viernes, 26 de diciembre de 2014

1863 : Gangs of New York (4ª parte )



Viene de aquí :

 Reclutas del ejercito de la Union,en New York.


  El año 1863, segundo año de la guerra civil americana, el norte tenía pocas cosas que celebrar.


  Las tropas confederadas bajo mando del general Robert E. Lee habían comenzado su ofensiva hacia el norte a principios de junio,y el gobierno federal ( Unionista ) de Washington había llamado a las armas a 120.000 hombres de New york,Pennsylvania,Maryland y Virginia ,para prestar servicio de emergencia hasta que la ley de reclutamiento pudiera activarse.


  La ley de reclutamiento es el nombre que se dio a la ley que permitía el reclutamiento militar para ser utilizado a escala federal, en todo el territorio de la entonces llamada Unión,los estados del norte. El presidente Lincoln había validado la ley el 3 de marzo de 1863.


  Dicha ley ordenaba la inscripción de todos los ciudadanos varones de los estados de la unión con edades comprendidas entre los 20 y los 45 años.


  A cada distrito de cada estado se le asignaba por parte de agentes federales un número de nuevos soldados que debían ser  alistados obligatoriamente Una vez establecido dicho numero, la tarea de completar el cupo asignado, ya sea con voluntarios o con conscriptos correspondía a cada estado.


  Cada estado prefería alistar primero voluntarios, y trataban de completar el cupo asignado pagando ciertas cantidades de  dinero (en principio, 100 dolares, una fortuna de la época para las clases más bajas).El problema era que, cuando un distrito no alcanzaba el cupo estipulado, ofrecía más dinero .Y comenzó una especie de subasta, en la que cada distrito intentaba a toda costa llegar al cupo establecido.


  El distrito de Meiddltown (Rhode island) comenzó por ofrecer 125 dólares para cumplir con su cupo de 10 soldados. Pero solo consiguio 3 voluntarios. El alcalde de la población se evio obligado a aumentar la gratificación hasta los 500 dólares.


  En Barrington (Portsmouth) se llegaron a ofrecer 200 doleres, además de un fondo de 1000 dólares a entregar a cada viuda de cada voluntario que falleciera en combate.4 ciudadanos de la localidad decidieron aceptar la oferta.


  En Bristol se ofrecían 250 dólares y la promesa de que a la vuelta de la guerra cada voluntario recuperaría su empleo.Comenzaron a surgir todo tipo de añagazas y corruptelas. Padres de familia que inscribían como voluntarios a varios de sus hijos sin su conocimiento, voluntarios que se dedicaban a alistarse en un distrito, se guardaban el dinero y se dirigían a otro distrito, donde volvían a alistarse, repitiendo el proceso las veces que podían.


  En algún caso, y para completar el cupo del distrito y que no hubiera ningún sorteo que pudiese afectar a alguno de sus hijos, algunos ricos granjeros despedían a sus  trabajadores en masa, para que tuvieses que alistarse y ganar algún dinero para sus familias.


  Por estas razones, mayormente de índole económica, la necesidad de reclutar soldados a la fuerza esa bastante escasa, ya que casi siempre había voluntarios para cubrir las bajas y formar nuevas unidades.


  Pero el reclutamiento forzoso tuvo un impacto mucho mayor en el aspecto social. Debido a la ley de reclutamiento forzoso y sus efectos, salieron a la luz las tremendas divisiones raciales y de clase que había en una ciudad como New York. La ciudad contenía un gran grupo de ciudadanos que simpatizaban con el sur, con los confederados partidarios de la esclavitud.


  Estos ciudadanos, prácticamente todos, eran de las clases mas bajas. Se dedicaban a los peores trabajos y recibían a  cambio los sueldos más bajos. Pensaban que, si el norte, la unión, ganaba la guerra, los esclavos serian liberados, y acudirían en masa en busca de trabajo remunerado.


  Con total seguridad, y dada su baja cualificación profesional, los esclavos recién liberados sin duda coparían los peores trabajos, con un sueldo seguramente aun más bajo que los trabajadores locales.


  En definitiva, la ley de reclutamiento  de la unión de 1863 iba a obligar a las clases más bajas a alistarse en un ejército que iba a combatir por una causa en la que no creían (la liberación de los esclavos).

  No obstante, a principios de la guerra se habían formado una gran cantidad de brigadas y regimientos compuestos exclusivamente por irlandeses católicos, como la brigada irlandesa del general Thomas Francis Meagher,un nacionalista irlandés que había sido exiliado a Tasmania por los británicos y había huido a USA tras tres años de  internamiento .

 Thomas Francis Meagher en 1861,capitan del regimiento de zuavos irlandeses de New York.
 

  La brigada irlandesa de Meagher combatió con cierto éxito hasta la batalla de Antietam, en septiembre de 1862, cuando se vio atrapada por fuego cruzado de artillería y infantería confederada y tuvo un 60% de bajas, especialmente entre los regimientos originarios de New York.

 Batalla de Antietam.


  El general McClellan, comandante en jefe del ejercito unionista del Potomac, en donde estaba incluida la brigada irlandesa, afirmo que la “brigada irlandesa había acrecentado en la batalla su magnifica reputación”.Pero, cinco días mas tarde,el presidente Abraham Lincoln declaraba la proclamación de emancipación, en la que  anunciaba que todos los esclavos de los estados confederados de América serian liberados.

 Bandera de combate de la Brigada Irlandesa.


  La declaración del presidente Lincoln causa una tremenda controversia aun entre los estados de la Unión. Y los irlandeses estaban realmente enfadados y enfurecidos.


  El diario New York Weekly Day Book, un periódico que se oponía fuertemente  a las políticas de Lincoln, insistió en su editorial que la emancipación degradaba a los trabajadores irlandeses al nivel de los “negros”. El New York Irish American acusaba a la administración Lincoln de sufrir "negrofilia", y recordaba a los católicos irlandeses de “la malignidad innata de la declaración de emancipacion, un ataque contra la “raza“ irlandesa en su conjunto.


  Los trabajadores irlandeses de New York y los demócratas del norte demostraron su rechazo a la política del presidente republicano Lincoln en las elecciones al congreso de la Union de ese mismo año. El partido republicano perdio 35 escaños en el congreso a favor de los demócratas, que además vencieron en Indiana, Illinois, Pennsilvania y Ohio, además de colocar nuevos gobernadores en New York y New Jersey.


  Los líderes demócratas  declararon que los resultados electorales indicaban claramente que la nación había rechazado  la emancipación de los esclavos, el reclutamiento obligatorio y la equivocada estrategia militar de la unión.


  Para empeorar aun más las cosas, un nuevo desastre del ejército de la Unión en la batalla de Fredericksburg el día 13 de diciembre supuso la práctica desaparición de varios regimientos  completos de la brigada irlandesa. Según los oficiales irlandeses supervivientes, habían sido enviados adrede a una masacre, donde los muertos irlandeses eran apilados en grandes montones.

 Batalla de Fredericksburg.


  En enero, se celebro en la catedral de San Patricio un servicio funerario por el alma de los soldados irlandeses: “todo está oscuro y solitario, la pena y el dolor cuelgan como un sudario sobre todos nosotros “




No hay comentarios:

Publicar un comentario