jueves, 31 de marzo de 2016

1942: Fortalezas navales (1ª parte): Fortalezas de la Armada Britanica.



  


  Aunque a finales del verano de 1941 la amenaza de una invasión alemana sobre las islas Britanicas  (la operación León Marino) habia casi desaparecido, la necesidad por mas y mejores defensas contra ataques aéreos y navales se hizo cada vez más necesaria.


  La defensa contra los constantes bombardeos de la Luftwaffe había mejorado mucho desde los principios de la guerra, pero los alemanes continuaban aprovechando las carencias de la defensa aérea en las costas del sur de Gran Bretaña, sobre todo en el estuario del rio Tamesis.


  Lanchas armadas con artillería antiaérea patrullaban constantemente por la zona , pero a principios de 1941 se decidió reemplazar las lanchas con unas defensas fijas y permanentes, las fortalezas navales.


  La idea de la construccion de tales fortalezas había sido sugerida al almirantazgo británico por el ingeniero G.A. Maunsell, a principios de la guerra.Pero, debido al alto coste económico de la operación  y a la preferencia por la construcción de defensas en tierra firme no se comenzó a plantear su construcción hasta 1942.


  El método de Munsell consistía en transportar toda la estructura ya construida hasta el sitio indicado en el mar.Despues,abriendo unas válvulas colocadas a tal fin, se llenarían de agua los pontones huecos colocados en la base de la estructura, consiguiendo así colocarla sobre el lecho del mar.


  La idea de construir fortificaciones en mar abierto no era una idea nueva, ya el primer ministro Churchill  había propuesto  en 1917, cuando era lord del almirantazgo, una estructura similar, aunque usando métodos tradicionales de construcción de la estructura.


  La idea de Churchill tampoco era original, se basaba en los estudios del ingeniero naval francés J.L. Lambot, que en 1855 había presentado en la exposición universal de París un bote construido íntegramente de hormigón armado.Y en la primera guerra mundial, Gran Bretaña y Estados Unidos habían experimentado con la construcción  de buques de mayor tamaño a base de hormigón armado, para superar el problema de la escasez de acero.

 El bote de Lambot.
   Los objetivos militares que las fortalezas navales debían abordar eran:


1 – tratar de dispersar en lo posible las formaciones de aviones enemigos en su aproximación a Londres  desde el mar.


2 – Prevenir y evitar la colocación de minas por aviones enemigos en las cercanías del estuario del Tamesis.


3  -prevenir y evitar que las lanchas rápidas llevaran a  cabo ataques sobre puertos y objetivos en la costa.


4 – utilizar el radar para obtener una alerta temprana de la llegada de fuerzas hostiles aéreas o navales, usando comunicación directa con la costa por medio del teléfono o la radio.


  El diseño de la fortaleza naval era bastante sencillo. Dos torres circulares de hormigón de poco mas de 7 metros de diámetro colocadas sobre unos pontones huecos de hormigón, que portaban una estructura de acero en la que se encontraban dos torretas para la artillería antiaérea y una torre de control en el centro de la estructura.

 Seccion.


  Cada torre estaba compuesta de siete plantas, y al menos dos de ellas permanecían siempre sumergidas, una llena de combustible y la otra llena de agua potable. El siguiente nivel contenía provisiones, municiones y un almacén .Las cuatro plantas superiores de cada torre estaban dispuestas para la tripulación y los encargados de manejar la artillería antiaérea, una sección del comando central de la defensa antiaérea de la Armada britanica.

 Plano.

  Cada planta para la tripulación contaba con una escalera de acceso lateral, un polipasto para subir las munición hasta la torreta de los cañones antiaéreos, dos literas, mesas, sillas y pequeños armarios para uso personal de 12 hombres, aproximadamente 3 metros cuadrados por hombre. Para hacer más habitable el poco espacio disponible, el suelo se cubría con linóleo y las paredes con lamina de madera pintada.


  En el último nivel superior de las torres se encontraban dos potentes generadores de 30 kv por torre, una completa centralita telefónica y bancos de trabajo con las herramientas necesarias para reparaciones de urgencia.


  La estructura superior de acero se dividía en tres niveles: En el nivel inferior se encontraban dos cañones antiaéreos Bofors de 40 mm, uno a cada extremo, y en el centro del nivel  se encontraban los cuartos para los oficiales,las duchas y los baños. En el nivel superior se encontraban los controles de ventilación, temperatura y condensación que controlaban los niveles en las torres.


  El nivel superior disponía de la sala de control general, muy similar al puente de mando de un barco, con el equipo de radar, dos ametralladoras Lewis, y la antena del radar sobre el techo.


  Para tratar de reducir al máximo el coste de construccion,la prefabricación de los diversos elementos que componían las fortalezas navales se convirtió en crucial, y se baso en la construcción de las diversas partes por distintas empresas, que una vez terminada cada parte se enviaban al puerto de Liverpool para su ensamblaje.

                       Localizacion de las fortalezas navales en el estuario del rio Tamesis.

  Una vez ensamblado el conjunto, con un peso de unos 4.700 kilogramos, tres remolcadores se encargaban de llevar la estructura al lugar deseado,con un lecho marino absolutamente plano y de una profundidad no superior a los 13 metros. En poco mas de 15 minutos con las válvulas de llenado abiertas,la fortaleza estaba instalada.Y la ultima operacion consistía en conectar la estructura con tierra firme con un cable telefónico submarino.


  Se construyeron un total de 4 estructuras,y una de ellas,la Torre de Rough,colocada a 10 kilometros de la costa de Essex  (fuera del limite territorial de 5 kilometros ) es famosa por albergar el principado de Sealand.


  Quien quiera ( y tenga el dinero suficiente ) puede convertirse en noble del principado de Sealand:



 Principado de Sealand.


No hay comentarios:

Publicar un comentario