jueves, 9 de marzo de 2017

844 - 859 : Vikingos ; Hispania (2ª parte )


Viene de aquí:


  El 1 de octubre del año 844, la flota vikinga zarpaba de isla Menor y se dirigía directamente sobre Sevilla, unos 25 kilómetros rio arriba.


  Según la mitología tradicional, el propio Hércules había fundado la ciudad, que bajo control romano se había convertido en una ciudad portuaria de gran importancia, dedicada a la exportación de vino, trigo y aceite de oliva.


  Bajo el control musulman, Sevilla había continuado su crecimiento, y en el siglo IX era la ciudad más importante del emirato de Córdoba.


  Los vikingos ya habían “visitado “anteriormente grandes ciudades en sus incursiones por Francia, pero eran ciudades claramente en declive, restos de grandes ciudades durante la época romana que habían decaído al ritmo que lo había hecho el imperio romano, y no eran más que sombras de lo que habían sido apenas 3 siglos atrás.


  Pero Sevilla era otra cosa, una ciudad romana que había continuado creciendo gracias a verse incluida en la enorme comunidad económica y comercial que era el imperio islamico, con poder absoluto de los territorios entre Persia y el mar Atlántico.

  Quizá fuera esa seguridad de pertenecer a tan enorme y poderoso imperio lo que hizo que el gobernador de Sevilla no tomara ningún tipo de  medida defensiva extraordinaria para proteger la ciudad, aparte de la de huir en cuanto los vikingos comenzaron a  desembarcar, dejando a los habitantes de Sevilla prácticamente indefensos.


  Cuando los vigías avisaron que los vikingos desembarcaban en la ribera del Guadalquivir, un grupo de animosos ciudadanos abandonó la relativa seguridad que ofrecían las modestas murallas de la ciudad para salir al encuentro de los invasores.

  El encuentro duró apenas unos  minutos, los ciudadanos de Sevilla no pudieron resistir la  extrema violencia del ataque de los vikingos y huyeron . Los vigías pudieron  avisar a la población de la ciudad de lo que estaba ocurriendo, y buena parte de ellos pudieron escapar a las montañas.


  Los vikingos aprovecharon el caos que su llegada había producido y tomaron la ciudad al asalto, dando comienzo a una semana de saqueos, violaciones y asesinatos.


  Tras arrasar Sevilla, los vikingos volvieron a isla Menor, desde donde comenzaron a enviar partidas de exploración en todas direcciones, aunque con preferencia por el camino  hacia Córdoba.


  Unos cuantos días después, otra partida volvió a Sevilla, esperando que los ciudadanos sevillanos hubieran vuelto a su hogar. Pero muy pocos habían vuelto, y al percibir la llegada de los vikingos, se refugiaron en una mezquita. Los vikingos tenían el mismo “respeto” por los musulmanes que por los cristianos, así que irrumpieron en la mezquita y asesinaron a todos los presentes.


  Pero mientras los vikingos se dedicaban a saquear de nuevo Sevilla, tropas moras comenzaban a concentrarse en las colinas cercanas a la ciudad, mientras patrullas de su  caballería ligera,perfectos conocedores del terreno, atacaban a los forrajeadores vikingos.

Caballeria ligera andalusi siglos VIII-IX.
   El 9 de noviembre, los moros usaron la táctica de la retirada fingida, atrayendo a un fuerte contingente de vikingos a una emboscada en las cercanías de Tablada. Más de 1.000 vikingos murieron allí,incluido su líder, y 40 barcos fueron capturados.


  Los moros colgaron los cadáveres de los arboles, quemaron los barcos y decapitaron a  los prisioneros. El emir Abderramán II  envió 200 cabezas vikingas  a sus amigos en Asilah  (capital del califato Idrisida,actual Marruecos,aprox. ) ,anunciando así su victoria. Los vikingos que quedaban quedaron bloqueados en isla Menor, y estaban hambrientos ya que no podían conseguir apenas provisiones. Pero aun tenían algunos rehenes, y los usaron para negociar una salida con los moros.


  Los moros permitieron a los vikingos  retirarse tras liberar  a los rehenes, además de proporcionarles alimentos ,pero tuvieron que dejar alli todo lo que habian saqueado en su fracasada expedicion.


  De la poderosa flota que había saqueado las costas de la península ibérica unos años antes, apenas quedaba una cuarta parte cuando regresaron a sus bases en el rio Loira.


  Tras la marcha de los invasores, el emir Abderraman ordenó la construcción de una muralla más poderosa para Sevilla, además de ordenar la construccion de  una nueva armería. Ordenó  también la construccion de  una nueva flota, con unas galeras muy similares  a los dromones bizantinos, largos, ligeros y muy manejables gracias al uso de dos velas latinas, para enfrentarse con garantías de éxito   a los navíos vikingos, que con su única vela cuadrada tenían peor navegabilidad.


  Los nuevos navíos del emirato iban a llevar entre 50 y 100 remeros y una decena de soldados cada uno, además de alguna catapulta de pequeño tamaño para  lanzar proyectiles incendiarios a base de nafta. Estos navíos iban a dar a los moros una decisiva ventaja en las siguientes incursiones vikingas.


  La más grande expedición vikinga sobre tierras de la península ibérica iba a estar liderada por dos  de los más famosos lideres vikingos de la historia, Hastein y Bjorn Ragnarsson “piel de hierro “, uno de los numerosos hijos del legendario héroe Ragnar Lothbrook. Según cuenta la leyenda, la madre deBjorn, una bruja  de origen noble llamada Auslug,le había concedido a Bjorn  invulnerabilidad a cualquier herida, ganándose así el apelativo piel de hierro.


  Bjorn y Hastein habían zarpado de su base en el rio Loira en el año 859 con una flota de 62 navios, con la intención de saquear la costa cantábrica y gallega. Pero encontraron una fuerte resistencia, y decidieron cambiar  de objetivo y saquear la costa oeste del emirato de Córdoba.


  Pero los moros de Al-Ándalus habían aprendido  de sus anteriores errores, y esta vez estaban preparados. Tras una escaramuza inicial entre navíos de ambas flotas, los moros capturaron dos buques vikingos repletos de tesoros, provisiones y prisioneros.Cuando la flota vikinga intento atracar en las cercanías de Niebla, en la provincia de Huelva, fueron rechazados con grandes perdidas.La flota vikinga puso entonces rumbo hacia Sevilla, con la intención de saquearla de nuevo, pero se encontraron con la flamante nueva flota de Abderramán.

 Patio de armas del castillo de Niebla.
 

  Los vikingos no tenían defensa para  la nafta de los proyectiles incendiarios, y tras un corto combate se retiraron dejando atrás una decena de navíos en llamas.Finalmente, encontraron un lugar que desconocía su llegada y no estaba preparada para resisitir; era la localidad de Algeciras, a pocos kilómetros de Gibraltar, que fue saqueada por completo.

  Bjorn y Hastein decidieron entonces llevar su flota más allá del estrecho de  Gibraltar, al mar Mediterraneo, donde nunca antes ningún vikingo había estado.


  Los vikingos desembarcaron por primera vez en África en Nakur, a 150 kilómetros al oeste de la actual ciudad de Melilla. Saquearon la ciudad durante una semana, prácticamente sin oposicion, y capturaron el harem del gobernante local. Los vikingos también capturaron algunos africanos de color, algo que tampoco antes habían visto.
 
  Los describieron como Blamenn , "hombres azules" ,que habían llegado al norte de África para trabajar como esclavos, arrancados del centro de África por traficantes de esclavos árabes.Los vikingos tenían tanta curiosidad por ellos que se llevaron algunos, que fueron vendidos como esclavos en las posesiones vikingas de Irlanda.

(Continuara…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada