berta” ( Berta la gorda ).

Inicialmente entraron en acción contra los fuertes belgas dos de estos obuses. Para su transporte se dividía en cinco piezas transportada cada una por un tractor.

El cañón media casi 7 metros, tenía un ángulo de tiro de 65 grados y lanzaba proyectiles perforantes de 800 kilos de peso, a un alcance máximo de 9 kilometro y un peso total del conjunto era de 42.000 kilos. 


El impacto que tuvieron estos obuses fue tremendo.En pocos días los fuertes de Lieja fueron reducidos a escombros, y más tarde los fuertes de Namur corrieron igual suerte.

Los obuses penetraban en la estructura del fuerte antes de explosionar, originando ondas de choque que afectaban a los cimientos. Y el impacto psicológico era tremendo, después de unos días de bombardeo ininterrumpido, los defensores de los fuertes quedaban reducidos a un estado de autentico colapso síquico.
 Los fuertes de Lieja

Tras las operaciones en Belgica,los obuses pasaron al frente oriental, donde repitieron su actuación. Pero pronto comenzó a producirse un serio problema : la precisión de tiro disminuía progresivamente a medida que el cañón sufría la presión provocada por los enormes proyectiles de 800 kilos de peso.

Participaron activamente en la batalla de Verdun,pero fueron perdiendo importancia progresivamente. Y al final de la guerra fueron retirados del servicio activo, no participando en los combates de la segunda guerra mundial, cosa que si hicieron los obuses gamma, que fueron la base de su desarrollo.

 Gamma Gerat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada