miércoles, 23 de mayo de 2012

Tormenta del este: los mongoles.



Mientras la cristiandad y el islam andaban enredados en las cruzadas y contracruzadas, una amenaza aun peor estaba surgiendo desde el  este.

Tribus mongoles y turcomanas, bajo el liderato del señor de la guerra Temujin, estaban iniciando la mayor conquista de territorio de la historia hasta ese momento.

Genghis Khan, titulo que Temujin tomo para si en 1206 y su enorme coalición de pueblos nómadas  surgió de las estepas de Mongolia y conquisto el norte de China y Corea en 1216.

Mas tarde, pasó a invadir lo que quedaba del imperio persa, y a finales de 1221 Genghis  había derrotado al imperio islámico de los Khwarizmian en la zona de Transoxiana (actual uzbekistan, tajikistan.aprox.) y se dirigía hacia las estepas ucranianas.

 Tranxosania.

Allí en 1223, un ejercito compuesto de rusos de la zona de Kiev y otros pequeños reinos aliados, como los cumanos, cayo derrotado frente  a los invasores mongoles en la batalla del rio kalka.

El secreto de la efectividad militar de los mongoles se debió a una combinación de tácticas efectivas, una movilidad extraordinaria y un ejército altamente cualificado para el tipo de guerra que hacían.

El ejército mongol consistía casi en exclusividad de caballería ligera y pesada, aunque algunas veces disponía de una poca infantería ligera auxiliar. Estaba organizado en sistema decimal.

La unidad principal y más grande del ejército mongol era el tuman, que consistía en 10.000 soldados.

Un tuman estaba compuesto de 10 minghan, cada uno de ellos de 1000 hombres.

A su vez, cada minghan constaba de 10 escuadrones o jagun, de 100 hombres cada uno.

Y un jagun se dividía en 10 grupos de 10 hombres llamados arban, que era la unidad básica del ejército mongol.

Un ejército completo mongol se componía de 3 tuman (30.000 soldados).Y el ejercito mongol que conquisto Transoxania y el norte de la India contaba con 8 ejércitos completos (240.000 hombres).Y el que invadió Rusia y el este de Europa constaba de 5 ejércitos (150.000 hombres).

Esta división táctica del ejército mongol permitía una flexibilidad enorme, ya que permitía a los mongoles atacar en varios puntos de la línea enemiga al mismo tiempo, y retirarse rápidamente, permitiendo a otras unidades más frescas golpear en el mismo sitio.

El ejército mongol estándar se componía de un 40% de caballería pesada y un 60% de caballería ligera. Estos dos tipos de unidades combinaban la fuerza y la potencia de choque de la caballería pesada con el lanzamiento masivo de proyectiles.

La caballería ligera se usaba para reconocimientos, para servir de pantalla a la caballería pesada, proporcionaba andanadas de flechas continuamente y era usada para la persecución del enemigo en fuga.


La caballería ligera estaba armada al estilo usual de la caballería asiática: dos arcos compuestos (uno para distancias cortas y otro para distancias largas), dos carcaj que contenían no menos de 60 flechas, dos o tras jabalinas y una cuerda para usar como lazo.

El arco compuesto mongol era incluso más largo que el que usaban otras tribus de origen asiático, lo que le permitía tener más de 300 metros de alcance. Se usaban flechas de varios tipos: flechas ligeras de puntas muy afiladas, para lanzamientos a larga distancia; flechas más largas y con una punta más pesada, para lanzamientos a corta distancia, flechas incendiarias, etc

Los jinetes de la caballería ligera estaban tan acostumbrados a sus armas que eran capaces de cargar el arco y disparar a cualquier lugar que desearan a galope tendido.

Normalmente, la caballería ligera no llevaba ningún tipo de protección, aunque a menudo llevaba una chaqueta acolchada y un pequeño escudo de mimbre forrado de cuero. En combate, sustituían su tradicional gorro de lana por un casco de cuero o en pocas ocasiones de hierro.

La caballería pesada estaba mucho mejor protegida. Llevaban corazas de cuero o cotas de malla laminares y cascos de acero, y sus monturas llevaban protecciones de cuero.


El arma primaria de la caballería pesada era una lanza de más de 3 metros y medio de longitud. Un sable curvado, pequeñas hachas de batalla y mazas completaban su armamento.

Todos los guerreros estaban obligados a llevar una camisola de seda, para aumentar la protección. Si una flecha enemiga impactaba en el cuerpo del guerrero, normalmente no podía perforar la seda, evitando que trozos de tela entrasen también en el cuerpo.Asi, un cirujano podía extraer la flecha simplemente tirando de la tela.

El servicio militar era obligatorio para todos los mongoles de entre 15 y 60 años. Como en toda tribu de la estepa euroasiática, no había nadie a quien se podía considerar “civil”. Ser mongol significaba ser guerrero mongol.

Expertos cazadores y ganaderos, los guerreros mongoles estaban acostumbrados a la extrema dureza del territorio donde habitaban, las estepas de euroasia, con estaciones de temperaturas extremas y sin el más mínimo lujo. Este duro estilo de vida forjaba guerreros con una resistencia sobrehumana.

Una vez en marcha, cada tuman tenía su propio rebaño, y cada guerrero disponía de al menos tres caballos de reserva. Esto le permitía viajar  a gran velocidad, cambiando de caballo muy  a menudo.Cada guerrero era responsable de su propia alimentación y equipamiento, reduciendo el tamaño del suministro y eliminando la necesidad de montar un campamento.

Los caballos  que utilizaban estaban altamente entrenados, y los mongoles preferían utilizar yeguas de la clase hoy denominada Przewalski, animales fuertes y pequeños, con poderosas patas y con una gran reputación en las estepas por su coraje y resistencia.


Para los mogoles, sus caballos eran compañeros de armas. Cuando un caballo moría en batalla, nunca se utilizaba su carne como alimento. Y cuando el caballo era viejo, se le liberaba y se le ponía a pastar tranquilamente hasta el final de sus días.Cuando un guerrero moria, su caballo era sacrificado y enterrado junto a él, para que le acompañara en la otra vida.

Los comandantes mongoles comprendían perfectamente la importancia de los principios de la sorpresa  y la maniobra en las operaciones militares, intentando siempre mantener la iniciativa en batalla, incluso si la misión era meramente defensiva. Cuando un ejército mongol entraba en batalla, cada tuman avanzaba rápidamente en un frente amplio. Para mantener contacto entre los distintos tuman y el cuartel general se establecían puestos permanentes de postas (yams), colocados cada 35 kilometros.Esto permitía a los comandantes mongoles enviar mensajes a una distancia de cerca de 200 kilómetros diarios.

Cuando el enemigo era localizado, la información de su fuerza, posición y dirección de movimiento, llegaba rápidamente al cuartel general y a los distintos comandantes locales.

Entonces, la mayor parte del ejercito se dirigía directamente contra el enemigo, mientras pequeños contingentes avanzaban y ocupaban el territorio detrás de las fuerzas enemigas, atacando sus líneas de comunicación y aprovisionamiento.

Si el enemigo ocupaba posiciones estaticas,los mongoles trataban de atacar por el flanco o por la espalda, aunque en ocasiones atacaban de frente, para a continuación fingir la retirada, para incitar al enemigo a seguirles, cayendo entonces en una emboscada, en la que utilizaban tropas de elite de caballería ligera, llamados mandugai o tropas suicidas como señuelo.
 Guerrero Mandugai.

Si la posición del enemigo no se conocía con precisiones ejército mongol formaba en cinco columnas paralelas, las dos primeras formadas por caballería pesada y las tres restantes por caballería ligera. Dos destacamentos de infantería ligera cubrían los flancos.

Una vez la caballería pesada chocaba con el ejercito enemigo, la caballería ligera atacaba los flancos. A partir de ese momento se producía un clásico enfrentamiento con proyectiles y caballería de choque, muy parecido a la antigua batalla de carrahe.Primero actuaba la caballería ligera con sus jabalinas, después entraban en acción los arqueros a caballo y el golpe final lo daba la caballería pesada.

El ataque se llevaba a cabo en completo silencio,comunicandose las unidades por medio de banderas de colores. Solo en el momento de la última carga, sonaba el naccara,unos grandes timbales a lomos de camellos.


Otro avance militar que permitió el éxito del ejército mongol fue su facilidad para tomar ciudades amuralladas. Inicialmente tomaron ejemplo de las armas de asedio chinas, pero poco mas tarde desarrollaron sus propias técnicas. De los chinos adoptaron la catapulta pesada, de Khwarizm adoptaron la balista y el trebuchet,una poderosa máquina accionada por contrapesos.


Los mongoles preferían la batalla en campo abierto, pero tampoco tenían demasiado problema en las ciudades. Armas de asedio, arietes y torres eran normalmente efectivas, pero si eso fallaba, los mongoles no tenían problema en incendiar toda la ciudad. Tampoco tenían reparos en usar civiles prisioneros como escudos humanos,colocandolos delante de su primera línea de caballería.

Una vez los mongoles tomaban la ciudad, lo más normal es que ejecutaran a todos los civiles y a toda la guarnicion.Hombres,mujeres y niños prisioneros se distribuían entre cada tuman,y se los decapitaba.Luego,las cabezas se colocaban en enormes pirámides, que servían como monumento a la crueldad mongola y servía de aviso a los enemigos.

Los únicos que se salvaban de la decapitación eran artesanos, ingenieros y hombres en edad militar, que eran conservados para ser utilizados en el siguiente asedio, construyendo trincheras o rampas.

Los mongoles usaban sus armas de asedio no solo contra ciudades, sino también contra posiciones enemigas en campo abierto. Lanzaban proyectiles de alquitrán ardiendo para crear pantallas de humo, o granadas explosivas para crear huecos entre las filas enemigas.

Incluso hicieron uso de rudimentarios cohetes de bambú envuelto en cuero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario