viernes, 18 de diciembre de 2015

Colditz: OFLAG IV C. (1ª parte )






 Colditz. Aun hoy,70 años después que ocurrieran los hechos, la mención de ese nombre  nos recuerda alguna película, o serie de televisión de la BBC de los años 70,o su versión más actual del año 2005,con Damian Lewis y Tom Hardy como protagonistas,juegos para ordenador, juegos de acción o estrategia, y algún que otro juego de mesa.









 Escape from Colditz - 1991

                                                Prisoner of war  - 2002

                                                           Commandos II


  Situado en la ribera oriental del rio Mulde, un afluente del Elba, entre Leipzig y Dresden, el castillo de Colditz había formado parte  de la historia germana desde 1014, y desde allí habían reinado varios reyes de Sajonia. Durante los siguientes siglos, el castillo había sido protagonista de varios asedios y golpes de mano,habia sido utilizado como prisión y más tarde, a mediados del siglo XIX había sido utilizado primero como hospital para ricos y poderosos nobles y más tarde como sanatorio para enfermos mentales incurables.


  En plena primera guerra mundial, las instalaciones  sirvieron como sanatorio para pacientes de tuberculosis, con un índice de mortalidad sumamente alto, debido principalmente  a la malnutrición y las pésimas condiciones sanitarias.


  Ya en 1933,Hiler y los altos cargos del NSDAP habían decidió darle "utilidad "al castillo de una forma u otra, primero como una prision para presos “especiales” del campo de concentración de Buchenwald y más tarde como campo de entrenamiento para las juventudes hitlerianas.


  Con el comienzo de la segunda guerra mundial, el castillo paso a servir como campo de transito  para oficiales polacos prisioneros de guerra, y tras la invasión de Francia los polacos fueron sustituidos por oficiales belgas,holandeses y franceses. Aunque más tarde oficiales polacos de alta graduación volvieron a ocupar Colditz.


  Los campos Stammlager (stalag ) para prisioneros de guerra ,tropa y suboficiales, y los Offizierslager  (oflag ) para oficiales prisioneros de guerra ,habían sido creados por  el OKW (Oberkommando  der  Wehrmatch ).Cada cuerpo de ejercito  del ejército alemán era responsable de los campos de prisioneros  situados en su area.Colditz estaba incluido en el área del 4º cuerpo de ejercito,con su cuartel general en Dresde.

 Distritos militares de la Gran Alemania en 1940 (incluyendo la ocupada Polonia ).


  Pero el castillo de Colditz tenía una denominación especial, sonderlager (campo especial) destinado para mantener a buen recaudo a aquellos oficiales que habían mostrado una especial capacidad para la fuga.


  Colditz, un castillo de construcción medieval, parecía ser la respuesta a esos oficiales aliados ansiosos por fugarse.Altos muros rodeados de precipicios o escarpadas terrazas, el castillo parecía impenetrable visto desde fuera. Pero las autoridades alemanas y los guardias del castillo no parecían darse cuenta que los castillos medievales se habian construido con la intención de ser capaz de repeler a los que querían entrar, y no necesariamente estaban preparados para detener a quien quería salir.

  Y en vez de adoptar la politica de dispersión de los presos más expertos en fugas, las autoridades alemanas decidieron colocarlos a todos en el mismo sitio, una decisión que con el paso del tiempo se demostró poco afortunada.


  Según el libro de Reinhold Eggers, el oficial encargado de la seguridad del castillo de Colditz, 19 prisioneros lograron escapar del Oflag IV C, la denominación que los alemanes daban a las instalaciones de Colditz.


  Eggers afirma que las instalaciones de Colditz cumplían escrupulosamente con el artículo 48 de la convención de Ginebra sobre el trato a los prisioneros de guerra. Y realmente se cumplia, aparte de la constante llamada a pasar lista y el poco espacio disponible para estirar las piernas, apenas un patio interior de apenas 1000 metros cuadrados común a todos los prisioneros ,y un pequeño parque situado fuera del castillo que solo podía ser visitado durante muy cortos periodos  de tiempo por prisioneros con grandes influencias y siempre bajo una muy estricta vigilancia.


  Los edificios de la administración alemana del castillo se encontraban en la zona este del complejo, alrededor de un patio construido en el siglo XVIII, y comprendían la comandancia, las habitaciones de la guardia, almacenes,etc.Solo había dos caminos para entrar en la zona alemana, por la puerta principal o por un pequeño portón que daba acceso al parque.


  Y solo había un acceso para entrar en la zona de prisioneros, una puerta con el cuerpo de guardia justo al lado. Ambos patios estaban unidos por un camino llamado el camino del Arco.

 El cuerpo de guardia visto desde el camino del arco.A la derecha,la puerta de entrada al patio de los prisioneros.


  En ambos bloques, los edificios tenían tres plantas habitables y un ático de dos plantas.Todo el complejo estaba rodeado de terrazas, en el oeste descendían en dirección al pueblo de Colditz y en los lados norte y este descendían en dirección al parque.


  La primera planta de los edificios destinados a los prisioneros estaban ocupadas por distintos servicios: cocina, baños y duchas, una capilla, una cantina, un destista, enfermería, etc.


  Pero la administración alemana cometió un enorme error. Colocó a los prisioneros mas expertos en fugas en el tercer piso, con las ventanas de sus habitaciones sobre el patio del sector alemán, uniendo así (involuntariamente) ambos sectores.


Un error que los prisioneros supieron aprovechar más adelante. 


  Los primeros prisioneros británicos llegaron  a Colditz el 4 de noviembre de 1940, y eran oficiales canadienses de la RAF que habían sido derribados sobre Alemania en abril del mismo año. Los tres canadienses ya habían logrado huir del anterior campo de prisioneros en el que se encontraban, habiendo sido capturados de nuevo en agosto.

 Llegada de un contingente de prisioneros belgas a la estacion de ferrocarril de Colditz.Tercero por la derecha,el primer comandante del campo,Lagerkommandant  Oberst Max Schmidt


  A ellos se les unieron el 7 de noviembre 7 oficiales del ejercito británico que habían sido recapturados tras escapar de un stalag de las cercanías de Múnich.


  Según Eggers, la primera Navidad en Colditz transcurrió en una aparente calma y armonía. Vino y cerveza para los prisioneros (racionado convenientemente, una botella de vino para cada tres prisioneros), paquetes de la Cruz Roja, y los oficiales polacos que organizaron un teatro de marionetas en el que ofrecieron “Blancanieves y los siete enanitos" en ingles, con acompañamiento musical y un traductor para los oficiales franceses.


  Pero al mismo tiempo, los ingleses ya habían comenzado a cavar su primer túnel desde el suelo de la cantina. Pero los alemanes no se preocuparon en demasía y los dejaron continuar, ya que quizás debido a la ingesta excesiva del alcohol que habían encontrado en la cantina, los ingleses estaban cavando el túnel hacia el interior del castillo.

  Representación del interior del cuerpo de guardia. A la izquierda, bajo el teléfono, se pueden ver los discos de latón que se les daba a cualquier trabajador civil o centinela alemán que accediese a la zona de prisioneros. El numero asignado a cada disco de latón se apuntaba en un libro de registro para llevar el control.Desconocedores de este sistema de control, en julio de 1941 dos prisioneros intentaron escapar disfrazados como pintores. Pero al no poder mostrar a la salida el disco de laton, fueron capturados.


  Días después, dos oficiales holandeses fabricaron dos discos de latón  a partir de una lata de tabaco proporcionada por la cruz roja en uno de sus paquetes. Disfrazados como trabajadores, fueron capturados en el primer puesto de control, ya que los numeros que habían pintado en los discos se correspondían con  los discos que aun se encontraba   en el cuerpo de guardia.


  Solo entonces se dieron cuenta los prisioneros de la importancia de poseer uno de los disco de latón originales.


(Continuara…)

2 comentarios:

  1. Un gran artículo. Me gustaría hacer una pequeña precisión, y es que según Patrick R. Reid en su libro "La historia de Colditz", publicado por ediciones Versal, describe el patio interior del Castillo de Colditz, como " Un espacio empedrado de unos 30 por 40 metros rodeado en sus cuatro lados por edificios cuyos tejados debían encontrarse a una altura de 30 metros del adoquinado..." Creo que el dato que pones de 50 metros cuadrados es una errata.

    Saludos

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Cierto,cometi un error al pasar de yardas cuadradas a metros cuadrados.

    Gracias por avisar.

    ResponderEliminar