jueves, 16 de marzo de 2017

1917 : Maria Bochkareva y el batallon femenino de la muerte (1ª parte )

Maria Bochkareva a principios de 1918.


  Según dice el refrán ruso, la pobreza y la adversidad son las características que forjan el carácter ruso. María Bochkareva habia tenido  de ambas de sobra.


  María Leontievna Bochkareva había nacido el 4 de marzo de 1898 en  Novgorod, a orillas del lago Ilmen, tercera hija de un anciano campesino, Leonti Frolkov.


  A poco del nacimiento de Maria,la familia se trasladó a Tomsk, a unas habitaciones situadas en un sotano.La extremada pobreza de la familia obligo a Maria  a trabajar desde muy corta edad, apenas una niña de 9 o 10 años, y continuó trabajando hasta su matrimonio, a la edad de 15 años ,con Afansi Bockcharev , a quien la misma Maria describe en su autobiografía como extremadamente falto de inteligencia.


  Ambos trabajaban  descargando mercancías  de los paquebotes que transitaban por el rio Tom.Con el paso del tiempo, María fue nombrada capataz al cargo de 25 hombres, incluido su propio marido, que resentido por tener que obedecer a su mujer en el trabajo se dedicaba a golpearla brutalmente cuando estaban en el hogar conyugal.


  Un dia, Maria se hartó de la violencia ejercida sobre ella por su marido ,y tras amenazarle con un hacha, pudo huir hasta la policia, que le autorizó a abandonar al agresor.


  María así lo hizo, pero a causa  de ello perdió su trabajo, ya que los hombres a su cargo no la respetaban.Desesperada, María se dirigió entonces hacia Siberia, y estaba a punto de suicidarse cuando fue disuadida por Jakob Buk,que se convertiría en su segundo marido.Pero Jakob tenía mucha cuentas pendientes con la justicia,habia estado en la cárcel años atrás por robo,asalto y bandidaje, y la policía siempre sospechaba de sus actividades.


  Un dia, un político fugitivo pasó por la ciudad, y Jakob fue acusado de haberle prestado ayuda. Fue arrestado y juzgado y enviado al exilio a Yakutsk, en el limite de Siberia con el circulo Polar Artico.Maria partió con el, pero Jakob cayó con facilidad en el alcoholismo y el juego, y poco después comenzó a golpear a su esposa.


  De nuevo Maria acudio a la policia, y el gobernador provincial  la autorizo de nuevo a abandonar a su segundo marido.Volvio a Tomsk en agosto de 1914, y en el camino se entero que Rusia había declarado la guerra a Alemania y al imperio Austro-Húngaro.



  María decidió entonces intentar alistarse en el ejercito ruso, en un batallon de  reserva de la ciudad, pero el comandante de la unidad informó que era ilegal que las mujeres combatieran en el frente, pero que era libre de unirse  a la cruz roja o cualquier unidad auxiliar de no-combatientes.

  Pero María quería combatir por su patria en el frente, y el comandante sugirió que la única posibilidad de que una mujer fuera aceptada en el ejercito era apelar directamente al zar, la máxima autoridad de las fuerzas armadas rusas.

  El comandante ayudo a María a rellenar el telegrama (ya que era analfabeta) y lo envió directamente al zar. Pasado unos días, llegó al respuesta ; se aceptaba la petición de Maria, que inmediatamente comenzó a recibir el entrenamiento básico de infantería en los cuarteles de la compañía del 25º batallon de  reserva de Tomsk ,integrado en el V cuerpo de ejército siberiano.

  La anterior experiencia de Maria al mando  de hombres le sirvió para integrarse rápidamente en su unidad.  Se ganó el respeto de los hombres de su compañian,ya que era una excelente tiradora y nunca eludia sus deberes militares, y sus camaradas comenzaron a  denominarla con el apodo de "Yashka".

  A principios de 1915 ,el V cuerpo siberiano fue enviado por tren hasta la llanura polaca, deonde quedo agregado al 2º ejercito .Algunos oficiales intentaron evitar que Maria marchara a las trincheras con sus compañeros, pero el comandante de su regimiento no tuvo ningún reparo para enviarla a participar en su primer asalto a las trincheras alemanas.


  Siguiendo al tradicional bombardeo artillero de preparación del atáque,los 250  integrantes de la compañía avanzaron sobre las trincheras enemigas, solo para encontrarse con el también tradicional tableteo de las ametralladoras alemanas. Atrapados entre las alambradas que protegían las trincheras alemanas y una nueva oleada de infantes rusos avanzando,180 de los integrantes de la compañía murieron o fueron gravemente heridos.Cuando retrocedieron a las trincheras rusas, solo quedaban 48 soldados rusos ilesos. María, Yashka, pasó las 2 siguientes noches saliendo de la trinchera en completo silencio para ir a recoger heridos a la tierra de nadie. En dos noches, consiguió recuperar a más de 50 hombres.

  Al día siguiente, se ordenó a los restos de a la compañía volver a atacar las trincheras alemanas. Esta vez, María fue herida de bala en la pierna derecha, y permaneció durante 14 horas en tierra de nadie hasta que fue rescatada pro sus camaradas.

  Tras recuperarse en un hospital militar de Kiev, María volvió al frente en agosto de 1915.Pocos días despues, sufria una herida en la mano derecha por la bala de un frnacotirador.Por estas y otras acciones en el campo de batalla fue recomendada para obtener el cuarto grado de la Orden de San Jorge.

  En octubre de1915,el 28º regimiento de Polotsk al que pertenecía Yashka,fue enviado a ocupar las posiciones rusas entre el lago Naroch y la localidad de Baranovichi.El primer día en las tricheras,Yashka se presentó voluntaria para participar en una incursión tras las líneas enemigas junto a otros 30 soldados.

 Batalla del lago Naroch.

  Tras superar las lineas enemigas perdieron el rumbo, fueron detectados y rodeados por tropas alemanas. Tras perder la mitad  de sus miembros, la patrulla pudo romper el cerco gracias a una carga  a la bayoneta liderada por Yashka.Solo 10 supervivientes pudieron volver a las trincheras rusas.

  En marzo de 1916, un proyectil de  artillería  alemana impactó de lleno en la trinchera que ocupaba su pelotón, todos sus compañeros murieron o fueron heridos de gravedad, mientras ella recibía una nueva herida en la pierna derecha.

  Tras pasar tres meses en el hospital, a  mediados de junio de 1916 Yashka volvió a las trincheras, justo para participar en la gran ofensiva de primavera organizada por el general Brusilov,una ofensiva que se iba a desarrollar a lo largo de un inmenso frente de más de 350 kilómetros de longitud.

Ofensiva Brusilov.

  Tras dos intensísimos bombardeos sobre las posiciones alemanas los días 4 y 5 de junio, a las 3 de la mañana del día 6 comenzaba el ataque, y en solo 48 horas los rusos alcanzaban su primer objetivo, la localidad de Lutsk, que se rindió junto con sus 40.000 defensores.

  En la primera semana de la ofensiva Brusilov,los rusos habían avanzado 40 kilómetros y capturado mas de 200.000 prisioneros,obligando a  la retirada al 4º y 7º ejercito austro-hungaro en ambos flancos de la linea,obligando a  retirarse tambien al poderoso ejercito alemán del sur para no ser rodeado.


  Mientras trataba de repeler un contraataque alemán cerca de Lutsk el 20 de junio, Yashka fue herida de nuevo.Debido a la gravedad de sus heridas  (esquirlas de metralla muy cercanas a la espina dorsal) fue evacuada a Moscu, pero los medicos decidieron no arriesgar la vida  de la paciente y optaron por no operar, dejando a Yashka con fuertes dolores para el resto de su vida.

  Tras una dura recuperación parcial,Yashka volvió a las trincheras en enero de 1917,llevando en su camisola la cruz de oro  de San Jorge y el rango de sargento del ejercito ruso.

  Pero apenas pudo disfrutar un mes de su nuevo estatus, ya que la revolucion de  febrero, en principio la caída del gobierno despótico de los zares, se convirtió muy pronto en una señal para la apatia del ejercito y la ruptura total de la disciplina y la obediencia a casi todos los mandos  del ejercito ruso.

 Patrulla gubernamental durante la revolucion de febrero de 1917.

  Durante los diversos mítines que se produjeron en las trincheras, María declaró que la guerra debía continuar hasta que toda Rusia quedara libre de los invasores. El presidente de la Duma (el parlamento ruso) Mijail Rodzyanko, asistió a uno de esos mítines en primera linea, y convenció a María para que lo acompañara a Petrogrado  a dialogar con el nuevo ministro de la guerra, Alexander Kerensky.

  Durante el largo viaje, María comenzó a idear la creación de  un batallon femenino que pudiera animar a los hombres a continuar la lucha.

  Al escuchar la idea de Maria, Kerensky la aprobó con entusiamo, ascendió a María a teniente y le encargo al creación del nuevo batallón,el batallon femenino de la muerte.


El estandarte del Batallon Femenino de la Muerte.

(Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada