jueves, 14 de junio de 2012

280 a.c. : Primera guerra greco-romana.


 Magna Grecia.

  A finales del siglo IV a.c., las ciudades griegas del sur de Italia que integraban la llamada Magna Grecia comenzaron a sentir la presión del nuevo poder que surgía en el centro de la península itálica: Roma.

  Tarento, ciudad grande y prospera que ejercía una especie de protectorado sobre las demás poblaciones griegas, había firmado en el 303 a.c. un tratado con Roma, por el que se vetaba al ejercito romano rebasar el cabo lacinio (colonna), junto a la ciudad de Crotona.

  En el 282, Thurii, ciudad griega situada sobre la suela de la bota italica, pidió ayuda a Roma contra las incursiones de las tribus italianas de la zona de lucania, que aun eran independientes.


  Los romanos respondieron rápidamente al pedido de Thurii y aprovecharon para ocupar la ciudad.

  Los tarentinos, consternados por la aparición de un contingente romano en la Magna Grecia se decidieron a actuar.Cuando una flota romana compuesta de diez barcos pequeños apareció ante la costa tarentina, hundieron todos los barcos y exterminaron a todos los tripulantes. A continuación, expulsaron a la guarnición romana que se había establecido en Thurii.

  Roma todavía no estaba aun preparada para  luchar en el sur de Italia, seguía teniendo problemas con los galos en el norte, así que por el momento intentaron arreglar el asunto por la vía diplomática.

  Enviaron delegados a Tarento para concertar una tregua y pedir la devolución de Thurii. Los enviados romanos no hablaban bien griego, y los tarentinos se rieron de ellos por ese motivo.

  Y cuando la delegación romana abandonaba el lugar de la reunión, un niño de la multitud orino sobre la toga de uno de los enviados romanos.

  El enviado romano proclamo amenazadoramente que esa mancha seria lavada con sangre. Volvió a Roma y mostro la toga manchada al senado.Este, lleno de cólera e indignacion, declaro la guerra a Tarento en 281 a.c.

  Los tarentinos empezaron a preocuparse seriamente. No tenían la capacidad de defenderse por si mismos. Poco dispuestos a soportar la dureza de la vida militar, desde hacía mucho tiempo confiaban su defensa a ejércitos de mercenarios procedentes de grecia.Y a Grecia se dirigieron para solicitar ayuda.

  Mientras los romanos combatían a los samnitas durante medio siglo, Alejandro Magno, el hijo de Filipo de Macedonia llevaba a cabo una de las más asombrosas hazañas militares de la historia. Con un pequeño pero magníficamente entrenado ejército que incluía la falange macedónica, Alejandro se paseo por toda el Asia menor y el imperio persa, ganando todas las batallas contra todos los enemigos que se le opusieron. Llevó la cultura griega a los desiertos de Asia central, a la frontera con la india, a Egipto, etc.Todo el impero persa quedo bajo su dominio.

  Pero en 323 a.c., a la edad de 33 años, Alejandro murió en Babilonia. Solo quedaba para sucederle un hermano deficiente mental y un bebe. Ambos fueron rápidamente eliminados, y sus generales (diadocos) empezaron a disputarse el imperio.

  Tras 20 años de lucha, el imperio de Alejandro quedo permanentemente dividido.


  La principal parte de Asia, que incluía Siria, Babilonia y las regiones del este cayeron bajo la dominación del general Seleuco,cuyos descendientes gobernaron lo que mas tarde se llamo el imperio seleucida.

  Egipto quedo en manos de otro diadoco,Tolomeo,cuyos descendientes gobernaron el Egipto tolemaico.

  Y Asia menor quedo dividida en una serie de pequeños reinos.

  Todos estos reinos estaban en el 281 a.c. firmemente establecidos, y para el comienzo de la guerra entre Roma y Tarento, estaba demasiado ocupados en pelear unos contra otros, así que no podían prestar ninguna ayuda a los tarentinos.Ademas,estaban demasiado lejos.

  Un poco mas cerca estaba Macedonia, pero se hallaba muy debilitada, la vieja familia real macedónica había desaparecido y generales rivales combatian por su dominio. En el 281 a.c.,Macedonia se encontraba en total anarquía, y tampoco podía ayudar a nadie.

  A esta anarquía en Macedonia contribuía activamente el reino de Epiro, situado sobre la frontera occidental de Macedonia.


  Epiro era esencialmente un país montañoso e inhóspito,habitado por una coalicion de pueblos no-griegos (chaones,molosianos, thesprotianos ), pero estaban ampliamente helenizados, y hablaban y escribían en griego.La ganadería era su principal fuente de riqueza, con pocos y pequeños cultivos. Vivian mayormente en aldeas, y sus ciudades eran pocas y de pequeño tamaño.

  Desde el año 295,gobernaba como rey en Epiro Pirro.

  Orgullosos de su linaje ( se creía descendiente de Aquiles ) ,Pirro había demostrado sus dotes militares combatiendo en los ejércitos de Antigono y Demetrio, generales de Alejandro Magno.

 Pirro,rey de Epiro.

  Era, con diferencia, el mejor general griego de la época. Pirro había contribuido a la anarquía de Macedonia invadiéndola en el 286 para apoyar a Seleuco,Ptolomeo y Lisimaco a expulsar a Demetrio Poliorcetes del trono de Macedonia. Lisimaco y Pirro se repartieren el trono macedónico, pero a los siete meses Pirro fue expulsado, ya que los macedonios preferían como rey a Lisimaco, viejo compañero de Alejandro.

  A él fue a quien los tarentinos pidieron ayuda. Epiro se encontraba a solo 80 kilómetros de la costa tarentina, Pirro era el mejor general y estaba ansioso de luchar.

  Pirro acepto la propuesta tarentina rápidamente. Quería hacer en occidente lo que Alejandro había hecho en oriente ; establecer un imperio.

  Y para ello además de sus soldados epirotas, tan buenos guerreros como los macedonios, recibió la colaboración de la misma macedonia, que aporto al cuerpo expedicionario cinco mil infantes y un grupo de caballería.

  En la primavera de 280 a.c.,Pirro desembarco en Tarento con 20.000 soldados de infantería,2.000 arqueros,500 honderos,3.000 caballos y 20 elefantes.

  Pirro se dio cuenta rápidamente que no podia contar en demasía con la ayuda voluntaria de las ciudades de la Magna Grecia.Los tarentinos habían prometido muchas tropas, pero realmente aportaron muy pocos hombres. Pirro trato con dureza a sus aliados, tratando a Tarento como una ciudad conquistada, para utilizarla como base de operaciones y aprovisionamiento. Cerró los teatros y los baños públicos y empezó a entrenar a los ciudadanos tarentinos, consiguiendo un refuerzo de unos 6.000 hoplitas.

  A finales de aquel mismo año, Pirro marcho con su ejército en busca del ejército consular romano, buscando una llanura adecuada para desplegar sus falanges y sus elefantes.

  Encontró el lugar adecuado en una llanura situada a mitad de camino entre Tarento y Thurii, en Heraclea.

  Alli se iba  a producir el primer enfrentamiento militar entre la legion romana y la falange griega.

3 comentarios:

  1. Le felicito y doy las gracias por publicar tan magnífico blog, son muy interesante todas las entradas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar