lunes, 3 de agosto de 2015

M.O.R.S. ; La "asistencia en viaje" de la 1ª guerra mundial (2ª parte )




Viene de aquí:


 Según se desarrollaba la guerra, el aumento del calibre de la artillería y la aparición en el campo de batalla de los primeros carros de combate incito al departamento de artillería del ejército de los EEUU a crear un nuevo departamnte de sus talleres móviles de reparación.

  A primeros de julio de 1918 hizo su aparición en el frente occidental el primer HMORS (Heavy Mobile Ordnance Repair Shop, taller movil de  reparación para equipos pesados).

  HMORS era capaz de realizar reparaciones mucho más complicadas sobre el terreno en equipamiento pesado que de otra manera requeriría la evacuación a talleres fijos en la retaguardia.

 Taller de reparacion de tractores de artilleria Holt,en retaguardia.Se distingue 1 camion de reparacion de  artilleria FWD, a la derecha de la imagen.

  Cada HMORS estaba compuesto de 3 oficiales y 185 soldados, entre mecanicos, conductores, etc., y se dividía en dos ramas principales; la rama encargada de las reparaciones y la rama de aprovisionamiento. Cada HMORS estaba dotado de dos camiones compresores, dos camiones  para el transporte de herramientas, dos camiones para reparación de vehículos, 2 camiones oficina, dos camiones de municion, 2 camiones de combustible y 12 camiones para transporte de repuestos.

  Ademas, la unidad contaba con 9 motocicletas para misiones de escolta y comunicaciones y 2 autoametralladores para su protección. Dada la envergadura de las tareas  a realizar, se decidió que cada camión transportaría un remolque diseñado por el departamento de ingenieria, cada uno de ellos diseñado para un motivo especifico con una gran variedad de herramientas y de equipamiento.

  Los chasis de cada remolque fueron construidos por diferentes empresas, pero debían seguir un diseño prefijado.Sechler & Co., Trailmobile Company of America, Ohio Trailer Company y Grant Motor car company recibieron contratos por parte del ejército estadounidense para construir todos los remolques que el departamento fuera a utilizar.

  Con un peso de unos 7.000 kilos sin ningún tipo de equipamiento, el remolque tenía una longitud de 7 metros de largo por 2 de ancho, aprox.Los laterales del remolque estaban fabricados de acero, y cuando se desplegaban para aumentar la superficie de trabajo se sujetaba al suelo por medio de barras de hierro.

  Cada grupo HMORS disponía de 13 remolques, de los que tres estaban dotados de tornos, taladros de diferentes calibres y herramienta especializada.La  energía necesaria para hacer funcionar las herramientas provenía de otro remolque equipado  con dos generadores Allis Chalmers alimentados por un motor tipo Winsconsin.Otro remolque estaba destinado a  las soldaduras, disponiendo de soldador de arco y oxiacetileno, portando además una pequeña fragua.

 Parque de trabajo para camiones de reparacion de artilleria.Delante de las ruedas se pueden distinguir los cables electricos que proporcionaban la energia necesaria para el funcionamiento de la maquinaria.



  Otros 5 remolques estaban destinados para transportas piezas de repuesto, mientras otro llevaba barras de metal de diferentes grosores, con una sierra eléctrica para cortarlas según las necesidades. El remolque numero 12 transportaba el equipaje pesado de todo el grupo HMORS, como las tiendas de campaña, las cocinas y cajas de raciones, etc.

 Remolque para el transporte de piezas de repuesto.

  El último remolque del grupo HMORS era una grúa que podía levantar hasta 4 toneladas, y servía básicamente para extraer con seguridad el cuerpo del cañón de la cureña y las ruedas de transporte. La estructura base de la grúa pesaba 10 toneladas, y disponía de estabilizadores para evitar el vuelco.


  Tras los primeros días de trabajo sobre los campos de batalla, representantes de los demás ejércitos aliados en el frente occidental se interesaron por los nuevos talleres móviles, aunque el final de la guerra impidió mayor difusión de este tipo de vehiculos.

  De los más de 1300 camiones de reparaciones  de artillería construidos en EEUU, alrededor de 400 legaron a Europa antes del final de la guerra, aunque parte de ellos paso a formar parte no solo de unidades especificas de talleres móviles, sino  que eran asignados directamente a batallones de artillería.

 Camiones MORS asignados a batallones de artilleria,ya con pintura de camuflaje.

  Un par de trenes cargados de estos vehículos fueron saboteados en los EEUU por simpatizantes alemanes, que vertieron arena en los cárteres y transmisiones.Otro cargamento de camiones y remolques se hundió en el mar del Norte debido al ataque de un submarino alemán, y una docena de camiones cayó en manos alemanas cuando el buque que los transportaba, el carguero Suchan, fue capturado por la marina del Káiser.

  Tras el armisticio y el final de la guerra, la gran mayoría de los camiones y remolques fueron vendidos a contratistas civiles, y la mayoría fueron empleados en los grandes proyectos de construccion de  carreteras de la época, o como quitanieves.



American military vehicles of World War I – Albert Mroz
Military machines international magazine – Noviembre 2014
Classic military vehicle magazineMayo 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario