viernes, 20 de febrero de 2015

330 a.c.; Talestris, reina de las amazonas (3ª parte)

viene de aqui :



  A mediados del pasado siglo, arqueólogos rusos realizaron una serie de excavaciones en la región al norte del mar negro. En una tumba del complejo funerario del rio Molochnaya, en la costa noroeste del mar de Azov, a 350 km. al este de la ciudad de Odessa, yacía el esqueleto de una mujer joven. Junto a ella se encontraban los objetos típicos que aparecían en los enterramientos de mujeres con un alto status dentro de su comunidad: un collar de cuentas de vidrio, brazaletes de plata y bronce, un ánfora griega del otro lado del mar Negro, etc

                                     Tumulo funerario de Molochnaya.

  Pero además de estos objetos que demostraban su origen noble, se encontraron otros objetos que hasta entonces no se habían visto en tumbas de ese tipo; dos puntas de lanza, restos de un carcaj con 20 puntas de flecha en su interior y restos de la parte superior de una coraza de cuero.


  Se determino que los restos databan del siglo III o IV a.c., y que pertenecían a una mujer del pueblo conocido como sármatas, un pueblo de origen iranio muy relacionado con la cultura y el idioma de las tribus escitas.

  No fue un descubrimiento aslado.En una tumba en Kut,en la orilla oeste del rio Dniéper se encontró otro esqueleto femenino del mismo periodo con pendientes de bronce, un collar de cuentas de vidrio, una espada de hierro y los restos de un carcaj con 36 puntas de flecha.


  En Zemo Avchala, cerca de Tblisi, en Georgia, se encontró la tumba de una mujer joven enterrada en posición fetal rodeada de restos de todo tipo de armas, una espada, puntas de lanza, etc.

  Todas se ubicaban en el mismo periodo temporal y todas pertenecían a la cultura sármata.La evidencia arqueológica del siglo XX parece que da veracidad a las historias y la mitología griega de 2.500 años atrás.

  Según la evidencia arqueológica, los sármatas vivieron en un territorio que iba desde Ucrania hasta Kazajastan.La tierra que habitaban era la estepa, miles de kilómetros de tierra sin un solo árbol, con el bosque siberiano al norte y el desierto del centro de Asia al sur. Al oeste, las montañas del Cáucaso formaban una barrera natural que separaba a las tribus sármatas del imperio persa.Logicamente, como nomadas, los sármatas se desplazaban en grandes caravanas llevando sus animales, mientras se dedicaban a la caza y la pesca.


 Algunas veces, la sequia secaba sus zonas de pastos tradicionales y entonces se dedicaban a robar y saquear a otras tribus vecinas.

  Las mujeres sármatas disfrutaban de un status y un grado de igualdad con el hombre superior al de otras culturas y pueblos similares.
 
  Por ejemplo, en las tribus escitas, las mujeres vivian una vida de completa reclusión .Los escitas eran polígamos, y era frecuente que los hijos se casaran con la viuda de sus propios padres fallecidos ,dado que la mujer era considerada una concubina o una sirvienta antes que una esposa.

  Por el contrario, los sármatas eran monogamos, las mujeres sármatas eran compañeras y esposas de por vida, e incluso acompañaban a sus esposos en la muerte, ya que en ocasiones eran enterrados juntos en la misma tumba.

  Hasta que llegaban a la edad para casarse, las jóvenes sármatas se dedicaban a la caza o al saqueo, al igual que los varones, y algunas mujeres tomaban la decisión de no casarse, prefiriendo ascender en la pirámide social y alcanzar una posición de mayor poder y privilegio dentro de la tribu.

  Seguramente las tumbas encontradas serian de este tipo de mujeres, que debido a sus meritos lograron gran influencia dentro de la tribu, siendo enterradas en tumbas  con un lujoso ajuar, normalmente asociado a jefes tribales o chamanes.


  En los siglos VI y VII a.c. las tribus sármatas del oeste (entre los ríos Don y Volga, aprox.) estuvieron bajo la dominación escita.Tanto, que a menudo los cronistas griegos de la época confunden a ambos pueblos. Por ejemplo, hasta el siglo VI a.c.,los vasos y cerámicas griegas pintan a las mujeres guerreras vestidas con la típica armadura griega, y combatiendo siempre a pie, y solo a partir de ese momento empiezan a  a pintar a las amazonas con la típica vestimenta  escita compuesta de casaca y pantalón, y combatiendo a caballo mientras disparan sus arcos.




  
  Uno de los mayores desafíos al poder escita ocurrió a finales del siglo VI a.c., cuando los persas de Darío el grande invadieron sus dominios. Fue la primera ocasión en la que las mujeres sármatas jugaron un rol clave.

  El rey persa cruzo el Bósforo con su ejército en el año 512 a.c., con la intención de conquistar Grecia,pero antes quería asegurar los Balcanes contra las incursiones escitas.

  El primer paso de su estrategia invasora era cortar a los griegos el acceso al trigo del norte del mar Negro y a la madera de los bosques de Tracia. Llego el Danubio con un poderoso ejército  (de 700.000 soldados, según Herodoto, aunque en realidad serían unos 100.000), y allí hizo construir un puente de pontones para trasladar al ejercito persa a territorio escita.

  Dejo guardando el puente a sus mercenarios jonios, para proteger el puente y mantener así abierta la ruta de aprovisionamiento.Dario dejo a los mercenarios una soga con 60 nudos. Cada día que Darío permaneciera en Tracia combatiendo a los escitas, los mercenarios debían desatar uno de los nudos. Si Darío no volvía antes de que no quedara ningún nudo en la cuerda, los mercenarios tenían la orden de destruir el puente.

  Los lideres escitas muy pronto se dieron cuenta de la magnitud de la amenaza persa, y que no podrían enfrentarse  a ellos en solitario. Pidieron ayuda a sus vecinos. Algunos se negaron, aduciendo que habían sido los escitas quienes habían provocado a los persas. 

  Pero los sármatas comprendieron la necesidad de una fuerza unida y se colocaron a las órdenes de los escitas.

  Empleando la típica estrategia de los nómadas de las estepas, los escitas fueron retirándose delante de Dario, mientas envenenaban los pozos de agua, quemaban los campos y se llevaban el ganado. 

  El ejercito escita se dividió en dos: una parte, dirigida por el rey escita Escopasis incluía a los sármatas, entre los que se encontraban las amazonas. El segundo contingente, dirigido por el  rey Taxacis incorporaba a las tribus de los gelones y los budini.

  Escopasis se retiro en dirección este, alejando a los persas del rio Danubio y obligándoles a seguirles hacia la tierra de los sármatas, al norte del mar de Azov y el rio Don.

  El otro contingente seguía los persas a poca distancia, para evitar que se dirigieran hacia el norte, donde los escitas y sus aliados habían enviado a sus mujeres e hijos.


 (Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario